Lista de Violaciones de #DerechosHumanos realizadas por #EEUU. (#Cuba #Bolivia Venezuela #Argentina)

Por: Dr. Néstor García Iturbe

Estados Unidos ha tratado siempre de que su imagen internacional sea la del
principal defensor de los Derechos Humanos en el Mundo.
Los que se abrogan el derecho de hacer listas sobre «terroristas» que no
trabajan para ellos y que viven en otros países, no en Estados Unidos. Los que
hacen listas de países donde los Derechos Humanos «no son respetados». Los que hacen listas de países involucrados en el tráfico de drogas. Los que
confeccionan listas sobre el tráfico de personas y la prostitución infantil,
deberían encabezar todas esas listas si las mismas se confeccionaran por una
autoridad internacional que respete la realidad y que quiera señalar aquellos
países transgresores de todas las leyes internacionales.

En relación con el asunto de los Derechos Humanos, he recibido un material
enviado por la organización «NYCJericho», defensora de los presos políticos
existentes en Estados Unidos, el cual nos permite conocer la historia de los
experimentos con seres humanos que ha realizado el gobierno de Estados Unidos.

En base a esa información confeccionamos una nueva lista donde se refleja la
participación de Estados Unidos en la violación de los derechos humanos,
precisamente afectando a sus propios ciudadanos. Cualquier información que
pueda agregarse a la lista la recibiremos gustosamente.

Lista de Violaciones de Derechos Humanos realizadas por
Estados Unidos.

La fecha inicial que tenemos en la cual se comenzaron a realizar experimentos
con seres humanos es 1931. En ese año, el Dr. Cornelius Rhoads, bajo los
auspicios del Instituto Rockefeller para Investigaciones Médicas, contagió a
sujetos humanos con células de cáncer. Más tarde procedió a fundar los
laboratorios del U.S. Army Biological Warfare en Maryland, Utah, y Panamá.
Estos laboratorios son utilizados por el U.S. Atomic Energy Commission. En
ellos el Dr. Rhoads comenzó una serie de experimentos sobre exposición a la
radiación en los que utilizó soldados americanos y pacientes del hospital del
civil.

En 1932 inicia sus labores el Instituto de Investigaciones sobre la Sífilis de
Tuskegee. Uno de los primeros experimentos se realiza con 200 hombres negros,
diagnosticados con sífilis, los cuales nunca conocen de su enfermedad. No se
les somete a tratamiento, y en lugar de eso son utilizados como cerdos de
guinea humanos, con el fin de seguir la progresión y los síntomas de la
enfermedad. Todos ellos mueren de sífilis, sus familias nunca conocieron que no
habían recibido el tratamiento médico requerido.

En 1935 sucedio el hecho conocido como el Incidente de Pellagra. Después que
millones de individuos murieron de Pellagra, en aproximadamente veinte años,
una enfermedad donde se combinan la dermatitis, desórdenes gastrointestinales y
problemas nerviosos, el U.S. Public Health Service finalmente actuó para atacar
la enfermedad. El director de la agencia admitió había sabido desde hacía 20
años que Pellagra se debía a una deficiencia de niacina, pero había dejado de
actuar contra esto debido a que la mayor parte de las muertes ocurrían dentro
de poblaciones de negros de bajo nivel económico.

Cuatrocientos prisioneros de las cárceles de Chicago, en 1940, son contagiados
de Malaria sin autorización ni conocimiento de los mismos, esto se realiza con
el fin de estudiar los efectos de nuevas y experimentales drogas para combatir
la enfermedad. Al final de la Segunda Guerra Mundial médicos nazis, en el
tribunal de Nuremberg se refirieron a este estudio para defender sus acciones
durante el Holocausto.

Durante el año 1942 el Chemical Warfare Services comenzó experimentos
relacionados con la aplicación del gas mostaza, en los que se involucran a 4,000
miembros de las fuerzas armadas. Los experimentos continuaron con las fuerzas
regulares hasta que en 1945 un grupo de Adventistas del Séptimo Día se prestó
a los experimentos como una alternativa de no realizar el servicio militar, lo
cual les prohibía su religión.

En Respuesta al programa de guerra biológica en gran escala de Japón, en 1943
el Pentágono comenzó en Fort Detrick, Maryland, la investigación sobre
armamentos biológicos. Se utilizaron seres humanos para medir los efectos de
este tipo de armamento.
.
En 1944 el U.S. Navy usó seres humanos para probar máscaras de gas y ropa. Los
individuos fueron encerrados en una cámara de gas y estuvieron expuestos al gas
mostaza y otros gases venenosos.

El Proyecto Paperclip es iniciado en 1945. El Departamento de Estado, la
Inteligencia Militar, y la CIA reclutan científicos nazis y les ofrecen
inmunidad e identidades secretas a cambio de trabajar en los proyectos secretos
del gobierno de Estados Unidos y aportar sus experiencias y conocimientos.

El Programa F es implementado por la Comisión de Energía Atómica (AEC) de
Estados Unidos en 1945. Éste es el estudio más extensivo realizado sobre el
efecto en la salud causado por el fluoruro, lo cual fue el componente químico
crucial en la producción de la bomba atómica, uno de los productos químicos más
tóxicos conocidos del hombre. Debido a los experimentos con personal humano se
conoció que el fluoruro provoca efectos adversos en el sistema nervioso
central, pero la mayoría de la información es ocultada en nombre de la
Seguridad Nacional, por el miedo a que las acciones legales podían afectar la
producción de bombas atómicas.

En 1946 pacientes de hospitales en Virginia son utilizados, sin su conocimiento,
como cerdos de guinea para experimentos médicos. Para apaciguar sospechas, se
ordena cambiar la palabra «experimentos» por «las investigaciones» o «las
observaciones» cuando se informe sobre alguno de esos estudios realizado en
alguno de los hospitales de veteranos de la nación.

El Coronel E.E. Kirkpatrick, de los asuntos relacionados con la U.S. Atomic
Energy Comission, en 1947, en un documento secreto (el Documento 07075001, 8 de
enero, 1947) manifestó que la agencia empezaría, mediante inyección de dosis
intravenosa, la administración de sustancias radiactivas a un número de
subordinados.

El estudio de la sustancia química conocida como LSD fue iniciado por la CIA en
1947. Se consideraba esta sustancia como un arma potencial para el uso por la
inteligencia estadounidense. Se realizaron un buen número de experimentos en
seres humanos, tanto civiles como de las fuerzas armadas. Estos experimentos por
lo regular se realizaron sin conocimiento ni consentimiento de las personas que
se utilizaron en los mismos.

En el año 1950 el Departamento de Defensa comienza experimentos detonando armas
nucleares en áreas desérticas y monitoreando el efecto que causan estas en los
residentes de áreas donde el viento lleva el polvo de la explosión, con el fin
de conocer los problemas médicos que esto puede causar y el aumento en la tasa
de mortalidad.

Otro experimento realizado en el propio año 1950 se efectuó con el fin de
determinar qué tan susceptible sería una ciudad estadounidense a un ataque
biológico. La U.S. Navy, desde varios barcos, lanzó una nube de bacterias sobre
San Francisco. Los dispositivos de monitoreo se situaron a todo lo largo de la
ciudad, para probar la extensión de la infección. Muchos residentes se
enfermaron con síntomas similares a los de neumonía, algunos de estos fueron
considerados graves, se desconoce si hubo muertos como resultado del
experimento.

El Departamento de Defensa empezó en 1951 experimentos a cielo abierto,
utilizando distintas bacterias y virus que producen enfermedades. Las pruebas
duraron hasta 1969 y existió preocupación por parte de las personas que vivían
en áreas cercanas, por la exposición a la que habían sido sometidos.

En el año 1953 las fuerzas armadas de Estados Unidos liberaron nubes gas
formadas por sulfuro de cadmio de zinc, sobre Winnipeg, St. Louis, Minneapolis,
Fort Wayne, el valle del Rio Monocacy en Maryland, y Leesburg, Virginia. Su
intención era determinar qué tan eficazmente podrían disgregarse los agentes
químicos y que efectos podía causar en la población.

Una serie de experimentos donde su unieron los esfuerzos del Army-Navy-CIA
fueron realizados en 1953 en las ciudades Nueva York y San Francisco, en los
cuales decenas de miles de personas estuvieron expuestas a gérmenes
aerotransportados de las variedades Serratia Marcescens y Bacillus Glogigii.

El Proyecto MKULTRA de la CIA se inició en 1953. Este es un programa donde se
ha estado investigando durante once años, diseñado para producir y probar drogas
, así como agentes biológicos que servirían para controlar la mente y
modificar la conducta de los individuos. Las drogas resultantes de seis de los
subproyectos fueron probadas en seres humanos que desconocían el experimento en
que los habían involucrado.

La CIA, en 1955, en un experimento para probar su habilidad para infectar
poblaciones humanas con agentes biológicos, liberó sobre Tampa Bay, Florida
bacterias extraídas del arsenal de guerra biológica del Ejército.

En el año 1955 el Cuerpo de Guerra Química del Ejército continuó los
experimentos con el LSD, estudiando su uso potencial como un agente químico que
deja incapacitada a la persona. Más de 1,000 estadounidenses fueron utilizados
inconscientemente en las pruebas, que continuaron hasta 1958.

Militares estadounidenses, en 1956, liberaron mosquitos infectados con la
Fiebre Amarilla en algunas poblaciones del país. Las ciudades que se utilizaron
para estos experimentos fueron Sabana, Georgia y Avon Park, Florida. Después de
liberados los mosquitos, miembros de los servicios médicos militares, haciéndose
pasar como funcionarios de salud pública, comprobaron los efectos causados en
las victimas, ninguna de las cuales conocía que se estaba realizando aquel
experimento.

El LSD es probado en 1958 en los Laboratorios de Guerra Química del Ejército
para determinar su efecto en la inteligencia humana. Dicho experimento se
realizó utilizando para el mismo a 95 personas.

Durante el año 1960, el Asistente del Jefe del Ejercito para Asuntos de
Inteligencia (ACSI) autorizo se realizaran experimentos con el LSD en Europa y
el Extremo Oriente. Los experimentos en la población europea se denominaron
Proyecto THIRD CHANCE, los realizados en la población asiática se denominaron
Proyecto DERBY HAT. Las personas que fueron objeto de estas investigaciones
desconocían las intenciones de las mismas.

El proyecto MKSEARCH en el que trabajaron conjuntamente la CIA y el
Departamento de Defensa comenzó en 1965. Los objetivos de este programa eran el
desarrollar la capacidad de poder manipular el comportamiento humano mediante
el uso de drogas capaces de alterar la mente. Estas drogas se probaron en
seres humanos.

En 1965 un número de prisioneros en el Holmesburg State Prison en Filadelfia
son expuestos al dioxin, el componente tóxico altamente químico con el que se
fabrica el herbicida naranja usado en Viet Nam. Los hombres utilizados en este
experimento comienzan a padecer de cáncer, lo cual señala que la herbicida
naranja había sido un agente cancerígeno del que se sospechó todo el tiempo.

El Proyecto MKOFTEN de la CIA se inició en 1966, este programa estaba
dirigido para probar los efectos toxicológicos de ciertas drogas en humanos y
los animales. Las drogas fueron utilizadas en seres humanos.

El Ejército de Estados Unidos, en 1966, diseminó a todo lo largo del sistema del
metro la ciudad de Nueva York una variante del virus Subtilis Bacillus Níger.
Más de un millón de civiles estaban utilizando el metro cuando los científicos
militares dejaron caer por las rejas de ventilación los recipientes que
contenían las bacterias. Muchas personas comenzaron a sentir síntomas de
enfermedad como consecuencia de dicho experimento.

La CIA y el Departamento de Defensa realizaron una serie de experimentos
conjuntos en 1967 denominado Proyecto MKNAOMI, sucesor del MKULTRA y diseñado
para mantener, almacenar y probar armas biológicas y químicas que se utilizaron
en seres humanos.

En el año 1968 se realizaron una serie de experimentos por la CIA para probar
la posibilidad de inyectar productos químicos con el propósito de envenenar el
agua potable, estos experimentos se realizaron en las redes que suministran el
agua de la FDA en Washington, D.C.

El Dr. Robert MacMahan del Departamento de Defensa, en 1969 obtuvo del Congreso
la aprobación de diez millones de dólares para desarrollar en un término de 5 a
10 años un agente biológico sintético para el cual ninguna inmunidad natural
existe

En 1970 los fondos para la producción del agente biológico sintético son
obtenidos bajo la autorización H.R. 15090. El proyecto, bajo la supervisión de
la CIA, es llevado para su desarrollo en la División de Operaciones Especial en
Fort Detrick, el establecimiento secreto del ejército encargado del desarrollo
de armamentos biológicos. Se considera que las técnicas moleculares de biología
utilizadas en dicho experimento fueron las usadas para el AID como retrovirus.

Estados Unidos intensificó en 1970 el desarrollo del «arma étnica» (Revista
Militar, noviembre., 1970). Este tipo de arma se diseñó con el propósito de
apuntar selectivamente y eliminar grupos étnicos específicos, que son
susceptibles a ser reconocidos debido a las diferencias genéticas y las
variaciones en el DNA.

En 1975 la Sección de Virus del Centro de Experimentación con Armas Biológicas
radicado en Fort Detrick, (Biological Warfare Research) es renombrada como el
Fredrick Cancer Research Facilities y asignado bajo la supervisión del Instituto
Nacional del Cáncer (NCI). Estos experimentos se refieren a un programa
especial para el desarrollo del virus del cáncer iniciado por el U.S. Navy.
Dentro del mismo, los retrovirologistas (retrovirologists) logran aislar un
virus para el cual no existe inmunidad o cura. Este virus es nombrado HTLV
(el Virus de Leucemia de la célula a T Humano).

Las audiencias del Senado relacionadas con la Salud y la Investigación
Científica, realizadas en 1977, confirmaron que 239 áreas pobladas de Estados
Unidos habían sido contaminadas por el Ejército con agentes biológicos entre
1949 y 1969. Una cierta cantidad de estas áreas estaban incluidas en San
Francisco, Washington, D.C., Cayo Hueso, Ciudad de Panamá, Minneapolis, y St.
Louis. El propósito de estas acciones era experimentar en cuanto a los síntomas
que sufriría la población de un área determinada al contaminarse con esos tipo
de agentes biológicos, todo lo cual se realizó sin que los pobladores conocieran
de estos experimentos.

Se realizaron pruebas experimentales de la vacuna de la B Hepatitis en 1978,
bajo la dirección de la Compañía de Control de Datos, las cuales comenzaron en
Nueva York, Los Ángeles y San Francisco. Los anuncios en la búsqueda de personas
para estas investigaciones específicamente solicitaban para las mismas hombres
homosexuales promiscuos.

Los primeros casos de AID son confirmados en hombres homosexuales en San
Francisco Nueva York, Los Ángeles en el año 1981, Se especula que esto pudo
haber sido provocado por los experimentos realizados con la vacuna de la B
Hepatitis.

De acuerdo con lo publicado en la revista Ciencia (227:173-177) en 1985, el
virus HTLV y el del VISNA, un virus fatal para las ovejas, son muy similares, lo
que es un indicador de una cercana relación taxonómica y evolucionista entre
ambos.

Según la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados
Unidos (83:4007-4011) publicada en 1986, el virus del HIV y el del VISNA son
altamente similares y comparten todos los elementos estructurales, excepto por
un segmento pequeño que frisa idéntico para el del HTLV. Esto confirma la
especulación que el virus del HTLV y el del VISNA estuvieron vinculados a la
producción de un retrovirus nuevo para el cual ninguna inmunidad natural
existe.

Un informe al Congreso emitido en 1986 planteó la generación de agentes
biológicos por parte del Gobierno de Estados Unidos, lo cual incluye: virus
modificados, toxinas naturales, y agentes que han sido alterados mediante la
ingeniería genética para cambiar su carácter inmunológico e impedir el
tratamiento por medio de todas las vacunas existentes en la actualidad.

En el año 1987 el Departamento de Defensa del gobierno de Estados Unidos
admitió que, a pesar de la prohibición establecida en tratados internacionales
firmados por Estados Unidos, sobre la investigación y desarrollo de agentes
biológicos, dicho Departamento continuaba realizando investigaciones en 127
institutos y universidades en toda la nación.

En Los Ángeles, California, en el año 1990, más de 1500 bebés negros e hispanos
de seis meses de edad recibieron una vacuna «experimental» de sarampión que
nunca había estado autorizada para su aplicación en Estados Unidos. Más tarde,
la Compañía de Control de Datos admite que los padres no fueron nunca informados
que la vacuna inyectada a sus niños fue de carácter experimental.

Con una técnica llamada » rastreador de gene,» en 1994, el Dr. Garth Nicolson
en el Maryland Anderson Cáncer Center de Houston, Texas, descubrió que muchos
veteranos que habían regresado de la operación llamada Tormenta del Desierto,
están contagiados con el Mycoplasma incognitus, un microbio comúnmente usado en
la producción de armamentos biológicos. Incorporado a la estructura molecular
de ese microbio se detectó que tiene un 40 por ciento de proteína HIV, lo que
indica que el mismo había sido fabricado por el hombre.

En el año 1994 el Senador John D. Rockefeller publicó un informe revelando que
en los últimos 50 años el Departamento de Defensa ha estado utilizando
centenares de miles de personal de las Fuerzas Armadas en experimentos humanos
y la exposición intencional a sustancias peligrosas. Los materiales
utilizados por el Departamento de Defensa incluyeron mostaza y gas paralizante,
ionizando radiación, sustancias psico químicas, alucinógenos, y drogas usadas
durante la Guerra del Golfo.

El Gobierno de Estados Unidos en 1995 admite que les había propuesto a
científicos y criminales de guerra japoneses que habían realizado experimentos
con seres humanos, buenos sueldos e inmunidad de prosecución a cambio del
suministro de datos en investigaciones realizadas por ellos en relación con la
guerra biológica. Una propuesta similar realizaron con anterioridad a los
alemanes, como parte de la operación «Paper Clip».

Continuando sus investigaciones, el Dr. Garth Nicolson, revela en 1995 que ha
comprobado los agentes biológicos usado durante la Guerra del Golfo había sido
confeccionado en Houston, Texas y Boca Ratón, Florida. Los mismos fueron
probados en prisioneros de cárceles bajo el control del Departamento de
Correcciones de Texas.

En el año 1996 el Departamento de Defensa de Estados Unidos admiten que los
soldados involucrados en la operación Tormenta del Desierto fueron sometidos a
la acción de agentes químicos, para lo que no contaban con protección alguna.

Ochenta y ocho miembros del Congreso estadounidense firmaron en 1997 una carta
exigiendo la investigación sobre el uso de armas biológicas y el Síndrome de la
Guerra del Golfo.

En Julio del 2013 la Unidad Antiterrorista de la Policía de Nueva York, en
coordinación con las unidades de guerra química y biológica del Ejército han
realizado un experimento en el metro de la ciudad, en los momentos en que este
transportaba la mayor cantidad de pasajeros, mediante el cual se esparcieron
dentro del mismo una serie de sustancias tóxicas, las cuales no han sido
informadas a la población que diariamente utiliza ese medio de transporte.

Publicado el 15/07/2013 en Política. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: