El “exótico” caimito con recetas saludables de la cocina cubana

El “exótico” caimito con recetas saludables de la cocina cubana

Tomado de Cubahora

El caimito, Pouteria caimito, es nativo de América Central y del Caribe, pero ya se ha introducido en otras regiones tropicales. Su mayor cosecha se concentra en Nicaragua. Es un fruto tropical del tamaño de una naranja mediana considerada “exótica” y aún desconocida en algunas partes del mundo, pues no se consume de manera tradicional.

El caimito pertenece a la familia del níspero y el zapote. Tiene una cáscara de color morado o verde y por fuera se asemeja a una manzana. Dependiendo del color, su pulpa puede ser rosada o blanquecina, y es gelatinosa, dulce, fragante, acaramelada y refrescante.

En su interior existen de 6 a 11 celdas, algo gomosas, que  envuelven las semillas en el centro. Vistas en un corte transversal, forman las puntas de una estrella y por eso el caimito también se conoce como star apple en inglés. Los mejores frutos tienen tan solo 3 semillas.

Un caimitero puede producir 150 libras, 60 kilogramos, de frutos en el corto plazo de la estación de fructificación. La temporada de caimito esta entre los meses de febrero a mayo.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

El caimito es totalmente saludable y una importante fuente de vitaminas como A, C, B y niacina. Cuenta, además, con varios minerales esenciales para la salud, como por ejemplo calcio, fósforo, hierro, entre otros.

Es bajo en calorías, pues contiene 67 calorías por cada 100 gramos de masa comestible y entre 78.4 a 85.7 por ciento de agua, lo que la convierte en una buena selección para las dietas de adelgazamiento.

Incluye lisina, uno de los 10 aminoácidos esenciales para el ser humano, que estimula la hormona del crecimiento y el desarrollo mental.

BENEFICIOS PARA LA SALUD

En su composición entran buenas cantidades de fibra vegetal, que ayuda a adelgazar, refuerza el poder saciante de la alimentación y mantiene el estómago lleno.

Esta fibra también incrementa el nivel de protección contra el cáncer, las enfermedades cardiacas, la diabetes, la hipertensión arterial, el aumento sanguíneo del colesterol, y otras grasas, y previene la constipación.

El caimito maduro se come para calmar la inflamación en casos de laringitis y neumonía. Su pulpa astringente es recomendada en caso de trastornos intestinales.

Los caimitos se convierten en una valiosa fuente de calcio, fortaleciendo huesos y dientes. De igual manera, disminuye los síntomas del síndrome premenstrual y mejora el desarrollo de la memoria.

La vitamina A favorece el crecimiento, fortalece los tejidos y genera resistencia contra las infecciones. Es necesaria para la salud de los ojos, la piel, fortifica el cabello y previene resfriados e infecciones de la mucosa. Ayuda a un buen sueño y tensión arterial normal.

Su contenido de vitamina C le proporciona su sabor algo ácido y estimula la acción de los antioxidantes protectores del metabolismo celular. Esta vitamina beneficia el sistema inmunológico, evitando procesos degenerativos que pueden desencadenar enfermedades malignas.

EN EL MERCADO

Cuando el fruto está maduro se debe recoger a mano pues no se cae cuando está listo y permanece en el árbol hasta secarse. Aves y ardillas comerían sus frutos si se dejan en el árbol. Cuando se cosecha se siente en la mano como una pelota de goma.

El caimito se debe adquirirse cuando esté plenamente maduro, de lo contrario, se pondrá gomoso y no comestible. Cuando madura, la piel se arruga, y el fruto es ligeramente blando al tacto.

EN LA COCINA

Se come habitualmente con las manos. Se le consume fresco o se le usa para hacer jaleas o mermeladas.

Los caimitos no deben ser mordidos enteros. La piel y la corteza, que constituyen aproximadamente el 33 por ciento del total, no son comestibles. Se debe evitar morder su cáscara por su contenido de látex amargo cuando se abre y precaver que entre en contacto con la masa comestible.

Su madurez es difícil de estimar por señas externas, pero puede decirse que está listo cuando es suave al tacto y tiene un fuerte y agradable olor.

El fruto maduro, preferentemente refrigerado, se divide a la mitad y se come la masa con una cuchara, dejando las semillas y las celdas del núcleo.

Los frutos maduros se conservan en buen estado durante 3 semanas entre 37.4 y 42.8 º F (3 -6 º C) de temperatura. A las infusiones con sus hojas se le atribuyen cualidades afrodisíacas.

EN LA MESA DEL COMEDOR

El caimito debe consumirse bien lavado y sin cáscara ni semillas y presentarse como postre luego de una comida, como cualquier fruta tradicional.Tiene un dulce sabor muy gustado a niños y mayores, y además muchos beneficios para la salud

Su dulce sabor y la facilidad para manipular su pulpa hacen del caimito uno de esos frutos bastante sencillo tratar y podemos elaborar gran variedad de platos,

desde el consumo de los más deliciosos postres o las más sabrosas ensaladas hasta bebiéndolo en forma de batido o jugo natural.

OTRAS VARIEDADES DE CONSUMO

Se puede consumir de muchas maneras distintas. La pulpa dulce aplastada se utiliza para hacer helados y se mezcla con el yogurt para un delicioso desayuno.

En Jamaica, a menudo se come la masa con jugo de naranja agria, una combinación llamada “matrimonio”.  También mezclarse con jugo de naranja, edulcorante, nuez moscada rallada y una cucharada de vino blanco y es un postre llamado “strawberries and-cream“.

Su sabor puede ser mejorado mediante la mezcla a la pulpa blanquecina de leche y edulcorantes o miel. En jugo consumirse fresco y lo antes posible, para evitar su fermentación.

Entre sus usos medicinales se recomienda como expectorante. Se debe hervir 100 gramos de hojas en un litro de agua, endulzar con miel y tomar una taza cada tres horas. El mismo tratamiento se utiliza para la bronquitis y otras afecciones pulmonares.

RECETAS SALUDABLES DE CAIMITO DE LA COCINA CUBANA

BATIDO DE CAIMITO

– 1 taza de pulpa de caimito sin semillas

– 2 tazas de leche de almendras, de coco o de soya

– 1 cucharadita de vainilla

– 1 cucharadita de canela en polvo

– 1 cucharadita de jugo de limón

– Edulcorante o miel al gusto

– Hielo

Coloca todos los ingredientes en una licuadora y añade el hielo y el edulcorante  a gusto. Bate a velocidad alta hasta obtener una cremosa y refrescante batida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s