VUELOS DE LUCES Y SOMBRAS.

Sociedad Civil Cuba

Ricardo Estévez Morales *

Se anuncian las llegadas a Panamá de la sociedad civil cubana. El primer vuelo procedente desde Cuba, arribó con una contundente Declaración de Principios; poniendo el punto sobre la i.

Pero hablando del lenguaje, el concepto de sociedad civil nace y se utiliza con ambigüedad. A el se acude para esconder intereses mezquinos e implementar filosofías del poder imperial.

Consultando en Wikipedia y Ecured se pueden encontrar en los conceptos, términos que la describen como: “sin ánimo de lucro personal”, “bien común”, “defenderse de las acciones estratégicas del poder y del mercado”, “alcanzando objetivos comunes” y “limitada por un orden legal”.

Sin extenderse en explicaciones, los vuelos de luces procedentes desde Cuba, transportaron al sombrero campesino teñido de tierra; al alegre sudor de obrero que innovó una pieza bloqueada por aires del norte; al poeta curtido de historia conquistada para un presente soberano; al deportista olímpico que realizó su sueño dorado; a la mujer reconocida por su capacidad y no por sus formas; al médico que no pagó por estudiar y no cobra por curar; al estudiante alfabetizado desde la primaria hasta la universidad y hasta quienes hablan con los ancestros desde lo espiritual de un río y en la casa de dios. Como dijo Nicolás Guillén: “todo mezclado”

Y es que también llegaron vuelos de sombras, no desde la Isla y sí mediatizados; por cierto, de componentes de una “sociedad” pero separados. Sus individuales vuelos fueron costeados por foráneos representantes de organizaciones terroristas, diseñadas por poderes imperiales, con fines lucrativos y fuera de todo escenario legal.

La delegación cubana llegó con un proyecto integrador, defensor de intereses regionales; colaborador con los desposeídos; con matices y colores latinoamericanos; con un coro de voces multilingüe y con el propósito de defender y representar al pueblo cubano que ama su Revolución.

Los vuelos de luces tienen destinos constructivos hacia el sur. Los vuelos de sombras tienen destinos anexionistas hacia el norte.

Cuidado, se acreditaron pasajeros de vuelos de sombras con el objetivo de empañar la cumbre que se esforzó por tener a una América unida, como la soñaron Bolivar y Martí.

Pensemos en América y evitemos los ruidos que la dividen y no garantizan una Zona de Paz.

*Editor Miradas Encontradas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s