En Soplillar testimonian sobre humanismo de la Revolución cubana

fidel-en-soplillar
Tomado de Cubasi.cu
Los habitantes de Soplillar, poblado distante en la geografía del mayor humedal del Caribe Insular, recordaron en la noche de este sábado la primera cena de Fidel Castro  con los carboneros…

Los habitantes de Soplillar, poblado distante en la geografía del mayor humedal del Caribe Insular, recordaron en la noche de este sábado la primera cena de Fidel Castro  con los carboneros y ofrecieron testimonios sobre el humanismo de la  Revolución, obra que transformó la vida a las familias de estos parajes.

Lucía Rodríguez era muy joven cuando el líder de la Revolución llegó  a la Ciénaga por primera vez y explicó de la importancia de estudiar y  prepararse para contribuir al desarrollo del más grande y menos poblado municipio de Cuba, ubicado a unos 180 kilómetros al sureste de la capital, y partió a estudiar junto a un grupo de muchachas que aprendieron corte y costura, y a trabajar el arte de las cerámica.

En Soplillar, donde se levanta el Memorial que recrea aquella Nochebuena que Fidel compartió con los carboneros, los bohíos estaban construidos de yaguas, las camas de palos rústicos tenían sacos de yute rellenos de hojas de plátano como colchones, y a los carboneros le pagaban nueve centavos por un saco del vegetal.

El panorama cambió, expresó Lucía, el poblado cuenta hoy con viviendas de mampostería y techos de placa, escuela primaria, consultorio del médico de la familia, transporte para trasladarse hacia otros sitios y los cenagueros agradecen a la Revolución que los hizo vivir como seres humanos, afirmó la mujer, quien se jubiló del Taller de Cerámica situado en la Boca de la Laguna del Tesoro.

Carlos Benítez, máximo dirigente de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en la Ciénaga de Zapata, comentó a la ACN que lo ocurrido durante la jornada pone de manifiesto el humanismo de la Revolución, los habitantes del lugar tuvieron acceso a espectáculos culturales de  primerísimo nivel, y los jóvenes compartieron con protagonistas y conocieron más de la historia viva de la Ciénaga.

Este 24 de diciembre, como sucedió 57 años atrás, los vecinos de Soplillar engalanaron viviendas y espacios comunes, cenaron juntos comida criolla y agradecieron otra vez, a Fidel, por ser parte de un pueblo que creció, se alfabetizó y sigue adelante en la construcción de un mundo mejor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s