Humanos derechos en Cuba.

DDHH Cuba

Rodobaldo Martínez Pérez/Ahora.cu

“Quienes violan los derechos humanos no deberían ser llamados a juzgar la situación de esos derechos en otros países”, fueron palabras de un alto funcionario estadounidense un tiempo atrás.

Con tal premisa, resulta innegable divorciar los show protagonizados por Estados Unidos para condenar a Cuba en esa materia, con el grupito de sus mercenarios aquí dentro; con la realidad de los presos en Guantánamo (cárcel que el Novel de la Paz no ha podido cerrar) o la negativa de visas a Adriana para visitar a Gerardo, uno de los tres cubanos presos aún injustamente en cárceles del Imperio, protagonista del más sucio proceso judicial en el Norte.

Es tanta la doble moral de los Yanquis al exigirles a los demás lo que no cumple y entre los muchos ejemplos escojo uno: la sociedad internacional incorporó en la categoría de los derechos humanos ese principio elemental  del hombre para vivir y desarrollarse en un hábitat sano y adecuado.

En la propia resolución sobre la defensa al Medio Ambiente, decretada por la ONU, subraya que la sanidad es la primera calidad a requerir en nuestro entorno.

Dice más: sano no sólo tiene que ver con la conservación de los elementos (agua, aire), sino, además, por los ámbitos construidos por el hombre y la mujer, de manera que junto al derecho de disfrutar un ambiente propicio está la obligación de preservarlo.

Por tanto, el acuerdo de Kyoto en 1997, sobre la necesidad  de reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero (calentamiento de la tierra), cuyas causas están en la contaminación de la atmósfera fue un primer paso por la salvación de la tierra y Estados Unidos nunca lo ha firmado.

Los países en desarrollo reclaman cambios de actitudes para no terminar engullidos por la naturaleza y los ricos porque no se le dañe un ápice sus intereses económicos aunque el mundo de hunda.

Esas naciones tienen que enfrentar un conflicto ético interno, porque sus poblaciones se percatarán que otros países les están financiando la supervivencia.

Los cambios climáticos son evidentes: sequías por un lado, tormentas arrasadoras con desbordamientos de agua por otro, aumentos del nivel del mar por la descongelación de los glaciares, culpables de las inundaciones costeras; pero se proclama desarrollo sobre la ecología, sin percatarse que ninguna estrategia económica puede diseñarse hoy a espalda de los castos ambientales.

Esa insensatez e irresponsabilidad con el futuro del planeta es otra de las flagrantes violaciones a los derechos humanos y no debía olvidarse cuando se trate de sentar a Cuba en el banquillo de los acusados.

Pero, no solo es eso al hablar de Derechos, la humanidad está atenta de lo que hace Estados Unidos con los presos de la ilegal Base Naval de Guantánamo, un problema que se pone viejo y no acaba de resolverse.

Las graves violaciones a los Derechos Humanos cometidas en ese centro de tortura internacional son hartas conocidas. A parte del maltrato físico y sicológico a que son sometidos los detenidos, viven en un limbo legal, no se les ha acusado formalmente, ni establecido fecha para un juicio, es un encierro perpetuo y sin garantías legales.

En ese ilegítimo almacén de hombres, llamado por el Imperio “combatientes enemigos”, ocurren a cada rato huelgas de hambre para denunciar las malas condiciones de vida y los maltratos por los soldados yanquis.

Ellos dicen que para vivir en condiciones tan infrahumanas, prefieren morir. Es increíble que esto suceda en una prisión bajo la tutela de Estados Unidos.

Resulta bastante contradictorio concebir al “mayor cazador de violaciones de Derechos Humanos en la tierra”, al organizador de los show en Ginebra para condenar a Cuba, protagonista de  esas atrocidades.

Aunque eufemísticamente llame a los interrogatorios “manipulación del ambiente”, “posturas incómodas” o “manipulación sensorial”, los prisioneros reciben castigos crueles y pasan por actos bochornoso y ya no son pocas las anécdotas escalofriantes de quienes logran salir de ese infierno.

Con esa realidad, la superpotencia mundial deja una sombría resaca a los Derechos Humanos. Nadie puede decirle a Estados Unidos qué hacer, qué no hacer o detenerlo no importa cuán notoria sean sus crueldades.

¿Pueden ser creíbles, cuando hablan de respetar los derechos humanos?

De todos es conocido que el tema, cuyo día mundial se celebra el 10 de diciembre, es una herramienta para atacar a Cuba por sus supuestas violaciones, aún cuando este país tiene ejemplos que ofrecer, para demostrar cuanto hace por el bien de su pueblo en estos más de 50 años.

Existe una desenfrenada campaña mediática dirigida a negarlo o tergiversarlo, con un grupito de asalariados del Imperio aquí adentro prestados a orquestar shows.

Cuba trasciende en el área internacional por su obra, que enaltece los principales derechos: el de los niños, la educación, salud, alimentación, y en estas últimas cinco décadas es referente de cómo se defiende la dignidad de su gente.

Y no sólo en el ámbito nacional, con la voluntad gubernamental de atención integral a toda su población, sino en la nobleza de pensar en los más desposeídos de otras latitudes y llevarles salud o educación. Nuestro país tiene misiones internacionalistas en todos los continentes.

Los programas genéticos realizados en Ecuador y Nicaragua, con vistas a registrar el número de discapacitados y diseñar una atención especializada, los médicos internacionalistas incluidos quienes fueron a África a combatir el Ébola, se incluyen en su obra de entrega a la humanidad.

Ahí está la principal diferencia, Cuba ofrece médicos y maestros y los “campeones” de derechos humanos, bombas y destrucción. ¿Qué derechos se defienden: los de la vida o los de la muerte?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s