Jean Guy-Allard, un soldado de la Revolución

Por: Colectivo Miradas Encontradas

Hace ya cuatro días se conoció a través de una breve crónica de Cubadebate el fallecimiento del periodista canadiense Jean Guy-Allard. No puedo decir que lo haya conocido. Me hubiera gustado mucho y haber aprendido de su sagacidad para descubrir en Internet las suciedades de aquellos que con persistencia emplean millones de dólares en intentar satanizar a Cuba y tratar de ensombrecer nuestros destinos.

Ya no tendré esa oportunidad. Sin embargo, quedarán por siempre registrados sus muchos esclarecedores artículos que contribuyeron tanto dentro como fuera de Cuba, a conocer como funciona lo que él denominara, de conjunto con la periodista Eva Golinger, “La telaraña Imperial”, no solo contra Cuba, sino contra todos los Gobiernos y movimientos revolucionarios de la izquierda.

Hoy más que nunca lo necesitaríamos. Hoy cuando contra su querida Venezuela se ciernen diversas y fuertes amenazas; cuando las campañas y golpes de disímil naturaleza amenazan los pueblos del ALBA, sentimos que la blogosfera ha perdido a uno de sus más activos combatientes.

Así es como lo veo. No se muchos detalles de su vida. Algunos que han trascendido a la hora de su fallecimiento me parecen cuando menos irrelevantes.

Sin embargo, me gustaría mencionar algunos aspectos que considero importantes en su actividad como periodista revolucionario.

Su página es de las más visibles en la blogosfera de izquierda. Páginas realmente emblemáticas como Rebelión, que es pionera en esta batalla, Aporrea, página insigne de Venezuela, Telesur, Kaos en la Red, entre muchas otras, lo replicaban constantemente. Eso hace suponer un trabajo cuando menos muy oportuno e intenso. Jean Guy fue un periodista altamente visible.

No hay prácticamente tema relacionado con la guerra sucia contra Cuba y contra el ALBA que Jean Guy no haya tratado. Esto nos permite contar con abundante información útil para todos a los que nos interesa combatir en esta batalla.

Para mi lo más relevante es su solidaridad con Cuba y su compromiso con los desposeídos. Los últimos años de su vida fueron entregados a la defensa de las causas más justas, entre otras, la causa de nuestra Revolución.

Por tanto, más que la desaparición de un periodista, duele la desaparición física de un activo y solidario revolucionario. De esa manera lo recordaremos siempre.

Gracias Jean Guy, gracias por tu solidaridad. Siempre estarás entre nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s