Dos hombres, un 14 de junio

 

Por Juan Carlos Díaz Osorio

El destino quiso que dos grandes  nacieran el mismo día, pero en años y situaciones históricas diferentes, Antonio Maceo: el Titán de Bronce, en 1845 y Ernesto Che Guevara, el Guerrillero Heroico, en 1928. Ambos se unieron en la historia no solo por la fecha de nacimiento, sino también por sus ideales de justicia, libertad e independencia y el amor incondicional a Cuba.

Antonio Maceo, el héroe del que José Martí dijo que tenía tanta fuerza en la mente como en el brazo por su profundo pensamiento, el Che, el hombre internacionalista que no dudaba en salir a otras tierras que necesitaran su esfuerzo.

A ambos los asesinaron sus enemigos creyendo que de esa forma matarían sus ideales cuando en realidad los inmortalizaron, que ilusos aquellos que cobardemente acabaron con sus vidas, no sabían o no se imaginaban que estos hombres nacerían cada día, cada 14 de junio, en Cuba, Argentina, El Congo o Bolivia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s