Todos somos Fidel

yo-soy-fidel

Por Sofía Reyes

Una multitud dio el adiós a Fidel Castro en La Habana, ayer 29 de noviembre en la Plaza de la Revolución, donde tantas veces reunió a las masas que lo escucharon sin cansancio, esta vez las juntó para recordarlo.
Ancianos, niños, mujeres, personas de todas las edades acudieron al encuentro con el hombre que hizo tanto por los pueblos del mundo y por su patria amada Cuba. Los futuros médicos se escribieron Fidel en el rostro y algunos se dibujaron los grados de Comandante.

El Himno Nacional abrió el homenaje, nunca antes fueron entonadas sus notas con tanta energía que erizó de pies a cabeza a los presentes quienes se llenaron de tristeza por la desaparición física del padre de todos los cubanos y de los desamparados.

El mar de pueblos gritaba con fuerza “Yo soy Fidel”, “Se oye se siente, Fidel está presente”, como una forma de reafirmar que Fidel no se fue, está presente en cada joven, niño, anciano, mujer, hombre, y su legado persistirá siempre, a la vez que manifestaban con frases de “Fidel, amado, seguimos tu legado” el apoyo incondicional a la Revolución y a Raúl Castro.

La solidaridad con el dolor de Cuba se demostró en los discursos de los mandatarios y figuras de todo el mundo que vinieron a darle las condolencias a Raúl y al pueblo cubano: Nicolás Maduro Moros, de la República Bolivariana de Venezuela, , el líder boliviano Evo Morales, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, del Salvador, Salvador Sánchez Cerén, de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, Jacob Zuma, de Sudáfrica, Hage Geingob, de Namibia, el Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras, en representación de Qatar su alteza Emir Padre Hamad Bin Khalifa Al-Thani, Enrique Peña Nieto de México, Li Yuanchao, vicepresidente de China, Abdelkader Ben Salah, presidente del Consejo de la Nación de Argelia, Vyacheslav V. Volodin, presidente de la Duma de Rusia, Victor Sheiman, enviado especial por Belarús, Roosevelt Skerrit, primer ministro de Dominica y presidente Pro tempore de Caricom, Nguyen Thi Kim Ngan, presidenta de la Asamblea Nacional de Vietnam, Majid Ansari, vicepresidente de Irán, entre otros que asistieron también.

Fue un sentido acto, de lágrimas, emociones y consignas, una Plaza de la Revolución colmada de cubanos y de otros rincones del mundo, donde la juventud demostró nuevamente que es el futuro del milagro que hizo Fidel, hacer una Revolución socialista con los humildes, por los humildes y para los humildes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s