Bloqueo norteamericano afecta cardiología pediátrica (#Cuba #EEUU #Venezuela #Brasil)

Por Lisandra Fariñas Acosta

Las serias limitaciones que el bloqueo norteamericano impone a Cuba, y que repercuten negativamente en el sistema de salud pública del país, se viven cada día en el Cardiocentro Pediátrico William Soler, de la capital.

Explicó a Granma la doctora Herminia Palenzuela López, responsable del programa de calidad de esta institución hospitalaria, que ha sido imposible para el centro obtener óxido nítrico, gas fabricado por compañías estadounidenses y europeas.

“Por su efecto potente este gas se utiliza para tratar las crisis de hipertensión pulmonar que se presentan en el postoperatorio de la cirugía cardiotoráxica pediátrica, complicación que puede causar la muerte al paciente, independientemente de la efectividad del proceder quirúrgico.

“Existen otros medicamentos endovenosos para tratar la hipertensión pulmonar, que son los que utilizamos aquí en Cuba, pero lo más efectivo es el óxido nítrico. Su aplicación directa por vía respiratoria provoca casi inmediatamente la vasodilatación pulmonar, disminuye las presiones pulmonares y previene o controla las crisis de hipertensión pulmonar aguda o la hipertensión pulmonar persistente”, señaló la especialista.

La doctora Palenzuela López, refirió que al tratarse de un gas con características particulares no se puede trasladar en avión, y su transportación en barco requiere de un conjunto de precauciones. “Se hace difícil garantizar el traslado en barco desde países lejanos. Además necesitaríamos un suministro estable, porque se trata de pacientes con cardiopatías críticas que no pueden esperar. Por la corta distancia que hay entre Cuba y Estados Unidos, si pudiésemos adquirirlo allí, podría haber un flujo constante, pero no tenemos acceso”.

Subrayó la especialista, también profesora consultante, que la presencia de una hipertensión pulmonar persistente después de operado el paciente o de la aparición de crisis de hipertensión pulmonar agudas, se observa con frecuencia en niños recién nacidos y lactantes pequeños.

Otra de las limitaciones del bloqueo que afecta la cardiología pediátrica en Cuba es la imposibilidad de acceder al Sevoflurane, el mejor anestésico pediátrico existente para la cirugía cardiovascular y que solo se fabrica en Estados Unidos.

Numerosa puede ser la lista de limitantes, que va desde el elevado costo de los precios de los insumos debido a los gastos de flete e intermediarios, las trabas al intercambio científico entre profesionales cubanos y norteamericanos, hasta la negativa a comercializar productos como los aquí mencionados. Uno de los tantos rostros de esta inhumana política que dura ya más de medio siglo.

Publicado el 02/10/2013 en Económica, Sociedad y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: