Lord save my children!

Por Michael L. Winston

El senador republicano de Estados Unidos, Marco Rubio, ha animado directa y públicamente a los militares venezolanos a una sublevación.

El pasado 28 de febrero volvió a hacerlo en un artículo de opinión que publicó en El Nuevo Herald. “Los militares venezolanos, con el apoyo popular, pueden poner fin a esta dictadura y restaurar la libertad, la dignidad y el derecho del pueblo a gobernarse. Si deciden hacerlo, creo que disfrutarán de un enorme apoyo de Estados Unidos y otros países libres”, escribió Rubio.

Estas manifestaciones de Rubio ocurren en medio de un escenario de crisis en la Unión Americana, el férreo apoyo de la extrema derecha estadounidense a la compra y uso de armas de fuego y el autorizo de profesores a portarlas para controlar una posible sublevación estudiantil. Sinceramente, la ley más permisiva dentro de América permite que cualquier joven en edad estudiantil se convierta en un estudiante agresivo llegando incluso a ser catalogado como asesino en serie.

A los 16 años se tiene edad para comprar un arma, pero no para tomar una cerveza.

Precisamente la Asociación Nacional de Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) manifestó recientemente que el presidente estadounidense, Donald Trump. Y su vicepresidente, Mike Pence, defienden la Segunda Enmienda constitucional y no quieren control de armas. Todo pareciera indicar que EE.UU. podría convertirse en la nación más insegura y peligrosa del mundo.

Para colmos mayores, en Pensilvania se congregan vehemente feligreses para celebrar en el “World Peace and Unification Sanctuary” con un AR-15 en su mano pidiéndole a su Dios, más armas de fuego, sin importarles que la consecuencia final sea la muerte de nuestros niños inocentes en las escuelas y barrios de América, que incluso pueden ser sus hijos también.

El pensamiento de Rubio muestra su más furibunda intención: manipular a la opinión pública.

Desviar la atención de un gravísimo problema interno en su gestión hacia cualquier nación de nuestra América Latina o del Oriente Medio es una maniobra de distracción bastante utilizada y poco inteligente en estos tiempos. Las pérdidas humanas, víctimas de armas de fuego en manos de estadounidenses, persistirán por satisfacer a su sanguinaria industria armamentista.

Tú, hijo del diablo, que estas lleno de todo engaño y fraude, enemigo de toda justicia, ¿No cesarás de torcer los caminos rectos del Señor? Hechos 13:16.

2 pensamientos en “Lord save my children!

  1. Pingback: Lord save my children! | Cubano y punto

  2. Pingback: Lord save my children ! – The Cuban Window

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s