Huellas jurásicas en museo arqueológico #cubano. (#Cuba, #EEUU, #España).

Por Adalys Pilar Mireles

Pinar del Río, Cuba, 3 ene (PL) Restos fósiles de peces pertenecientes al período jurásico integran hoy la colección del Museo Arqueológico de Viñales, localidad cubana distinguida con el título de Paisaje Cultural de la Humanidad. Los salones expositivos situados en el Campismo Internacional Dos Hermanas, atesoran además ammonites petrificados, muy abundantes en la zona, considerada una de las tierras más antiguas del mar Caribe.

Esos moluscos cefalópodos afloran aún en la base de los mogotes del valle de Viñales, y su descubrimiento varias décadas atrás sugirió la existencia allí de un horizonte jurásico.

Los ammonites habitaron en los mares desde el Devónico(hace 400 millones de años), hasta el Cretácico(65,5 millones de años) y en la actualidad resultan excelentes guías para la datación de rocas.

Junto a los fragmentos fosilizados hallados en esa demarcación, se exponen también partes del Megalocnus rodens, especie del perezoso gigante americano, que vivió en el pleistoceno, así como huesos de un saurio prehistórico, encontrados en la formación montañosa de Jagua Vieja.

Gubias de conchas marinas, piedras moledoras, majadores y otros objetos del ajuar aborigen expuestos en ese sitio, evocan el modo de vida de los hombres que poblaron el archipiélago en milenios pasados.

Los nativos de la región, considerados cazadores, pescadores y recolectores, no conocieron la agricultura ni la alfarería y su economía era fundamentalmente de apropiación.

Muy próximo al Mural de la Prehistoria, gran fresco a cielo abierto, el museo arqueológico es visitado cada día por decenas de viajeros, tanto cubanos como foráneos.

A 160 kilómetros al oeste de La Habana, el pintoresco pueblo de Viñales sobresale como uno de los símbolos turísticos de esta occidental provincia.

La localidad abriga a plantas exclusivas de ese entorno como la palma corcho o Microcycas calocoma, llamada fósil viviente por su antigüedad.

Moluscos terrestres y más de 30 especies de aves sorprenden igualmente a los caminantes entre senderos que desafían a la espesura.

Una rica fauna subterránea pervive en ese paraje, donde se localizan los mayores sistemas cavernarios de Latinoamérica y prominentes reservorios paleontológicos.

Esos yacimientos son considerados de relevancia para el estudio de los reptiles marinos de la Era Mesozoica, conocida desde el punto de vista zoológico como la estación de los dinosaurios.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s