José Maria Aznar peón de la subversión imperial.

AznarAgapito Mañón/Tomado de Internet

La ofensiva de José María Aznar coincide con los objetivos de la OTAN en contra de los gobiernos revolucionarios Latinoamericanos.

Quien no recuerda el borbónico prepotente y revelador ¡por qué no te cayas! del abdicado rey español, ante la denuncia frontal del eterno líder revolucionario latinoamericano Hugo Chávez que reclamó con coraje la participación descarada del ex presidente José María Aznar en el golpe de estado de 2002 en Venezuela. Esos planes antidemocráticos continúan vivos y más activos que nunca, ahora en contra de todos los gobiernos antineolibarales, nacionalistas, humanistas, socialistas, bolivarianos en Latinoamérica y el Mundo.

La historia de la participación de José María Aznar en los propósitos de fomentar la subversión no es nueva. En Cuba, desde el inicio de su primer gobierno, pretendió colocar un embajador que liderara el fomento y desarrollo de organizaciones opositoras, para su sorpresa fue expulsado de la isla, originando percance entre las dos naciones y sembrando un mal precedente en las relaciones diplomáticas auténticas entre Cuba y España. Una actitud concertada con los sectores más conservadores del exilio cubano en Estado Unidos y su par estadounidense George Bush.

Muy similar es lo que está ocurriendo hoy en Ecuador y en el resto de los países del ALBA, llamado por el presidente Rafael Correa como los intentos de la restauración conservadora, tiene entre sus principales motores no sólo a Aznar, sino a otros elementos defensores del neoliberalismo fascista, como son Mario Vargas llosa y su fundación Libertad y Carlos Alberto Montaner, entre otros exponentes neoliberales. Que todos coinciden con el lenguaje del poder financiero, tecnológico, industrial y militar de las naciones que integran la Organización del Atlántico Norte, la OTAN.

Hay que recordar que durante el mandato de Aznar se estableció en España el hombre fuerte de la Fundación Nacional Cubano Americana, FNCA, el ya fallecido, Jorge Mas Canosa, quien según investigaciones publicadas, utilizó fondos del erario español para adquirir empresas y participación accionaria, capitales conseguidos por la influencia de su amigo el presidente Aznar, préstamos que jamás devolvió.

El ataque que Aznar encabeza contra Ecuador forma parte de la nueva arremetida de la derecha imperialista nacional e internacional contra el gobierno de Rafael Correa, que tiene entre sus protagonistas al ex presidente español y presidente de FAES, que financia y asesora políticamente a los opositores Guillermo Lasso y Jaime Nebot. Según fuentes de prensa, los días 22 y 23 de abril del año 2014, tuvo lugar en Madrid, el foro Un proyecto de libertad para Ecuador. Este evento tuvo como invitado especial a Guillermo Lasso, quien aprovecho la ocasión para solicitar asesoría a Aznar mediante el programa de Liderazgo que ofrece FAES. Con la intención de que contribuyera a la formación de un nuevo liderazgo opositor que mermara las bases de las principales organizaciones que apoyan al gobierno, fundamentalmente Alianza País. Colaboración que para FAES y Lasso constituye una asociación ideológica, que es en sí misma una acción provocadora, injerencista y subversiva contra el gobierno ecuatoriano democráticamente electo.

El programa de formación de líderes, dedicado a fomentar en jóvenes latinoamericanos el rechazo a los gobiernos progresistas del área, principalmente los integrantes del ALBA, son desvergonzadamente divulgados y promocionados, como si fueran lícitos, en el sitio digital de FAES. Un amplio grupo de jóvenes venezolanos son captados para estas becas y capacitados para que lleven a cabo los procesos de desestabilización contra la Revolución Bolivariana. El mismo método que ahora están empleando en Ecuador y otras naciones.

Durante la visita al Ecuador, en julio del 2014, José María Aznar impartió una conferencia a puertas cerradas para los militantes del partido opositor Creando Oportunidades (CREO), cuyo líder, Guillermo Lasso, señalado por los medios como un eventual candidato a la presidencia del país suramericano en las elecciones de 2017, que estaría apoyado por Aznar y el debilitado Partido Popular español.

La presencia de Aznar fue casi oculta en lujoso hotel Hilton guayaquileño, señalaron las agencias de prensa, rodeada del secretismo característicos de las acciones ilegales que las Ong’s realizan cuando saben que están violando las leyes, de allí que no se permitió el acceso a la prensa. A pesar de estas medidas que rodearon la reunión, un grupo de ciudadanos se congregó en las afueras del hotel para repudiar la presencia del ex presidente del gobierno español.

Sin dudas, la visita de Aznar a Guayaquil revela los fuertes vínculos ideológicos que unen a Lasso, a CREO, y a la derecha ecuatoriana en general, con esa tendencia política internacional, lo que resulta un contrasentido según analistas políticos, si se considera que la derecha quiere presentar caras nuevas, pero no pueden deshacerse del viejo ropaje que las acompaña.

La visita de Aznar ocurrió al calor de las advertencias del Presidente Correa de que existe una acción concertada de la derecha regional e internacional para revertir los cambios sociales que se produjeron en América Latina con la llegada de varios gobiernos progresistas a partir de finales de la década de los 90’ del siglo pasado.

La discreción con que Aznar manejó este viaje obedeció al interés de contar con los tiempos y comodidad para articular sus planes subversivos. Posteriormente se conoció que existen fuertes vínculos promovidos por FAES, entre el grupo Prisa, (conocido por su falta de transparencia) y el diario El Universo, habitual defensor de las ideas de la derecha. Los encuentros y sesiones de Juan Luis Cebrián, director ejecutivo de Prisa y Carlos Pérez Barriga, director del diario El Universo se dedican a articular la propaganda sucia y guerra psicológica en función de distorsionar la realidad ecuatoriana y desgastar y satanizar mediáticamente la imagen del Presidente Correa, lo que han hecho de manera sostenida en el último año.

FAES y su presidente no sólo asesoran a Guillermo Lasso para subvertir el orden en Ecuador, sino que también mantienen estrecha relación con el opositor ecuatoriano Jaime Nebot, quien hiciera a Aznar ciudadano ilustre de la ciudad de Guayaquil, condecoración que se ha tomado muy en serio y que lo hace creerse con derechos de intervenir en los asuntos internos de esa nación.

Nebot le ha dado la potestad a FAES y Aznar parece creerse en serio que su fundación tiene fuertes lazos con América Latina y que no puede limitarse a ser un espectador imparcial al intento de golpe blando que vive hoy el gobierno de Rafael Correa.

FAES funciona en estrecha relación con otras ong’s y tanques pensantes de corte neoliberal que trabajan en el esquema de subversión contra América Latina, como son las alemanas “Fur Die Freiheit”, la Wolfgang Gerhardt, la Fundacion Friedrich-Naumann, la Konrad Adenauer, la Fundacion Libertad, y el Instituto Republicano Internacional.

Pero no son solo estas instituciones se dedican a la subversión, según el artículo publicado en febrero de este año por la bloguera argentina Martha Lidia Ferreira quien señala en http//elcomunista.net, (La CIA en Ecuador), refiriéndose a lo que ya se asomaba en el escenario político ecuatoriano hoy se tienen, en Ecuador, sobradas y contundentes pruebas, de la directa intervención de la embajada de EEUU y la CIA a favor, por todos los medios, de una desestabilización de tal magnitud que obligue la salida, de una forma u otra, de Rafael Correa del gobierno. Los que no se atreven en las urnas, en las elecciones democráticas, quieren forzarlo, para sus intereses, de cualquier forma.

Entre los funcionarios que participan en estas acciones, encontramos a Albert Daniel Hernández y William James Mozdzierz (figura en Google como importador/exportador de Ecuador), denunciados como agentes oficiales de la CIA por la revista Geheim, en su estancia en Bolivia (el primero en 2006 y el segundo en 2010). La misma revista las evidencia en el año 2013, ya radicados en Ecuador. Dichos funcionarios han incrementado sus contactos con directivos del partido político creado en 2012, y que participa en las elecciones presidenciales en 2013, por primera vez, llamado Creando oportunidades (CREO).

El banquero Guillermo Lasso preside el partido, fue candidato y es el interlocutor de ambos funcionarios en cito, Av. Quito 2502 y Gómez Rendón, Guayaquil, Ecuador. www.creo.com.ec. Vínculos comprobados que sin dudas los relacionan con los violentos disturbios acaecidos en distintos lugares de Ecuador, eventos perversos diseñados en conjunto y del trabajo de zapa de estos personajes, que tratan de animar el descontento popular, la protesta violenta, y el descreimiento en el proceso revolucionario y sus logros.

Para los más aviesos analistas políticos, resulta contradictorio que esa nueva derecha que tratan de posicionar en América Latina, con caras más menos jóvenes como las de Henrique Capriles, en Venezuela y la del recién electo alcalde de Quito, Mauricio Rodas, tengan que recurrir a José María Aznar, un conservador a ultranza. Cosa que explica la desesperación de los sectores reaccionarios por hacerse del poder al costo que sea posible. No importan gobiernos electos democráticamente sino satisfacer las ansias de poder de los grupos nacionales en combinación con los factores internacionales que los aúpan y conducen a la derrota y al desprecio de los pueblos.

agapitoman1926@yahoo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s