¿Quién da sombra a la impunidad?

Por: Juan Jose Hernandez

Dicen en el argot popular, que sinónimo es la palabra que se escribe o se dice cuando se desconoce el significado de la otra, pero en el caso que me ocupa: impunidad, sabemos muy bien que se trata de la excepción de un castigo o cuando se escapa de la multa que lleva el delito.

Sin embargo, muchos alrededor de este mundo usan como sinónimo de impunidad, al ejército norteamericano, a la CIA y un poco más acá a la mafia anticubana que opera en todas partes desde sus cuarteles en Miami.

De tal manera, hoy sobran quienes cuestionan por qué el FBI de La Florida nunca ha resuelto el atentado contra Airline Brokers el 27 de abril pasado al mismo tiempo que otros más conocedores aseguran que los terroristas de origen cubano han sido una práctica recurrente de las administraciones norteamericanas, en particular, en años electorales como éste.

De lo que estamos hablando es de que junto al apoyo con billetes de los norteamericanos de origen cubano en La Florida junto a sus votos en las urnas, los candidatos de uno u otros partidos en Estados Unidos, prometen endurecer la política hacia Cuba.

Para apuntalar esas acciones de terror, aparece la manipulación periodística, a tal punto, que cuando usted mira, escucha o lee sobre los actos terroristas dentro de los Estados Unidos, inmediatamente aparecen en sus ideas grupos islamistas o neofascistas.

Sin embargo, el terrorismo doméstico de la mafia llamada cubano – americana dentro de territorio norteamericano está por encima de los materializados por la tenebrosa Al Qaeda y otros grupos de fanáticos, mientas sorprenden por la impunidad y el silencio de la prensa y de las autoridades.

Desde 1959 hasta el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York se hicieron dentro del Imperio casi 400 hechos terroristas con autoría de organizaciones contrarrevolucionarias, protegidas directamente por La Casa Blanca, para crear un clima permanente de hostilidad y beligerancia contra la isla.

Otro de los objetivos de cerebros tan ilustres como el de Ros-Lehtinen es el de ejercer un clima de terror entre la comunidad cubana y frenar la creciente simpatía hacia la Revolución y el acercamiento hacia La Habana.

El incendio impune de las oficinas de la agencia de viajes a Cuba Airline Brokers es una prolongación de los actos terroristas ejecutados contra Cuba durante muchos años en Miami.

Unos de los más connotados de esos tristemente célebres personajes, el Señor Luis Posada Carriles, reside, también impunemente en la cuna del terror y tal como Orlando Bosh, hasta su muerte, disfruta de aquello que es sinónimo de CIA, FBI, o Fundación Cubano Americana: impunidad.

Otros con mayor o menor jerarquía en ese mundo del hampa, como Dionisio Suárez y Santiago Álvarez también han actuado a sus anchas, incluidos crímenes, chantajes y negocios sucios a granel.

Cómo no recordar entonces los nombres de Rodolfo Frómeta, jefe de la pandilla Comandos F-4, Eduardo Arocena, jefe de la banda Omega 7 y un peje de menor peso, Valentino Hernández, asesino de un socio de correrías, Luciano Nieves?

Airlines Brokers, como las muchas acciones terroristas facturadas por aquella mafia, quedará en la Impunidad abrigada por la CIA y  el FBI, a la sombra de La Casa Blanca.

Publicado el 18/10/2012 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: