Republicanos manejan muerte mediática de Hillary Clinton

https://i2.wp.com/www.whatdoesitmean.com/hhss1.jpgPercy Alvarado/Descubriendo Verdades

Las redes sociales y medios de prensa especulan sobre un deterioro en el estado de salud de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, según reseña hoy Rusia Today. Particularmente, parte de esa ofensiva mediática parte de adeptos a su contrincante, Donald Trump. No obstante, un sitio especula sobre el hecho de que, hace tres días, varios equipos del Servicio Secreto se han apresurado a visitar y coordinar el ingreso de una persona de alta importancia –presumiblemente la aludida– alternativamente en uno de los tres mejores hospitales norteamericanos que cuentan con prestigioso equipos de Neurología y Neurocirugía: el Hospital de la Universidad Presbiteriana (Nueva York), el Hospital Johns Hopkins (Baltimore, Maryland) y el Massachusetts General Hospital (Boston).

Para nadie es un secreto que Hillary Clinton sufrió públicamente dos convulsiones y se vio afectada de hacer  prolongadas apariciones en su campaña. También se cree que siempre está acompañada por un médico que porta un fármaco anticonvulsivo para aplicárselo en caso de necesidad.

Se conoce que en diciembre de 2012, Hillary Clinton sufrió una conmoción cerebral con el consiguiente desmayo, siendo entonces trasladada al Hospital Presbiteriano de Nueva York donde se le hizo una resonancia magnética de su cerebro. La misma arrojó la existencia de un coágulo en una de sus venas cerebrales –lo que le produjo una trombosis en el seno transverso cercano a la oreja derecha– indicándole un largo período de cumplir tratamiento y recuperación. El tratamiento contrarrestó la diplopía (visión doble), mareos y otros síntomas, debiendo llevar consigo gafas especializadas.

Lo cierto del asunto, veraz o no, es que sus contrincantes republicanos están tratando de sembrar la idea mediática de inhabilitarla para poder cumplir sus funciones presidenciales de ser elegida. Es parte de la jugada de Donald Trump, quien se sabe que también trata de buscar el encarcelamiento de Hillary por el tema de los emails filtrados por Wikileaks.

En este sentido, el juez federal, Emmet Sullivan, ordenó hoy a la candidata demócrata, responder preguntas por escrito al conservador Judicial Watch sobre el uso que hizo de un servidor personal de correos mientras era secretaria de Estado entre los años 2009 y 2013, según cita terra.

Es, en resumen, un ataque por todos los frentes, propio de las campañas USA en que todo vale para deslegitimar a un contrincante.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s