Raúl y el vómito del Herald

Por  Nicanor León Cotayo

Al reseñar el discurso que pronunció este miércoles el presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, con motivo del 55 aniversario del triunfo de la Revolución, el Nuevo Herald arrojó veneno a granel.

Su titulo: “Raúl Castro alerta de graves peligros para la Revolución Cubana”, algo cínico porque, según tal enunciado, la amenaza no se identifica y mucho menos está relacionada con Washington.

Añade, el “gobernante” sonó la alarma contra poderosas fuerzas internas y externas, en lugar de escribir del poder global que tratan de socavar el sistema comunista y en particular a su juventud.

Con venenosa finalidad contrapuso la recuperación de la mitad de las 171 mil viviendas destruidas en 2012 por el huracán Sandy, con el 80 por ciento de los edificios públicos reparados.

El Herald guardó silencio en cuanto a la monumental capacidad destructiva de aquel fenómeno y al hecho de incluir entre los “edificios públicos” reconstruidos al 99 por ciento de los centros de salud.

También olvidó que Cuba, con recursos incomparablemente menores y afrontando un feroz y largo bloqueo ha reaccionado muchísimo más rápido ante catástrofes naturales que el gobierno estadounidense (remember Katrina).

Pero, añadió el periódico, Raúl Castro se enfocó especialmente en el flujo creciente de información “no censurada” entre los cubanos, la mayoría en formatos digitales que llegan del extranjero.

Según opina el Nuevo Herald, esto sucede en un país donde el gobierno trata de mantener un firme control sobre lo que sus personas leen, ven por TV o escuchan por la radio.

Puro cinismo. Mucho más dicho en Estados Unidos, país donde, ante el asombro del mundo, se ha revelado por fuentes incuestionables que existe una enorme maquinaria de espionaje que controla, incluso, a  gobiernos aliados –como el de Alemania- y hasta a millones de sus  propios ciudadanos.

El Herald también reseñó cuando el presidente cubano mencionó la insidiosa campaña diseñada para “desmantelar desde adentro el socialismo en Cuba”, con ideas que niegan la vitalidad de los conceptos marxistas leninistas”.

Otra deformación. En su discurso el mandatario no separó a las ideas del marxismo-leninismo del pensamiento martiano que ha presidido a la Revolución desde 1953, lo ejecutó la dirección del periódico.

El diario llamó la atención sobre el hecho de que el dirigente cubano fuese presentado en el acto como jefe del Segundo Frente, la columna guerrillera antes de 1959, cuyos veteranos, según “algunos analistas” constituyen ahora su círculo gobernante más íntimo.

Pero el Segundo Frente del Ejercito Rebelde en la Sierra Maestra no era solo una columna guerrillera, fue muchísimo más, como han narrado ex combatientes, descendientes de ellos y vecinos de la zona.

En medio de todo lo sucedido alienta que el Nuevo Herald, luego de unos 40 años calificando a Raúl Castro Ruz, solo como “el hermano de Fidel”, ahora se haya visto obligado a reconocerle otras virtudes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s