¿Una “Ley de Ajuste” africano?

Guillermo Rodríguez Rivera/Segunda Cita

Y no solo africano. Las patanas y las más diversas embarcaciones parten de las costas de África : desde Marruecos hasta España y Portugal o hasta las hermosa costa azul francesa y desde Libia hasta Sicilia o la isla de Lampedusa pero, desde otra parte llegan también a Europa los habitantes del medio oriente, que vivían en países que fueron invadidos y la resaca de esa invasión es un batallón de asesinos que se dicen religiosos y fundamentalistas, y se dedican a decapitar a quienes no piensen (¿es que piensan?) como ellos.

Las tropas norteamericanas buscaron alianzas oportunistas en Irak, en Libia, en Siria. Se unieron coyunturalmente con un puñado de facinerosos, de delincuentes ideológicos (Al Qaeda, el Estado Islámico) a fin de derribar regímenes que ninguno de ellos querían. Así ahorcaron a Saddam Hussein y lincharon a un Muamar el Gadafi prisionero, ante la grosera alegría televisada de Hillary Clinton. No han podido con Assad en Siria. Y ahora tienen a los extremistas asolando esos pobres países y a iraquíes, sirios y libios emigrando también hacia la cómplice Europa, porque la sometidas burguesías del viejo continente, han secundado en todo momento a sus jefes estadounidenses.

Los africanos han huido siempre del hambre, ese antiderecho humano que siempre se ha padecido en África, pero ahora, la crisis los impulsa hacia Europa con mucha más fuerza. Yo, economista a deshoras, tengo para mí que no hay tal crisis porque los ricos no la sufren, sino que se enriquecen más en sociedades a las que ya no les interesa el llamado “estado de bienestar” sino que ahondan de una manera irresponsable y suicida las diferencias entre sus ciudadanos.

Un periodista de derecha llamaba al lógico crecimiento de agrupaciones como Syriza y Podemos “la hora de los monstruos”, pero no es verdad: los monstruos son los que están gobernando en la “culta” Europa.

Ante la avalancha de migrantes que llenarán de muertos las aguas del Mediterráneo, los europeos piensan “tomar medidas”. ¿Será acaso una “ley de ajuste africano” que le dé acogida a los que llegan con los pies mojados? ¿No son refugiados? ¿Lo son los cubanos que llegan a los Estados Unidos, porque los acoge con derecho a trabajar y de residencia al año de permanencia, hayan hecho cualquier cosa para llegar?

Los cubanos –que se dicen perseguidos políticos– en cuanto llega el verano, van a vacacionar al mismo país del que dicen que huyeron.

Me temo que los europeos, que se enriquecieron con sus colonias africanas por muchos años, van a ajustar de otra manera a esos pobres refugiados. A lo mejor se quedan a vivir con el Estado Islámico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s