Día Mundial del Medio Ambiente, mucho por hacer

Hugo Betancourt Mayoral

El 15 de diciembre de 1972, la Asamblea General de Naciones Unidas, inicia sus sesiones aquel memorable día, que es conocido como la Conferencia de Estocolmo, en Suecia, y cuyo tema central fue el Ambiente, donde estableció, en su Resolución 27, celebrar cada 5 de junio como Día Mundial del Medio Ambiente, y desde el año siguiente, es decir, desde 1973 hasta el presente, cada cinco de junio, se dedica al tema ambiental. El objetivo fundamental de esta fecha ha sido desde su instauración, sensibilizar a las personas, los gobiernos y las organizaciones e instituciones de todos los países, con la protección de la naturaleza, su preservación, así como la gestión para recuperar o revertir los daños causados por el hombre al medio ambiente, y fomentar acciones que permitan multiplicar el amor por la naturaleza, por la conservación del entorno en que vive el hombre en sus comunidades, para que se realicen encuentros ecológicos, tele conferencias, debates, siembra de plantas y árboles, recogidas de materiales desechables o de reciclaje, y se accione enérgicamente en contra de las transnacionales que talan y destruyen miles de hectáreas cada año para el comercio maderero, o la pesca y comercio indiscriminado de especies abundantes o en peligro de extinción, y se accione en contra de la polución ambiental, con los derrames de petróleo en el mar o las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Este año en Cuba celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente, con el lema central: “Energía sostenible para todos”, y no solo será este día de celebración, sino que tendremos una jornada que se extenderá hasta el próximo 22 de junio, periodo en que disímiles actividades se desarrollarán a favor del entorno en que vivimos.

Hoy el mundo aboga por un incremento de las acciones a favor de la conservación de los ecosistemas, contra la contaminación, a favor de un desarrollo sostenible, donde los países utilicen la energía renovable, los sistemas hídricos, la energía eólica, sin perjudicar la naturaleza, aplicando estrategias ecológicas para la recuperación como la irrigación de los suelos áridos, evitando la desertificación, aplicando programas de reforestación, de saneamiento y cuidado de las cuencas hidrográficas, de los litorales, protegiendo áreas boscosas, y a la flora y la fauna en peligro de extinción.

Las acciones son diversas, pero aún queda mucho por hacer, hasta que el hombre tome verdadera conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente.

En ese sentido los santacruceños estamos llamados a elevar las acciones que permitan una mejor conservación de nuestro entorno, para dar el pequeño aporte que necesita la naturaleza en su perpetuidad, en su conservación, en su salud ecológica, donde prevalezcan mayoritariamente nuestras especies autóctonas, y el litoral no corra el peligro de la erosión o los ya escasos bosques locales no sean talados indiscriminadamente.

Hoy, cinco de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, más que una fecha de celebración, es una jornada para enaltecer a la Madre Naturaleza, como dijera el presidente boliviano Evo Morales, a la Pacha Mama, a la Madre Tierra, la fuente nuestra de abrigo y de vida.

Publicado el 05/06/2012 en Ciencia, Variado y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: