Bloqueo estadounidense prohíbe degustación de productos cubanos

Por Cira Rodriguez César

Degustar una taza de café Turquino Montañés y Serrano Selecto es algo prohibido en Estados Unidos por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por ese país a Cuba hace más de 50 años.

Ambas marcas son producidas por semillas originales de los cafetales cubanos y comercializados por la empresa Cubaexport, imposibilitada de colocar ese producto en el mercado estadounidense, a pesar de considerarlo seguro y natural por su cercanía geográfica.

De no existir el recio bloqueo las más de 700 toneladas de café exportadas en lo que va de año hubieran podido ser vendidas a la norteña nación, lo cual evitaría que empresarios y comerciantes de ese país utilicen añejas marcas como Pilón y Bustelo para sustituir al genuino aromático grano cubano y así engañar a los consumidores.

La directora de Cubaexport, Carolina Prieto Serrú, asegura que no se trata de añoranza sino de oportunismo de quienes favorecen las hostiles restricciones contra la nación caribeña, para beneficiarse de una política rechazada en 20 ocasiones en la Asamblea General de las Naciones Unidas por la casi totalidad de sus miembros. Otros productos que corren la misma suerte del café son el cacao y la miel de abeja, a pesar existir a pocos kilómetros un mercado ávido pero privado de calidad y cantidades seguras que hoy tienen que colocarse en Europa y Asia, apuntó la especialista.

En detrimento de las ganancias para Cuba y sus lejanos compradores por los elevados fletes y costos de transportación, también hay que sortear medidas sanitarias exigidas por la Unión Europea para la exportación de productos de origen animal, lo que complica cualquier transacción con esa región.

Para Cubaexport, apuntó Prieto Serrú, esos destinos resultan cada vez más caros, pues en el caso de la miel son menos consumidores y no aseguran la adquisición de toda la cosecha como ocurre con algunos compradores del Caribe.

Reiteró que todo lo que Cuba sea capaz de producir en café, cacao y miel tiene su espacio en el mercado estadounidense, posibilidad amparada en su reconocida calidad y prestigio internacional, lo que obliga a venderlos en otras plazas a pesar de la fuerte competencia.

Basta recordar que Estados Unidos es el mayor importador de miel a granel y exportador de miel envasada.

Para Cubaexport también sería muy rentable poder situar en esa nación las 15 mil toneladas de carbón vegetal que este año ha vendido en Europa, oportunidad que desperdicia a pesar de estar entre las 10 naciones mayores importadoras del renglón.

De no existir el bloqueo, Cuba podría contactar allí a socios del ramo para favorecer la infraestructura de producción, con total conveniencia para ambas partes por la cercanía y reducción de costos de fletes, algo que mejoraría la estructura de precios e ingresos.

Al comentar los efectos del bloqueo la directora de Cubaexport mencionó la imposibilidad de utilizar el dólar estadounidense en el comercio exterior cubano, lo que obliga a recurrir a otras monedas con el consecuente encarecimiento de los costos financieros para poder cumplir con las obligaciones, que los acreedores exigen pactar en dólares.

Al respecto, afirmó que los gastos por las fluctuaciones en las tasas de cambio a monedas como el euro, el franco suizo y el yen japonés, ascendieron en 2011 a 154 mil 854 dólares.

Durante ese período aumentó en más de un 57 por ciento la suma total de las afectaciones por la imposibilidad de utilizar el dólar estadounidense en las transacciones externas de Cuba, y se incrementó también el monto de las resultantes de fondos retenidos, ruptura de contratos y litigios, entre otros.

Singular resulta también la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos de denegarle a Cubaexport el derecho de defender la concesión de licencia para la renovación de la marca Havana Club en ese país, acción que fue denunciada por las autoridades cubanas en la Organización Mundial del Comercio.

Como resultado de la extraterritorialidad del cerco económico Cuba debe enfrentar la indisposición de bancos a realizar transferencias a nombre de una empresa nacional, lo que obliga a alternativas para recibir los ingresos de sus exportaciones con riesgos y gastos adicionales.

En esos casos se han visto involucradas firmas bancarias de Suiza, Bélgica e Italia

Si cesara toda esa hostilidad Cubaexport podría colocar en Estados Unidos 50 millones de dólares anuales por la exportación de café, cacao, miel de abeja y carbón vegetal, volúmenes que hoy destina a otros distantes mercados.

Publicado el 19/10/2012 en Económica, Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: