Arturo Sandoval recibe otro Grammy: ¿por músico o por las mentiras de Obama?

Por M. H. Lagarde

Nadie duda de las cualidades como músico de Arturo Sandoval, por las cuales se puede ganar no un Grammy, sino 20, si acaso no se los ha ganado ya.

Lo que si llama la atención es que Sandoval haya recibido un Grammy la misma semana que fuera condecorado por el presidente de Estados Unidos con la medalla de la libertad.

Según la AP, durante la condecoración en un supuesto homenaje a Kennedy -que por cierto 50 años después nadie todavía sabe a ciencia cierta quién lo asesinó-, Obama mintió al decir que el músico cubano, merecía tal reconocimiento por haber sido arrestado, en sus años mozos, por escuchar jazz en la Voz de los Estados Unidos de América.

Y mintió además, el señor presidente, al asegurar que Sandoval había hecho el sacrificio de dejar de ver a su familia, luego de abandonar Cuba, para poder tocar jazz.

Como único se justifican tales mentiras, dichas así con la mayor desfachatez, es, o porque Obama no tiene la menor idea de lo que pasa o ha pasado en Cuba, o simplemente es otro más de los que se deja sobornar por la mafia terrorista de Miami, la misma que, según algunos, jugó un papel protagónico en el asesinato de Kennedy.

Hace poco el presidente se dejó retratar, durante una recaudación de dinero para el partido demócrata, con una estafador de mala monta (Farinas) en casa de uno de los descendientes de los que el gobierno de Estados Unidos creó y entrenó para matar a Fidel Castro y que acabaron matando a Kennedy.

Cuánto le sacó en efectivo Obama a ese instante de desprestigio, nadie sabe. Pero lo que sí está claro es que el actual presidente, en el mejor de los casos, es un corrupto casi tan barato como el estafador de Villa Clara con quien se retrató; y en el peor, un cobarde a quien la verdadera historia del asesinato de Kennedy le asusta.

Con tales truenos cualquiera puede dudar que la medalla de Sandoval a quien, perfectamente, como a los demás premiados, se le podía otorgar solamente por su talento, haya sido también negociada.

La medalla de la libertad, una iniciativa creada por el asesinado JFK, se entrega a partir de proposiciones ya sean del propio presidente o de nominaciones hechas por otros. ¿Alguien ha oído decir si Obama es un conocedor del jazz?

Por las mentiras que dijo al condecorar a Sandoval, evidentemente, no debe serlo. Cabe preguntarse entonces, ¿engañan sus asesores al presidente, o es Obama el que engaña a sus asesores?

Tan viejo como el imperio es el cuento de los presidentes estadounidenses medio imbéciles que nunca saben nada. Nada sabía Jackson de la invasión a México, ni McKinley de las puertas abiertas a China y la guerra hispano cubana filipina. Tontos y pobres “inocentes” los presidentes de EE.UU.. Los mismos que todavía no saben quién asesinó a Kennedy.

Lo que sí está claro es que darle una medalla a Sandoval y aprovechar la ocasión para hacer mala propaganda contra Cuba, no afecta nada a la Isla habituada a tantas calumnias y falsedades, pero si mucho al talento del artista premiado a quien, para vergüenza de Obama, los mafiosos y los terroristas, lo formó, como músico, la Revolución.

Publicado el 25/11/2013 en Política y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: