La migración cubana en la agenda política de Ileana Ros. (#Cuba #LeyMigratoria)

Isabel Rubio

El 20 de mayo de 2002 Ileana Ros- Lethinen, congresista  republicana por el distrito 18 de Miami se encontraba en el acto en donde el presidente Bush anunció sus medidas limitando  las visitas de los  cubanoamericanos a la isla a una cada tres años y reduciendo drásticamente las remesas. Los aplausos fueron significativos y simbólicos. Tanto  como el día en que  Ileana y otros de su misma afiliación guerrerista contra la Cuba Revolucionaria,   ofrecieron ante las cámaras sus plumas con punto de oro, para que el entonces presidente Clinton firmara  la ley Helms Burton.

Cuando digo  simbólicos,  hablo de la manera en que aquellas caras de felicidad expresaban su  odio por el pueblo cubano.

La sonrisa de Ileana era tan radiante como amarga mi espera en el tiempo a que transcurrieran cinco largos años para poder  acariciar a mi  hija residente en EE.UU.

No vale la pena esgrimir razones personales. Las razones de un pueblo son más poderosas.

Hoy, aprobada la nueva Ley Migratoria, Ileana, en lo que parece ser la proyección de alguien a quien le quitaron la escalera (todo los cubanos saben lo que esto significa), acusa al Gobierno Cubano y al Presidente Raúl Castro de mentir y fingir flexibilizaciones argumentando el llevado y traído tema de los profesionales, específicamente los médicos cubanos. Paradójicamente mantiene una rabiosa oposición a que cualquier persona que resida en EEUU (ya sea de origen cubano o norteamericano) pueda viajar libremente a nuestro país. Pero bueno esto sería tema para otro artículo.

De profesionales no hablemos. En los últimos años, solo en mi ámbito personal he visto viajar a decenas de universitarios y técnicos de diversa naturaleza y por diversos motivos.

En relación a los médicos, es cierto que existen limitaciones, no impedimentas, de hecho, los que quieren viajar definitivamente pueden hacerlo luego de cinco años de solicitada la salida del país. Es cierto que Cuba protege su capital humano, el que necesita para atender a su población, y prestar ayuda a todos los pueblos que también lo necesiten, incluso aquellos gobernados por gobiernos que no nos son afines.  Es uno de nuestros mayores orgullos y habla muy alto de los  valores incólumes de un pueblo que han pretendido sistemáticamente humillar.

Lo que si no es cierto, es la  defensa que hace Ileana de la llamada ¨Libertad de Viajar¨  y la supuesta defensa de los derechos que para ello tienen   los médicos cubanos. Su discurso y acciones,  solo son  parte de su agenda política  para hostigar  al gobierno de Cuba y hacerlo colapsar por diversas vías. A Ileana no le interesan los seres humanos,  le interesa  su ambición de poder  y carrera como política de extrema derecha.

La medicina y los médicos cubanos se han convertido para ella en una obsesión, solo comparable a la cruzada que desplegó para mantener al niño Elian Gonzáles retenido en EE.UU., sin mencionar las leyes de bloqueo que impiden entre muchas otras adquisiciones, la de los sueros para enfermos oncológicos. Los niños con cáncer nos duelen a nosotros, no le duelen a Ileana.

¿Cómo organiza Ileana su agenda en este tema?

Ya ha sido publicado por investigadores reconocidos, que Ileana es una de las principales defensoras y activista  del programa gubernamental ¨Cuban Medical Profesional Program¨ aprobado por el Presidente Bush el 11 de agosto del 2006, mediante el cual se pretende promover la deserción hacia los EEUU de los profesionales de la salud cubanos que colaboran en  países del tercer mundo. Alguien podría pensar que se  trata del robo de cerebros que se aplica no solo a Cuba, sino a otras muchas naciones del sur pobre. No se trata de robo de cerebros. Si la congresista Ileana y sus aliados de la ultraderecha reconocieran la innegable capacitación y calidad de los médicos cubanos,   esta “ilustre legisladora” hubiera utilizado su influencia y contactos para eliminar o al menos flexibilizar las inimaginables trabas que  profesionales de la salud cubanos deben enfrentar para validar sus títulos al arribar a EEUU. En lo personal,  conozco excelentes médicos que hoy cuidan enfermos, o simplemente se emplean como  enfermeros en centros  de atención de ancianos o  desvalidos, porque no se les permite ejercer su profesión en EEUU.

El programa tiene propósitos más oscuros. Se trata de minar la colaboración médica cubana y  dejar desprotegidos a otros países pobres del tercer mundo, tanto en América como en África,   al tiempo que desvirtuar la imagen de la Salud Pública Cubana.

Como cita el investigador Julián Méndez Méndez en artículo publicado en Cubadebate,  cables  revelados por Wikileaks confirman la veracidad de los planes del  gobierno de los EEUU contra las misiones médicas cubanas y acciones  desarrolladas,   tales como las presiones sobre el  gobierno de Calderón en México por la presencia de la operación milagro en su territorio, el esfuerzo continuado de “minar por dentro” la misión “barrio adentro” en Venezuela y hasta la recogida de supuestas y falsas historias sobre mala praxis de los médicos en cuba para desacreditar el sistema de salud en la isla.

Ileana  ha sido una de las principales promotoras de las  decersiones, apoyando dispositivos en países fronterizos  con Venezuela. En su calidad de representante de los golpistas hondureños en EEUU, envió en julio del 2009  a Diego Suárez,  Alberto Hernández y Jorge Vals terroristas militantes del CLC,  a entrevistarse con las  figuras del gobierno de facto para discutir  el  tema de los médicos cubanos en  ese país. la entrevista abordó entre otras cosas, la variante promovida por la extrema derecha cubana, de utilizar la violencia contra los médicos cubanos alejados de la capital, en busca de que el gobierno cubano los retirara de manera unilateral debido a la presión de sus familiares en la isla.  El gobierno de Micheletti no estuvo de acuerdo y  lo consideró en extremo peligroso.

De su  visita a Haití trascendió su incomodidad por el trabajo eficiente que desarrolla la misión médica cubana y prometió a sus aliados en Miami   realizar las acciones que estén a su alcance para eliminar el trabajo de la brigada cubana en Haití.

Entonces, no son los médicos los que preocupan a Ileana, es su bochornoso y loco afán por destruir a la Revolución.

Cuando converso con mi hija de estos temas, me dice tranquilamente: pero    Mamá, nadie los conoce, nadie habla de ellos. Los cubanos en Miami están   para otra cosa. Están ahorrando para viajar, para ver a la familia, para enviar   un regalo una remesa. Entonces  no queda menos que pensar que es muy   carente  esa democracia en que no te enteras  ni tan siquiera quienes están   obstaculizando una normal relación con tu  familia  cubana.

Previo a las elecciones congresionales de noviembre, y en lo que el Gobierno cubano  actualiza su política, entre otras razones para  facilitar los vínculos de la familia  cubana de dentro y fuera de la isla, Ileana,   como parte de su agenda electoral, pretende retrotraer las  políticas de la       administración Bush dirigidas a    mantener fraccionada la familia. Esperemos     que no sea para siempre.

Isabel Rubio no es periodista, no es analista, ni tiene ningún título especial.        Es  cubana de a pie, cubanísima. Por eso con sencillez pido prestado a  nuestra insigne patriota Isabel Rubio, enfermera  de las huestes mambisas en la  guerra de liberación, su nombre,  siempre presente,   para firmar este artículo.

Agradezco a Miradas Encontradas el Espacio brindado.  A propósito de Ileana se me olvidaba anotar que cada vez que oigo hablar de  la Loba Feroz, recuerdo un cuento africano que leía a mi hija cuando niña, en  el cual se habla de una  loba que amamantó a un niño perdido en la selva y no  permitió que muriera de hambre. Nada, que hasta las lobas llevan una madre dentro. En que curvita se perdió la madre que debía llevar Ileana Ross, no lo  sabemos.

 

 

 

 

 

Publicado el 18/10/2012 en Opiniones, Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: