Fidel en Vietnam, hoy y mañana como siempre

fidel-en-viet-nam-1-580x400

Millones lamentan su pérdida por ser un líder defensor de los humildes y enemigo de la injusticia, pero si algún pueblo puede decir que siente la desaparición física de Fidel Castro, ese es el de Vietnam.


Las razones se conocen y jamás se podrán borrar, pero hoy deben recordarse como un temprano homenaje al hombre que llevó la solidaridad con esta nación a su máxima expresión cuando, en sus momentos más difíciles, afirmó que “Por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre”.

Esa muestra de apoyo sería suficiente para que este pueblo siempre lo tuviera presente, como se comprueba a diario hasta donde menos se pueda esperar, pero Fidel hizo más, siempre hizo y hará más, por su legado.   Hable usted con un vietnamita y junto con la citada frase, escuchará también que Fidel estuvo en la provincia central de Quang Tri, el 15 de septiembre de 1973, en medio de la guerra. Ningún otro estadista lo hizo.

Todo eso dice más que el azúcar, hospitales, carreteras y formación de profesionales en el país caribeño, entre otros gestos, cuando se quiera evocar y evaluar lo hecho por el líder de la Revolución cubana por Vietnam.
Ello explica el carácter especial de las relaciones entre los dos Partidos, Estados, Gobiernos y pueblos, siempre descritas como excelentes, un calificativo que puede distar de su verdadero alcance.

Fidel, rodeado por soldados vietnamitas, ondea la bandea del Frente de Liberación de Vietnam del Sur
Innecesario seguir en la historia de años atrás de estos vínculos para conocer más de ellos. La semana pasada Fidel Castro conversó ampliamente sobre el tema al recibir al presidente Tran Dai Quang, justo horas después de su llegada a la Habana, quizás el último gobernante con quien dialogó. Otro grato recuerdo para los nexos cubano-vietnamitas.
Nuevamente un líder de esta nación expresó su gran aprecio por la solidaridad de Cuba desde los tiempos de la guerra contra la invasión de Estados Unidos, ocasión en que coincidieron en que “esta visita afianzará aún más la histórica unidad entre nuestros pueblos”.
Nada debe extrañar entonces que tan pronto se conoció la noticia, los funcionarios de la embajada cubana comenzaran a recibir mensajes de pesar no solo de amigos vietnamitas, sino de otras tierras.
Cabe citar uno de ellos, de una representante de la misión diplomática de Venezuela: “Honor y gloria al Comandante Fidel Castro!! Se nos fue uno de los grandes de la historia. Su legado y su ejemplo de lucha permanecerán por generaciones. Venezuela y el mundo se entristecen con esta penosa noticia. Mis cariños y condolencias a nuestros hermanos cubanos”.
De seguro esas expresiones irán aumentando.
Al comunicarle la noticia a un amigo anfitrión cuyo nombre en español es José y quien estudió en Cuba, reaccionó con dolor y una frase que millones suscriben en cualquier rincón del planeta,  sobre todo donde se concentran los pobres y está por llegar la justicia que siempre defendió: “Una gran pérdida para Cuba y Vietnam y los pueblos revolucionarios del mundo”.
En medio de la tristeza, todo cubano que esté en Vietnam por estos días será testigo de cuánto se le quiere a Fidel en este país.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s