Bloqueo de EEUU lacera también el deporte y la cultura cubanas

bloqueo-22-09Tomado de: Bohemia

Además de las afectaciones directas a la economía cubana, el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace casi 60 años laceró el desarrollo del deporte y la cultura en la nación caribeña.

Para las autoridades y el pueblo de Cuba el acceso pleno a esas manifestaciones del quehacer humano constituye una conquista social que coadyuva a elevar la calidad de vida y la cual es preciso mantener.

No obstante, a causa del cerco norteamericano el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) no puede adquirir en Estados Unidos implementos de varias marcas reconocidas que son necesarios para la práctica de disciplinas como el béisbol (deporte nacional), el softbol y el tiro con arco, entre otras.

De acuerdo con el Inder, esos artículos son de uso obligatorio según lo estipulado por los reglamentos oficiales de las distintas federaciones internacionales.

La imposibilidad de acceder a esos implementos en el mercado estadounidense obliga a Cuba a importarlos desde lugares más lejanos, lo cual eleva su precio de 20 a 30 por ciento del valor real.

El bloqueo también entorpece el trabajo del laboratorio cubano antidopaje y se registran casos de retención de muestras en Estados Unidos pertenecientes a atletas de otros países cuyas autoridades del deporte recurrieron a los servicios de la institución de la isla, la cual constituye un centro de referencia en Latinoamérica.

Por otra parte, el cerco norteamericano dificulta el cumplimiento del propósito de la Revolución cubana de divulgar y promover la cultura como elemento indispensable para la educación y el desarrollo.

El bloqueo causó pérdidas en ese sector superiores a los 29 millones 483 mil dólares de abril de 2015 a igual mes de 2016, según un informe sobre los daños de esa medida unilateral estadounidense que será presentado ante la Asamblea General de la ONU el 26 de octubre venidero.

De acuerdo con el texto, de no existir esa política hostil el mercado de la nación norteña pudiera ser la fuente principal de suministros de un amplio grupo de las materias primas, materiales, herramientas y equipos utilizados por los artistas, artesanos y diseñadores cubanos. En cambio, tales productos deben ser adquiridos en otros sitios a precios superiores hasta en un 40 por ciento.

Las afectaciones van desde las trabas para la adquisición de instrumentos musicales destinados a los conservatorios y escuelas cubanas hasta la imposibilidad de comprar materiales e insumos diversos para la restauración de obras de arte o sitios considerados como Patrimonio Nacional o, incluso, Patrimonio de la Humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s