Triunfo de la contrarrevolución en Venezuela.

Yadira Escobar/Blog Personal

“Ha triunfado la constitución y la democracia” dijo el presidente Nicolás Maduro, anoche al reconocer la victoria de la derecha política. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tendrá ahora el control de la Asamblea Nacional al obtener 99 diputados, frente a 46 del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Es difícil para la izquierda latinoamericana asimilar esta derrota política a la revolución bolivariana y al socialismo del siglo XXI. Ya hace dos semanas se sufrió un duro golpe, en las elecciones presidenciales de Argentina por la victoria de Mauricio Macri ante Daniel Scioli. Otros gobiernos de la región pudieran caer en la medida que la crisis económica sacude los cimientos de las nuevas democracias populares.

La derecha esta eufórica y casi no comprende el motivo de sus ultimos triunfos. En todas partes gana sin presentar apenas un programa político coherente que prometa revertir la crisis económica. El fenómeno se genera en primer lugar por la disminución en las exportaciones de materia primas y en segundo lugar por una propaganda científicamente dirigida a los gobiernos desde unos medios privados que hacen papel de oposición política.

En Argentina, el papel jugado por el canal de Televisión trece, que pertenece al grupo Clarin y ha sido protagonico en esta contrarrevolución mediática ha sido grande. Se usan recursos psicológicos, propaganda ligera y hasta mensajes subliminales para sembrar el cinismo, la desconfianza permanente y la insolidaridad. Muchos quedaron sorprendidos en Argentina cuando el periodista de dicho Canal (13), Jorge Lanata, se despidió del ciclo “Periodismo para Todos” después de cuatro años de criticar al gobierno y burlarse de los proyectos sociales. El periodista hizo oposición política en medio de malas palabras y chistes cínicos dirigiéndose a un público indeciso para luego suspender su acción política e irse del país exactamente cuando la derecha triunfó. Sería absurdo que ahora continuara su acción destructiva en TV contra la derecha ¿verdad?

Volviendo a Venezuela, es bueno señalar toda la propaganda que la oposición lleva años dirigiendo contra las relaciones de su país con los países vecinos. Petrocaribe, las misiones medicas, y la solidaridad son presentadas como una acción casi imperialista de la Habana. Mientras tanto, los opositores miran hacia Washington buscando orientación en medio de sus incertidumbres. Apostaban desde hacia tiempo por un barril de petróleo barato para acabar con la economía de su propio país, como si tuviesen el presentimiento de que una vez conquistado el poder, Estados Unidos manipularía los precios del petróleo para favorecerlos.

La conquista del poder legislativo por el momento parece ser que está siendo presentada por la prensa internacional como si fuera la conquista del ejecutivo. Si son prudentes los de la MUD, seguirán explotando el desengaño de los chavistas más ortodoxos insistiendo en la corrupción y en la “revolución traicionada” como lo han hecho atacando a la figura de Maduro y no a la de Chavez. Si se dejan llevar por la codicia, se radicalizaran y hundirán a Venezuela en el caos esperando una intervensión más abierta de los Estados Unidos.

Ayer en la Televisión de Miami en la noche el periodista venezolano Rafael poleo dijo:

“No se mueve una hoja en America Latina sin que sea Estados Unidos quien sople.”

 

rafael poleo

La comunidad venezolana ha crecido en Miami y es generalmente de derechas. Han estrechado lazos con algunos disidentes cubanos enemigos de los proyectos sociales y de Petrocaribe. La idea compartida de que hay que romper la alianza entre Cuba y Venezuela para que triunfe la contrarrevolución esta presente en los programas de la TV privada en Miami, pero también en la emisora Federal TV-Martí que transmite programas de propaganda dirigidos a la comunidad cubano-americana en el sur de la Florida.

La oposición ha dicho que buscará dos cosas primero que todo:

1-Promulgar una ley de amnistía que permita la liberación de los llamados “presos políticos”.

2-Aprobar una ley que reactive la producción nacional.

Esta oposición que busca “devolverle la democracia al país” olvida tener la humildad de reconocer que es gracias a la democracia bolivariana que ellos pueden de manera legal ejercer sus derechos.

Si esto es posible de manera legal, o sea que las elecciones en Venezuela son impecables, la existencia de presos políticos no es real, o al memos es discutible porque se trata de un pais democrático en todo el sentido de la palabra.

La existencia de canales legales para hacer política quizás no es suficiente para los violentos opositores anti-sistema, pero esos igualmente podrían estar encarcelados en Londres o París por no tener la disciplina de respetar el Estado.

Por otra parte la reactivación de la economía para la derecha venezolana es el retorno al pasado y a las recetas neo-liberales de mercado sin regulación del Estado. La sociedad venezolana ha tomado una decisión política en tiempos de crisis que va a conducir al país en otra dirección donde quizás le espere una crisis de peor dimensión por falta de justicia social. Si para entonces la derecha en el poder se comporta de manera tan democrática y transparente como lo hizo la izquierda ayer, entonces volverá otro gobierno popular que repare los daños del capitalismo extremo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s