Acerca del embargo a Cuba: EE.UU. e Israel contra el mundo, otra vez

El martes, un ex embajador norteamericano poco conocido se dirigió a la Asamblea General para realizar una temida tarea: defender el tema que ha aislado diplomáticamente a Estados Unidos como ningún otro: el embargo a Cuba.

“Esta resolución solo sirve como distracción de los verdaderos problemas que enfrenta el pueblo cubano”, amonestó Ronald. D. Godard antes de que Estados Unidos votara en contra de una solución no vinculante presentada anualmente por La Habana en la que se hace un llamado a revocar las sanciones que Washington ha impuesto a la Isla durante más de cinco décadas.

Solo Israel se sumó a Estados Unidos, aunque los israelíes estuvieron felices de renunciar a su derecho al podio para defender su posición. De los 193 miembros de las Naciones Unidas, 188 apoyaron a Cuba. Las tres abstenciones –Islas Marshall. Micronesia y Palau– no son considerados como pesos completos diplomáticos.

Al voto anual, que en gran medida es ignorado en Estados Unidos, vale la pena prestarle gran atención este año. Bajo una presión creciente por parte de países vecinos para que se normalicen las relaciones con Cuba, la Casa Blanca está considerando qué medidas pudiera ser capaz de tomar en esa dirección durante el tiempo que le queda en el cargo al presidente Obama.

Cuba ha estado enviando señales cada vez más claras de que desea una relación. En su discurso a la Asamblea General el martes, el ministro cubano del Exterior, Bruno Rodríguez Parrilla, hizo un llamado a una nueva era en las relaciones bilaterales.

“Invitamos al gobierno de Estados Unidos a una relación mutuamente beneficiosa, basada en la reciprocidad”, dijo. “Podemos vivir y relacionarnos uno con el otro de manera civilizada, a pesar de nuestras diferencias”.

Diplomáticos de Zambia, Belarús y Tanzania estaban entre los que decidieron pedir la palabra para condenar el embargo. Pero las intervenciones de Colombia y Brasil fueron particularmente significativas. Colombia, quizás el aliado más firme de Estados Unidos en la región, cada vez se expresa más en su cuestionamiento a la política hacia Cuba. El representante brasileño advirtió que, de aquí en adelante, ninguna cumbre regional podría excluir a Cuba.

Estados Unidos plantea preocupaciones válidas acerca del estado de los derechos humanos y las libertades personales en Cuba siempre que este voto se emite cada año. Pero su política draconiana hacia La Habana ha impedido que funcionarios norteamericanos se relacionen con países de la región en un diálogo constructivo acerca de Cuba. También constantemente obstaculiza iniciativas regionales.

Es irónico que una política diseñada para aislar a Cuba haya terminado por aislar a Estados Unidos de manera profunda. En última instancia, aumenta el prestigio diplomático de Cuba. Quizás el año próximo se convenza a Israel de romper filas.

(Tomado de The New York Times)

Un pensamiento en “Acerca del embargo a Cuba: EE.UU. e Israel contra el mundo, otra vez

  1. Pingback: El embargo a #Cuba: #EEUU e #Israel contra el mundo, otra vez | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s