El Superclásico más parejo

Por  Lemay Padrón Oliveros

El duelo que sostendrán el próximo domingo Real Madrid y Barcelona será posiblemente el más parejo de la última década, en la cual hubo un dominio abrumador de la escuadra catalana desde que asumió el banquillo Josep Guardiola, y un frenazo brusco cuando José Mourinho se asentó en la banca madridista tras encajar aquel lapidario 0-5.

Ninguno de los dos se encuentran ahora al frente de sus respectivas escuadras, y eso se nota desde hace rato, porque no hay excesivas llamaradas en la prensa española, constantemente avivadas por el polémico técnico portugués.
En estos momentos, cuatro puntos separan a ambos equipos en la clasificación, que parecen bastantes porque suceda lo que suceda los blancos seguirán de líderes, pero no se puede olvidar el triunfo del Barca en la primera ronda, y otra aquí pondría la Liga de nuevo al rojo vivo.

En las filas blaugranas el debate seguirá sobre todo en la delantera, por el buen momento de Pedrito y la baja del brasileño Neymar, quizás todavía afectado por el revuelo causado por el posible fraude fiscal ligado a su contratación. La zaga no tiene debate, o mejor dicho, no tiene reemplazo, así que el técnico Tata Martino y los fanáticos del club reforzarán los rezos para ayudar a Víctor Valdés bajo los tres palos.

Por la Casa Blanca del fútbol todo parece estar muy claro, pues a diferencia de Martino, el italiano Carlo Ancelotti aparenta tener definido su once estelar desde hace varias semanas, en las cuales vino de atrás y rebasó tanto al Barcelona como al Atlético de Madrid en la tabla de posiciones de la Liga, y también brilló en la Liga de Campeones. En este sentido, el debate de la portería parece quedar atrás, como el propio Ancelotti desearía.

¿Y delante? Bueno, delante ahora se puso todo mucho mejor, pues si Cristiano Ronaldo ha estado bien toda la campaña, Lionel Messi viene de anotarle tres al Osasuna y con su tradicional paternidad sobre el plantel merengue, es de esperar otro enconado duelo entre ambos.

Por supuesto, son 11 contra 11 y no dos contra dos, pero estos dos valen por cualquier partido, y la experiencia de los últimos años hace pensar que el resultado final dependerá en un altísimo por ciento de cómo se encuentren física y anímicamente los únicos dueños de los Balones de Oro desde 2008 hasta ahora.

Cada cual tirará para su lado, pero yo me quedo con un empate. En definitiva eso hizo el Madrid ante su vecino Atlético en esta segunda ronda, luego de perder en la primera como hizo ante el Barca, sus dos únicas derrotas en esta Liga. Pero ojo, los pinchazos de blaugranas y rojiblancos han sido ante equipos débiles, ante los grandes se crecen. El domingo tendremos la respuesta definitiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s