Miles de pobres son atendidos por médicos argentinos graduados en Cuba

Cerca de 30 mil pacientes de barrios y asentamientos pobres fueron atendidos por médicos argentinos graduados en Cuba y agrupados en el Proyecto Tatú, según informa PL desde Buenos Aires.

En estos años, Proyecto Tatú acometió 18 misiones en igual cantidad de barriadas, la mayoría de ellas tomas de tierras, donde habitan unas 115 mil personas, de las cuales 28 mil 844 recibieron sin costo atención clínica, pediátrica, obstétrica y psicológica, precisó la organización.

Al hacer su cuarto balance anual de trabajo, los egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam) de La Habana constataron además que en ese lapso entregaron gratis más de 28 mil 400 medicamentos, cerca de dos mil plantillas ortopédicas para niños y realizaron cinco cirugías de labioleporino.

En la más reciente de las tareas acometidas, la llamada Misión Vallegrande, en el barrio 14 de Febrero de la localidad bonaerense de Longchamps, han aplicado toda la experiencia adquirida a lo largo de estos años de trabajo y, más allá de las prestaciones de salud, avanzaron también en el tema cultural.

De este modo, abrieron una Escuela de Oficios en la que se imparten cursos de computación, carpintería, «bijouterie» (confección de bisutería) y fotografía, y mediante la aplicación del programa cubano Yo, sí puedo, alfabetizaron a una docena de iletrados.

También allí prevén abrir antes que concluya este año la Escuela de Promotores Solidarios de Salud «Dr. Salvador Allende» y poner en funcionamiento, con local propio, el Centro de Cuidado Integral de la Salud «Dr. Miguel Enríquez».

De esta experiencia, subraya el informe, se han nutrido también egresados de la Elam procedentes de Costa Rica, El Salvador, Brasil, Nicaragua y Uruguay, quienes formaron parte de algunas de las 18 misiones emprendidas.

Propuesta Tatú, explicó el coordinador del proyecto, Gino Straforini, surgió sustentada en la idea de la reinserción de los jóvenes argentinos que fueron a estudiar a Cuba para después reincorporarse a la salud pública en el país y sumarse al trabajo social en los sectores que más lo necesitan.

Tatú -recordó- significa «número tres» en la lengua congoleña swahili, y fue precisamente ése el nombre adoptado por el comandante Ernesto Che Guevara durante la lucha guerrillera por la independencia del Congo belga -hoy Zaire- luego del asesinato del presidente Patricio Lumumba, en 1961.

Publicado el 15/10/2012 en Ciencia, Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: