Hugo Chávez: abanderado del bien

Por Hilda Pupo Salazar

Honor especial merece el pueblo venezolano por su inmensa capacidad de comprender la hazaña que junto a ti lleva a cabo. No importa que mis mensajes se acumulen, algún día quizá tengan determinado valor como testimonio de esta época singular que ambos pueblos, me atrevería a decir nuestro único pueblo, el de Bolívar y Martí, está viviendo”.

Así termina Fidel su carta de julio último al presidente Chávez. El mundo debe saber que el 7 de octubre próximo, con las elecciones presidenciales en la nación suramericana ocurrirá un hecho continental. La posibilidad que triunfe la Revolución Bolivariana significará una victoria para América.

De nuevo Hugo Chávez Frías al frente del país tiene amplias posibilidades, porque aunque la mayoría de los Medios de Difusión, en manos privadas en esa nación, defienden la oposición y dan como ganador a Henrique Capriles, es difícil que ese personaje, representante de la burguesía, obtenga la presidencia y retorne el capitalismo.
Las encuestas dan a Chávez como favorito y hemos visto lo que ocurre allí con Hugo, abanderado del bien, todo lo contrario a Capriles.

Seguirá el rumbo del socialismo del siglo XXI y un mandato a favor de las clases más desposeídas, porque lo primero que hizo el Gobierno fue institucionalizar derechos y llevar bienestar a zonas, donde solo llegaba represión y miseria.

Las misiones de Salud Pública y de Educación surcaron la geografía de esa región, porque se trataba de incorporar a todos sus habitantes, sin distingo de clases, a un proyecto inédito, hasta entonces, como símbolo de desarrollo.
Pero, el 7 de octubre, también, ganará los sueños de integración latinoamericana de Simón Bolívar, cuyos sueños fueron congelados 200 años, como dijo Fidel, y continuados por José Martí. En el orden exterior Venezuela es el principal promotor de la integración latinoamericana y encabeza la creación de mecanismos de unión entre los pueblos.

Para venezolanos y sus gobernantes actuales es prioritario el precepto de la integración latinoamericana. Porque entienden totalmente que la no unificación amplía la brecha que separa las economías de los países latinoamericanos de los programas y realizaciones de los países desarrollados e industrializados, además unión, como dijo Martí, sigue siendo contén para el imperialismo norteamericano codicioso.

Entre los mecanismos de alianza del país suramericano sobresale la Alternativa Bolivariana para América Latina (ALBA): Es una propuesta de integración que pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y persigue la liberación absoluta del comercio de bienes y servicio e inversiones en lugar de responder a los intereses del capital trasnacional, como lo hace el ALCA.

Este bloque «tiene el propósito histórico fundamental de unir las capacidades y fortalezas de los países que la integran, en la perspectiva de producir las transformaciones estructurales y el sistema de relaciones necesarias para alcanzar el desarrollo integral requerido para la continuidad de nuestra existencia como naciones soberanas y justas».

Por tanto, el 7 de octubre, como esperamos los amantes del progreso y la paz, ganará Venezuela como patria independiente, lo hará Chávez, Bolívar y Martí, el hombre que dijo: “¿Quién pretenderá divorciarnos nosotros de las Américas, ni a la América de nosotros? Ella sin nosotros, como túnica imperial sin mancha. Nosotros sin ella, como hijos sin madre”.

El mismo que reiteraba “el desdén del vecino que no la conoce es el mayor peligro de nuestra América y urge, porque el día de la visita está próximo, que la conozca para que no la desdeñe. Por ignorancia llegaría, tal vez, a poner la codicia. Por el respeto, luego que la conociese, sacaría de ella las manos”.

Sabía los riesgos de estar separados y reafirmó “Que la América ha de promover todo lo que acerque a los pueblos y abominar todo lo que la separe”.

Ese que proclamó ser hijo de América y a ella deberse y quien supo manifestarse desde la propia Venezuela a consagrarse por entero al Continente, porque allí “estaba la cuna”.

Publicado el 04/10/2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: