Deporte cubano conserva sus conquistas (#Cuba #Bolivia #Ecuador)

Por: Adrián Mengana Martínez 

Pese a discretas actuaciones recientes en el béisbol, atletismo y voleibol, el deporte cubano, contra viento y marea, conserva sus conquistas en certámenes de la élite mundial este año.

La mayor isla del Caribe ganó ocho preseas en dos campeonatos universales, el de taekwondo, celebrado del 14 al 21 de julio en la ciudad mexicana de Puebla, y el de judo, del 26 de agosto al 1 de septiembre en Río de Janeiro, Brasil.

En la primera justa alcanzaron dos metales de oro y tres de bronce para finalizar en el segundo puesto del certamen, solo aventajados por una potencia como Surcorea, ganadora de seis coronas, tres subcampeonatos e igual cantidad de terceros lugares.

Esta constituyó la mejor actuación de los caribeños en la historia de las lides del orbe de la disciplina, en un escenario distinto a años atrás, con una creciente comercialización, el robo de talentos y la compra y venta de deportistas.

Los títulos cubanos recayeron en Rafael Alba, de los 87 kilogramos, y Glenhis Hernández, de los 73 kilos y monarca panamericana en Guadalajara-2011, y las bronceadas en Robelis Despaigne (más de 87), Yania Aguirre (49) y Yamisel Núñez (53).

Otro deporte de combate con gran arraigo en la nación antillana, el judo, aumentó el botín con dos cetros y una medalla de bronce en la cita mundial de Río de Janeiro para anclar en el tercer escaño por países.

Las coronas correspondieron a Idalys Ortiz, campeona olímpica de Londres-2012 en más de 78 kg, y Asley González, subtitular de la lid británica en los 90, y la tercera posición a la selección femenina en la justa por equipos.

Cuba escoltó en el podio a dos gigantes del judo en el planeta: Japón, que logró cuatro preseas áureas, una plateada y cuatro bronceadas, y a Francia (2-2-4).

En esta misma disciplina la cubana Gusmary García conquistó el título en más de 70 kilogramos del Campeonato Mundial de cadetes, efectuado del 8 al 11 de agosto en la ciudad estadounidense de Miami.

Fuera de los tatamis, cubanos consiguieron ocho metales en el certamen universal de atletismo para discapacitados de Lyon, en Francia, realizado del 18 al 29 de julio, incluidas tres de oro a la cuenta de la extraclase Yunidis Castillo.

Al igual que en la edición precedente de Christchurch-2011, en Nueva Zelanda, Castillo obtuvo los cetros de los 100, 200 y 400 metros en la categoría T46 (discapacidad en un brazo) y Leonardo Díaz en el disco F54-56 (silla de ruedas), en este último caso con récord universal de 45.32 metros. El saltador Luis Felipe Gutiérrez aportó el quinto metal dorado en el T13 (deficiente visual) y el velocista Ethián Calderón la plata en los 400 T46, mientras los dos bronces correspondieron a Luis Manuel Galano en la vuelta al óvalo T-13 y Raciel González en los 100 T46.

Esta meritoria labor ubicó a Cuba en el puesto 13, dejando atrás a potencias como Australia, Suiza, México, España, Suráfrica, Surcorea, Japón y Holanda, naciones con más representantes y recursos.

Otra estelar atleta paralímpica, Suslaydis Girat, le dio a la nación antillana tres coronas en la 22 Sordolimpiada de Sofía, del 26 de julio al 4 de agosto, al triunfar en los 100, salto de longitud y triple salto, con un primado planetario en el hectómetro de 11.72 segundos.

Entre los atletas convencionales, los antillanos ganaron tres preseas en el Campeonato Mundial de Moscú, del 10 al 18 de agosto, una plateada y dos bronceadas, pero quedaron distantes de lo vaticinado por los especialistas.

El subcampeonato correspondió al triplista Pedro Pablo Pichardo, monarca del orbe juvenil de Barcelona-2012, y los terceros lugares a la pertiguista Yarisley Silva, subtitular olímpica en Londres-20012 y segunda este año en la Liga de Diamante, y la discóbola Yarelis Barrios, bronce en la cita estival del Reino Unido. A esos lauros, el deporte cubano estrenó su casillero de medallas en certámenes universales de remo, con la plata de Ángel Fournier en el single, peso abierto, de la justa de Chungju, Surcorea, del 25 de agosto al 1 de septiembre, única presea de América Latina en esa lid.

Sin embargo, en el béisbol, la selección nacional no avanzó a las semifinales del III Clásico Mundial, al perder en dos ocasiones con Holanda en la segunda fase, para generar críticas entre aficionados y analistas.

Tampoco satisfizo a los exigentes seguidores del béisbol el tercer lugar del conjunto sub-18 en la justa universal de Taichung, Taipei de China, jugada del 30 de agosto al 8 de septiembre, ni los pobres desempeños en el voleibol.

En este último deporte, el conjunto masculino finalizó en el puesto 13, distante del tercer escaño de la edición precedente, y el femenino, en el 19 y penúltimo del Grand Prix, con un juego alejado de aquel que lo llevó a ganar tres cetros olímpicos a finales del siglo pasado.

Otro deporte multimedallista para la nación antillana, el boxeo, ganó cuatro coronas y el título por países en el fortísimo certamen rumano Cinturón de Oro, pero concluyó segundo en el Panamericano de Chile, con tres monarcas, precedido por Brasil, que coronó a cuatro.

Los pugilistas antillanos, con una selección llamada Los Domadores, también dieron una muestra de su potencial al superar 7-3 a una escuadra semiprofesional de México, en un tope de preparación para la Serie Mundial de noviembre próximo.

Publicado el 13/09/2013 en Deportes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: