Los temores que sí me quitan el sueño

cerradoLuis Ernesto Ruiz Martínez/Visión desde Cuba

Fernando Ravsberg ha escrito en su blog, además de muchos otros llenos de ironías muy bien pensadas, dos párrafos que me tienen molesto y lo hago público, porque no soy de los que se esconde bajo seudónimo para decir y escribir lo que piensa.

Refiriéndose a los que él llama “los extremistas” ha publicado: “Bloquearon La Joven Cuba, acusan de “trabajo enemigo” a OnCuba y Progreso Semanal y arremeten contra los blogs de periodistas nacionales y extranjeros, sacándolos de las plataformas locales, dejándolos sin trabajo o pidiendo que se les expulse del país”.

“Temen que sigamos desarrollando un periodismo diferente, un periodismo responsable, serio, veraz, oportuno, atractivo, crítico y elogioso a la vez. Hecho desde y para Cuba, construido mayormente por jóvenes cubanos, muchos de ellos sin apenas recursos económicos”.

Para él y los que lo adoran como un Dios del periodismo contemporáneo, lo dejo bien claro: si para ver buen periodismo cubano, “hecho desde y para Cuba”, tenemos que coquetear con OnCuba, ProgresoSemanal, Cartas desde Cuba, El Toque, y muchos otros mal llamados “medios alternativos” que solo ven nuestras manchas, prefiero la actual prensa cubana, dándole un par de cocotazos a los que no saben nada de periodismo pero están ahí, a los que inmediatamente mandaría a superar y sobre todo, abriría muchas más puertas a la gente que sí tiene talento y por temores, siguen a la sombra. Y los primeros, que sigan disputándose a los muchos lectores que, según ellos mismos afirman, se han ganado con su credibilidad.

Aplicaría a la prensa cubana, de una vez por todas, el concepto de Revolución de nuestro Fidel para cambiar todo lo que debe ser cambiado y despojarnos de tantos cuestionamientos, vengan de donde vengan, que impiden que la Cuba de las calles sea la que tenga espacio en la prensa, sin triunfalismos desmedidos, ni apocalípticos años por venir en que todo lo que hace la Revolución es para sostenerse en el poder como pretenden posicionar nuestros enemigos.

Por suerte soy apenas un profesor universitario que tiene la posibilidad de escribir en su propio blog y emitir valoraciones de lo que hoy tiene caliente a muchas redes. Ah, y también lo hago sin disponer de recursos económicos, más que los que mi Universidad, fruto de la Revolución, es capaz de proveerme.

Quizás si los que siguen viendo a Ravsberg y sus discípulos como salvadores de la prensa en Cuba terminaran “ganando” esta ridícula pelea mediática por espacios digitales, comenzaría a pensármelo dos veces antes de poner mi cabeza en la almohada.

Esos son los temores que sí me quitan el sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s