Símbolo del prestigio mundial del habano

Por Amado de la Rosa Labrada

La Casa del Habano Partagás es el establecimiento que vende más tabaco en Cuba, incluso se afirma que supera a otras muchas tiendas con esa categoría en el planeta. Sin embargo, su fama crece y se multiplica internacionalmente mediante los tradicionales Encuentros de Clientes y Amigos que organiza dos veces por año.

Tales citas, que en este noviembre celebran su XXV edición, reúne a personas provenientes de muchas naciones; en su mayoría amantes de los habanos muy especiales, porque la Casa Partagás no es una tienda cualquiera, sino de clientes específicos, que se mantienen fieles al establecimiento desde hace muchos años.

Su actual directora, Grecia Quiñones Marrero, explicó que es la única Casa del Habano en la Isla que desarrolla estos eventos, los cuales comenzaron en el penúltimo mes del año pero como había amigos que no podían venir en esa fecha, se añadió luego la cita de abril, aunque con una concurrencia menor, pero que también gustó.

A uno u otro encuentro asisten siempre personas relacionadas con el mundo del tabaco: empresarios, coleccionistas, hombres de negocio, ejecutivos, compradores y artistas, entre otros, quienes durante una semana pueden compartir en auténtico ambiente familiar, sean nuevos o viejos amigos. Algunos de ellos solo se ven durante el evento que,  previamente y de común acuerdo, eligen desde sus países como lugar ideal para reencontrarse.

Esta vez los participantes procedentes de Alemania, Italia, Estados Unidos, Islas Caimán, Bélgica, Reino Unido, Japón, Grecia, México, Holanda, Finlandia, Canadá, Francia, Suiza, Nicaragua, España y el país anfitrión, han compartido en un variado programa que incluyó la cena de bienvenida en la Plaza de la Catedral de La Habana Vieja, visita a plantaciones de tabaco del pinareño Héctor Luis Prieto Díaz, Premio Habano en Producción 2008 y el día de playa en el Paraíso Náutico de Cayo Levisa.

La Directora de la Casa subrayó que tuvieron en cuenta las preferencias y consideraciones de los clientes e integrar un programa para complacer a los más exigentes participantes y, además, propiciar a todos el mayor disfrute.

Historia de la casa

Creada en 1845 por el español Don Jaime Partagás, detrás del Capitolio de La Habana, abrió sus puertas como tienda en 1991, en los bajos de la antigua Real Fábrica Partagás y, el 17 de noviembre de 1993, fue la primera en obtener la condición de Casa del Habano, nombre de la cadena de tiendas bajo la franquicia de Habanos S.A. (hay ya más de 140 en el mundo), las cuales ofrecen la gama más extensa de marcas y vitolas cubanas, conservadas en perfectas condiciones de temperatura y humedad.

La Directora destacó que la Casa Partagás constituye un símbolo del prestigio del habano “porque conocemos que es una de las tiendas especializadas en tabaco a la que más clientes vuelven cada año, pues goza de gran crédito internacional por la calidad que aquí se ofrece tanto del producto como del servicio”.

Quiñones Marrero dirige desde el 11 de febrero del presente año esta Casa del Grupo Empresarial Caracol. Ella sabe el reto que entraña tal responsabilidad y lo asume con optimismo.

Presta a escuchar sugerencias de clientes y miembros del colectivo, trasmite su confianza en que podrán vencer los actuales retos y mejorar los resultados económicos.

Ambiente acogedor

La Casa se caracteriza por su amplio espacio de exposición y ventas de todas las marcas de habanos, y el salón para fumadores donde destaca,  a la vista de los visitantes, su walkin Humidor (con paredes enchapadas en cedro y caoba) espacio con los requerimientos técnicos para la mejor conservación de los tabacos.

Aquí los clientes más importantes pueden deleitarse con el placer fabuloso que proporciona el mundo del habano, saborear un exquisito café o añejo cubano, en un ambiente acogedor.

En la antesala del inmueble finamente decorado, se mezclan de manera casi mística los aromas que distinguen los afamados puros cubanos; también rones y cafés de la Isla, que los visitantes pueden disfrutar gracias a la atención del barman Heriberto Méndez Villafuerte e, incluso, observar in situ la elaboración de una vitola por la torcedora exclusiva de la Casa, Leopoldina Gutiérrez Espinosa (La China).

Una fundadora

El renovado equipo de trabajo de la tienda Partagás cuenta con la sabia habilidad de la cajera-dependienta Janet Travieso Pérez, única fundadora de la Casa, quien se inició hace 20 años en el mundo del tabaco, “una experiencia muy bonita, afirma, que nos ha permitido conocer a muchas personas que vienen a Cuba en busca de satisfacer un sueño: degustar un habano”.

Sin duda, la experta torcedora Leopoldina Gutiérrez Espinosa (La China), es la más solicitada y conocida integrante del colectivo. De manera frecuente clientes importantes de la Casa, que viajan desde lejanos parajes, llegan al inmueble pidiendo de inmediato su presencia, que siempre culmina con el  abrazo entre viejos conocidos.

Publicado el 25/11/2013 en Culturales, Historia y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: