USA-política: ¿Cómo funciona tras bambalinas?

Marco Rubio y Donald TrumpNicanor León Cotayo/Cubasí

Acaba de tener lugar un ejemplo que ayuda a explicarlo  hondamente. Luego de lanzarse duros ataques en el contexto de las elecciones primarias, Donald Trump y Marco Rubio montarán una alianza entre ambos.

Así lo reveló desde Miami este miércoles un periodista de Diario las Américas, Daniel Castropé. El hecho fue confirmado por el vocero de la campaña del multimillonario en el sur de la Florida, Lorenzo Palomares.

Incluso este último afirmó que ya los candidatos trabajan juntos para alcanzar la presidencia y un puesto en el Senado.

De acuerdo a su explicación pretenden con ello garantizar una parte del voto hispano a favor de Trump en el sur de la Florida.

No obstante que ninguno de los hombres de Marco Rubio confirma el pacto, Lorenzo Palomares, lo celebra jubilosamente.

“Las dos campañas están trabajando muy juntas, y cada día uniendo más sus fuerzas”, puntualizó.

Después afirmó: el senador estuvo en la Florida con el candidato vicepresidencial republicano, Mike Pence, y ahora esperamos que Rubio haga lo mismo como uno de los voceros de nuestra campaña.

Luego trató de aclarar:

“Aunque hay diferencias políticas entre los candidatos [Trump y Rubio], existen cosas que los unen, como la destrucción de Estados Unidos por Hillary Clinton, que serían cuatro años más de Obama”.
Todo lo dicho choca abiertamente con sus no precisamente lejanos antecedentes.

Por ejemplo, a finales de febrero uno de los entonces aspirantes a la candidatura presidencial republicana, Marco Rubio, pidió a sus seguidores cerrar filas en torno a él para frenar a Trump, “estafador a punto de secuestrar el partido y el movimiento conservador”.

En el transcurso de un acto de campaña Rubio prometió: “si me nominan, tendrán un verdadero conservador que nos una y nos haga crecer después de este circo que hemos vivido nueve meses con el señor Trump”.

En otro momento, Rubio aseveró  que este último era “inelegible” por el apoyo recibido de un antiguo líder del Ku Klux Klan (KKK) a su campaña.

“No podemos ser el partido que rechaza condenar a los supremacistas blancos y al Ku Klux Klan. Eso no solo está mal, sino que hace a Trump inelegible”, sentenció el legislador floridano.

He ahí una muestra sobre cómo funciona la política en Estados Unidos, aparentes reyertas entre  figuras que terminan –como ahora- en frívolas alianzas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s