Cuba por el respeto a la diversidad sexual

Por Joel Michel Varona

La sociedad cubana caracterizada por sumar voluntades en pos de su desarrollo, tiene ahora ante sí el reto de ampliar un dialogo necesario para modificar de manera progresiva conceptos y actitudes que garanticen el respeto a la diversidad sexual.

En mayo, la isla acogió la V Jornada Cubana contra la Homofobia, la cual estuvo sustentada por un mensaje a favor de la aceptación y el respeto a la libre y responsable orientación sexual e identidad de género.

La misma se caracterizó por un mayor nivel científico y calidad educativa, explicó en conferencia de prensa la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro Espín. Destacó el entusiasmo y seriedad demostrados en todas las provincias, donde cada día crece el número de integrantes de las redes sociales comunitarias con una preparación más elevada para desempeñar su labor de activistas.

Estamos trabajando en muchos frentes respecto al valor antropológico, pues a través de ello podemos explicar el origen de las diferentes formas de discriminación y responder a las preguntas que surgen en el campo de la sexualidad, pues las mentalidades no cambian de manera fácil, dijo.

Hay que hacer, agregó, un proceso educativo que contribuya a variar la manera de interpretar la realidad, no desde los dogmas, sino desde nuevos paradigmas liberadores y no de control social, como ocurre desde hace siglos.

A su juicio, existen misoginia y homofobia en la sociedad cubana, incluso tales actitudes están presentes en personas identificadas con el paradigma del socialismo.

De acuerdo con el Cenesex, el término de homofobia se refiere a la aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación contra las personas homosexuales.

Las actitudes homofóbicas, bifóbicas y transfóbicas se expresan en un variado y amplio espectro de prácticas, que abarcan desde silenciar cualquier mención o referencia a la persona marcada, obstaculizar su libre desarrollo, ofenderla verbalmente, y llega a la violencia física extrema.

En 1974, la Asociación Americana de Psiquiatría eliminó la homosexualidad y la bisexualidad de su Manual de clasificación de Enfermedades Mentales, y otras sociedades científicas en el mundo asumieron esta concepción.

Finalmente aprobada por la Organización Mundial de la Salud, el 17 mayo de 1990 se escogió esta fecha para conmemorar el Día Mundial contra la Homofobia.

Recientemente, la Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba -celebrada en enero último- aprobó entre sus objetivos de trabajo el rechazo a cualquier forma de discriminación por motivos de color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y otros que son contrarios a la Constitución y las leyes de la isla.

Durante la Jornada contra la Homofobia, Castro Espín resaltó esa postura, que consideró una pauta para el trabajo en materia de respeto a la diversidad sexual.

La V Jornada Cubana contra la Homofobia también incluyó un mensaje de salud dirigido a toda la población, declaró a Prensa Latina la doctora Rosaida Ochoa, directora del Centro Nacional de Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual y de VIH/Sida.

Desde el punto de vista de salud -explicó Ochoa- existen estudios que demuestran que las personas que discriminan a otras por algún tema relacionado con la salud, piensan que los demás pueden infestarse o enfermarse, pero ellos no.

Sin embargo, está demostrado que por esta forma de pensar ellas no se protegen, de ahí que en los últimos estudios, precisó, observamos el incremento de la incidencia, y la frecuencia de enfermedades en las personas que discriminan.

Esta jornada fue un llamado a la aceptación de la diversidad en todos los sentidos, sentenció la experta.

La persona que cree en la apertura tiene más probabilidades de aceptar otras diversidades, como ser hombre o mujer con cualquier comportamiento o preferencia sexual, incluso asimilar la diversidad racial, remarcó Ochoa.

Creo que es necesario que el sujeto se involucre y entienda el significado de aceptar a los demás y convivir en una sociedad donde todos tenemos un lugar, afirmó.

En el contexto de la lucha contra la homofobia es válido decir que en Cuba el VIH afecta más a los hombres, pues el 80 por ciento de los casos son del sexo masculino y el 20 por ciento del femenino.

De ahí -añadió- que la campaña la dirigimos a todos los hombres, pues en un momento dado, teniendo en cuenta las características actuales de la sociedad cubana, ellos tuvieron sexo con varias mujeres y algunas de ellas se relacionaron con varones infestados.

* Periodista de la redacción Nacional de Prensa Latina.

Publicado el 22/05/2012 en Culturales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: