El nutritivo pepino con recetas saludables

Por Dr. Alberto Quirantes Hernández

El pepino, Cucumis sativus, conocida hortaliza  perteneciente al grupo de las verduras frescas, es oriundo de la India, donde se cultiva desde hace más de 3000 años. Fueron los conquistadores españoles quienes lo trajeron al continente americano. Ocupa el cuarto puesto en la producción mundial de hortalizas.

Con un ligero sabor a melón, las dos variedades más utilizadas son el pepino de consumo fresco, grande, de corteza verde o amarilla entre 20 y 30 centímetros de largo y de 3 a 6 centímetro de diámetro, y los pepinillos, de menor tamaño, generalmente se consumen encurtidos. De estos últimos se debe moderar su consumo, pues al estar en conserva se les añade mucho sodio y por eso no se aconsejan en casos de hipertensión, retención de líquidos o ciertas afecciones renales.

COMPOSICIÓN NUTRICIONAL

Son bajos en calorías y ricos en una gran cantidad de nutrientes, y por eso se convierten en una excelente opción nutricional. Su cáscara y  semillas le dan un valor nutricional añadido a los beneficios para la salud proporcionado por el pepino.

Suministra energía limpia a nuestro cuerpo, pues no tiene cualidades nutricionales negativas. Hasta un 97 por ciento de su composición es agua. Poseedor de una gran variedad de nutrientes, ellos los aportan los grandes beneficios de este saludable alimento. El pepino ofrece alrededor de 0,5 gramos de fibra en una porción de 100 gramos y tan sólo posee 14 calorías por cada cien gramos de peso.

Contiene vitaminas A, B, C y K, y minerales como el potasio, magnesio y silicio, necesarios para suavizar, tonificar y mejorar en general el aspecto de la piel, y azufre que combinado con el silicio, ayuda a tener un cabello y uñas fuertes, brillantes y saludables.

El silicio hace más fuertes las articulaciones, pues fortalece los tejidos conectivos y reduce el ácido úrico.

Contiene lignanos como el secoisolariciresinol, lariciresinol y pinoresinol fuertemente ligados a la prevención de varios tipos de cáncer, como el de ovario, útero y próstata y posee una pequeña cantidad de un compuesto orgánico de origen vegetal, beta-sitosterol, reductor de los niveles sanguíneos de colesterol y de la glucosa en sangre. El pepino también es una excelente fuente de ácido fólico, riboflavina, ácido pantoténico, calcio y fósforo.

EN MEDICINA

Su fibra ayuda a retardar la liberación de las pocas calorías contenidas en el pepino, además de saciar el apetito. Esta liberación lenta de calorías ayuda al cuerpo a tener energía disponible por un período de tiempo más largo. Por eso es recomendado tanto en dietas de adelgazamiento como en personas obesas.

Son útiles para regular la presión de la sangre, las glicemias y el colesterol elevado; contiene vitamina K, también capaz de ayudar a fabricar masa ósea y prevenir la osteoporosis.

Es un alimento ideal para estimular la actividad del riñón y excelente protector de la mucosa gástrica e intestinal gracias a uno de sus componentes: la erepsina. Cuenta con propiedades laxantes y por ello es ideal para personas constipadas.

Por sus propiedades antioxidantes protege la piel, el cabello, las uñas, la vista, y es de fácil digestión.

OTRAS IMPORTANTES UTILIDADES

En uso tópico, para los cuidados de la piel, cutis graso, pieles sensibles y para prevenir o eliminar arrugas.

Es un potente hidratante cutáneo, gracias entre otros, a sus vitaminas B y C, y por ello usado en diversas mascarillas, además de blanquear la piel. Su jugo se utiliza muy ampliamente en productos de cuidado de la piel y el cabello. Puede colocarse rodajas de pepinos en los ojos para refrescarlos cuando se tengan cansados.

A LA HORA DE COMPRAR PEPINOS

Es mejor rechazar los ejemplares de tamaño grande, pues suelen tener un sabor más amargo, una textura más blanda y muchas semillas duras. Se conservan bien en el refrigerador, pero no deben guardarse dentro de una bolsa de plástico, pues así se acelera su maduración.

EN LA COCINA

Es muy importante lavarlos bien y para aprovechar todas sus virtudes lo mejor es consumirlo con su cáscara, pues en esa parte se encuentran la mayoría de sus nutrientes.

Es un producto fresco y combina a la perfección con innumerables ensaladas elaboradas a base de sanos ingredientes. Es típico en las ensaladas de la dieta mediterránea; encurtidos se utilizan como aperitivo. En determinados países se consume la sabrosa sopa de pepino.Para evita neutralizar su acción diurética y depurativa se debe condimentar con poca sal o con ninguna. Se debe masticar bien y despacio

El pepino se puede comer crudo, en ensaladas, sopas, bocadillos, salsas, aderezos, jugos, etc. o el popular pepino con salsa de yogur y también gratinado con una salsa bechamel o relleno con carne de aves, pescados o mariscos.

El agua de pepino es muy rica en nutrientes esenciales, sobre todo en vitaminas y minerales. Aporta buenas cantidades de antioxidantes naturales y ayuda a depurar el organismo y desintoxicarlo naturalmente. Bebida alcalinizante, es útil para equilibrar a nuestro favor el pH de nuestro organismo. Casi todas las enfermedades comienzan dentro de un estado ácido. Cuando el organismo se encuentra constantemente en estado de acidosis hay una tendencia a enfermar con mayor frecuencia hasta con enfermedades muy graves. Por ello es sumamente importan comer regularmente y cada vez que se pueda alimentos alcalinos.

RECETAS SALUDABLES CON PEPINO

Agua de pepino

El agua de pepino se convierte en una bebida natural muy fácil de elaborar, que aporta importantes beneficios para la salud.

Ingredientes:

– 1 pepino grande

– Un limón mediano

– 1,5 litros de agua

Preparación:

– Lavar bien tanto el pepino como el limón en agua de la llave.

– Pelar el pepino, retirando su cáscara con ayuda de un cuchillo.

– Se pueden reservar algunas rodajas de pepino. El resto debe pasarse por la batidora hasta hacer una mezcla homogénea

– En casi un litro de agua incorporar el batido de pepino. Mezclar bien con ayuda de una cuchara de madera o plástico.

– Partir el limón por la mitad y exprimir un chorrito a la bebida.

– Guardar en el refrigerador.

Si lo deseas, puedes añadir a la jarra las rodajas de pepino cortadas y reservadas anteriormente.

Es una bebida alcalinizante, muy rica en nutrientes esenciales, con buenas cantidades de antioxidantes y ayuda a bajar de peso.

Sopa fría de pepino y yogurt   

Un plato especial y saludable.

Ingredientes:

– 1 kilogramo (2 libras) de pepinos

– 2 cebollinos con sus hojas

– 2 yogures  descremados

– 1 ½  litro de caldo de ave desgrasado en casa (preparar el caldo la noche antes, guardar en el refrigerador cuando refresque y al día siguiente retirar el sobrenadante grasiento con una cuchara)

– 2 cucharadas de jugo de limón

– Unas ramitas de estragón

– Pimienta  al gusto

– Pizca de sal

 Preparación:

-Trocear los pepinos pelados y sin semillas

– Pasarlos por la batidora con los cebollinos, el estragón (guarda una rama al final) y el jugo de limón. Añadir poco a poco el caldo hasta conseguir una preparación homogénea.

– Agregar los yogures y batir unos cuantos segundos más.

– Salpimentar y dejar enfriar en la nevera unas 3 horas.

En el momento de servir, decorar la sopa con la ramita de estragón sobrante.

Un gran alimento.

Ensalada de pepino y claria

Saludable por partida doble y además exquisito.

Ingredientes:

– 2 pepinos pelados, sin semillas y rebanados

– 450 gramos (1 libra) de filetes de claria, cocida y desmenuzada

–  2 o 3 hojas de lechuga bien lavada y picadas

– 2 zanahorias medianas, peladas y picadas en rodajas delgadas o ralladas

– 2 tomates maduros partidos en cuartos

Vinagreta:

– 3 cucharadas de aceite de canola o de oliva, preferentemente virgen extra

– 1 cucharada de vinagre

– ½  cucharadita de mostaza

– 7 sobres de edulcorante

– Mezclar la lechuga con los pepinos, las zanahorias, los tomates y la claria.

– Mezclar los ingredientes de la vinagreta y verter sobre la ensalada

Un plato para no olvidar

Pepino con queso

Un saludable aperitivo

Ingredientes:

– 4 pepinos

– 200 gramos (1/2  libra) de queso fresco

– 4 o 5 aceitunas rellenas

– 30 gramos (2 cucharadas) de aceite de oliva, preferentemente virgen extra

– albahaca fresca al gusto

– pimienta al gusto

– Pizca de sal opcional

Preparación:

– Lavar los pepinos, pelarlos y cortarlos a lo largo; quitarles la parte central que contiene las semillas y salarlos ligeramente.

– En un recipiente apropiado mezclar el queso bien picado con la albahaca desmenuzada, las aceitunas picadas gruesas, el aceite, sal y pimienta.

– Rellenar los pepinos con la mezcla, distribuyéndola con una cuchara. Guardar en la nevera hasta el momento de servir, colocando los pepinos sobre hojas de lechuga.

Pruébelo y le gustará.

Frappe de pepino con limón y canela

Muy refrescante y saludable.

Ingredientes:

– 1 pepino grande, pelado

– 2 a 2 ½ tazas hielo bien picado

– Edulcorante o miel al gusto

– Jugo de  limón  al gusto

– Canela en polvo

Preparación:

– Colocar el pepino pelado en la licuadora con 2 tazas de agua. Licuar bien y pasar por un colador.

– Volver a colocar la mezcla de pepino colada en la licuadora con los hielos, limón y edulcorante o miel al gusto.

– Licuar hasta que tenga consistencia de frappe y servir con canela en polvo por encima si lo prefieren.

– Dependiendo de sus gustos, pueden agregar más jugo de limón o edulcorante

Una merienda para llenarse de vigor.

Pepinos rellenos de pollo

Una manera especial de comer cárnicos

Se puede sustituir el pollo por pavo o lomo de res o cerdo.

Ingredientes:

– 300 gramos (1 ½ libra) de pollo cocido y desmenuzado

– 2 pepinos sin semillas, cortados a lo largo

– ½  taza de mayonesa casera hecha con aceite de oliva, preferentemente virgen extra

– 2 cebollinos con sus hojas, finamente picado

–  jugo de ½ limón

– 1 pizca de curry

– ½ cucharadita de hojas de perejil finamente picadas

Preparación:

– Mezcla el pollo con la mayonesa, lo cebollinos, el jugo de limón, el curry y las hojas de perejil.

– Salpimentar e incorporar todos los ingredientes uniformemente.

– Rellenar las mitades de pepinos con la mezcla de pollo.

– En bandeja tapada refrigerar hasta la hora de servir.

Llena y alimenta.

Otras formas muy saludables de comer pepino

– Sopa fría. Bate dos yogures descremados y mézclalos con un diente de ajo, unas hojas de menta y tres pepinos troceados. Aliña con un poco de vinagre, pizca de sal y pimienta, y sirve la sopa bien fría.

– Emparedados. Cubre unas rebanadas de pan integral tostado, con mantequilla de maní hecha en casa y córtalas en triángulos. Rellena con un pepino pequeño pelado y cortado en láminas muy finas y rocía con unas gotas de limón.

(Tomado de Cubahora)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s