A contramano de la historia.

Cumbre de Las Américas

Paco Moreno/Diario UNO

En abril próximo, en Panamá, la Cumbre de las Américas dará que hablar. Centrará su expectativa en la participación de Cuba, determinada no solo por el proceso de normalización con Estados Unidos, auspiciador de ese foro, sino porque la comunidad latinoamericana ratificó en la cumbre previa que no aceptaría que en la cita de Panamá se repitiera la marginación del gobierno de la isla.

La reunión de los mandatarios de los países miembros de la OEA más Cuba, expulsada de la organización hemisférica por mandato de Estados Unidos hace más de medio siglo, por haber optado por un sistema diferente, se inscribe en los nuevos vientos de pluralismo y respeto a las diferencias expresados en el deshielo Cuba-EEUU y que América Latina, y dentro de ella nuestro país, alientan en aras de la paz y la integración.

Por eso, resulta extraño que, contra ese contexto y esa tendencia histórica, el Instituto Político para la Libertad (IPL), que opera con financiamiento norteamericano y desarrolla permanentemente actividades contra el gobierno cubano y ha usado jóvenes peruanos para realizar actividades intervencionistas en Cuba por cuenta de EEUU, esté organizando el viaje a Panamá de un grupo de jóvenes para que participen en un “Foro de Jóvenes de las Américas”, parte de una serie de actividades paralelas a la referida cumbre.

Por los antecedentes citados, es virtualmente seguro que el IPL participe en provocaciones y otras acciones hostiles a la isla caribeña que no son acordes con el clima de entendimiento necesario para la cumbre.

La cita puede abordar también el espinoso tema venezolano, en el que nuestra Cancillería apuesta por un proceso de distensión como el que han comenzado La Habana y Washington.

El IPL ha realizado el pasado 12 de marzo un “Diálogo Nacional de Jóvenes Peruanos” carente de representatividad, por no estar presentes organizaciones juveniles protagonistas de recientes acciones sociales, como la lucha contra le ley del empleo juvenil, y lo ha hecho con el fin de presentar en la cita de Panamá a una supuesta delegación de la juventud de nuestro país.

Las acciones que evidentemente proyectan realizar el IPL y sus similares de otros países en Panamá, contra Cuba y obviamente también contra el gobierno de Venezuela, apuntan a crispar el ambiente de la cumbre, atentan contra sus objetivos de entendimiento que propugna América Latina y parecen responder a sectores de la administración norteamericana añorantes de la Guerra Fría que no comulgan con el proceso de normalización abierto por Barack Obama y Raúl Castro.

Ese proceso, que Latinoamérica y el Perú alientan, tiene pendiente recorrer un camino largo y complejo que requiere de un clima de confianza para el cual es indispensable la no injerencia en asuntos internos cubanos.

ADEMÁS
Las acciones que evidentemente proyectan realizar el IPL y sus similares de otros países en Panamá, contra Cuba y obviamente también contra el gobierno de Venezuela, apuntan a crispar el ambiente de la cumbre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s