Google Chrome, Cuba y la “historia”.

Iroel Sánchez/La Pupila Insomne

“Google hace historia inaugurando su navegador Chrome en Cuba”, se podía leer en el portal de noticias Terra, uno de los más importantes de Internet, el pasado jueves.

“Estamos felices al decir que los usuarios de Internet en Cuba pueden ahora también usar Chrome y navegar por la red más rápida y seguramente que antes”, dijo Pedro Less Andrade, director para América Latina de Asuntos de Gobierno y Política Pública de la empresa.

Después de una bizarra visita a La Habana y de una reunión previa en Washington, demasiado involucradas en la estrategia de “cambio de régimen” de Estados Unidos contra Cuba, Google da para la Isla un paso que ya dio hacia Irán y Siria -quienes nos acompañan en la lista de promotores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado de EE.UU. anualmente- y nos permite contar con ellos para hacer lo que ya hacíamos antes de mil maneras: utilizar su navegador Chrome.  De hecho, no he visto a nadie en Cuba que quisiera utilizar Google Chrome en su computadora y no lo hiciera, pues siempre había alguien que te lo facilitaba porque lo obtuvo a través de un proxy anónimo, o lo descargó en un viaje al exterior.

Google se inclina así ante lo inevitable y de paso puede informar a la National Security Agency  con más facilidad lo que buscamos los cubanos en nuestra extraña promoción del terrorismo internacional que envía médicos y alfabetizadores a donde EE.UU. suele mandar soldados y misiles.

Pero la felicidad nunca es completa, ya lo sabemos.  Google Earth, Google Toolbar, Google Code Search o Google Analytics siguen bloquedos para Cuba. Y así veremos en la “historia” nuevas noticias en que Google libere alguna de sus herramientas más inocuas y mantenga aquellas que pueden contribuir al desarrollo cubano, como Analytics y Googe Code, fuera del alcance de los desarrolladores de la Isla tal como prescribe la política de Estados Unidos: hacer de buenos ante los medios y los individuos y limitar el acceso a recursos financieros y tecnológicos del país y sus instituciones para culpar al gobierno de la Isla de atrasado y enemigo de Internet  ¿Es esa  la “historia”?

¡Qué poco influyente es Google que, a pesar de gastar más dinero en cabilderos pagados en Washington que el contratista militar más grande del mundo, Lockheed Martin, sólo ha podido conseguir darnos lo que antes ya teníamos sin su permiso!

¿O es que, como demuestra Julian Assange al relatar sus relaciones con los ejecutivos del gigante de Internet en un artículo que debería ser más leído, “la agenda de Google es inseparable de la del Departamento de Estado de EE.UU.” y “cuando Google se encontró con el gran mundo malo, el propio Google se hizo grande y malo”, a pesar de lo bueno que es su navegador Google Chrome? (Publicado en CubAhora)

PD: A las 4:00pm de este 26 de agosto, Google Chrome sigue bloqueado para Cuba. Este es el resultado al intentar deescargar el navegador Google Chrome:

This product is not available in your country

Thanks for your interest, but the product that you’re trying to download is not available in your country.


chrome

Publicado el 27/08/2014 en Bloqueo, Cuba y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: