John Barsa la nueva ficha de Trump en la USAID

Por Percy Francisco Alvarado

Trump ha nominado al cubanoamericano nacido en Miami, John Barsa, para el cargo de Administrador Asistente de la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), un personaje de amplia experiencia en asuntos públicos y políticos ligado a varios congresistas y ex congresistas de la mafia cubano americana, particularmente a Lincoln Díaz- Balart, recalcitrante dirigente del grupo de antecedentes terroristas denominado “La Rosa Blanca” y uno de los acérrimos enemigos de Cuba. Barsa trabajó con Lincoln Díaz-Balart en asuntos de política exterior y de seguridad nacional.

Al ser nominado, Barsa ocupa el cargo de Subsecretario Adjunto Principal de la oficina de Alianza y compromiso (DHS OPE) del Departamento de Seguridad Nacional, contando además con experiencia militar como ex miembro del grupo de fuerzas especiales 11 y el batallón de asuntos civiles 450, adscrita a la 82 División Aerotransportada. A la vez, trabajó anteriormente desde la administración Bush en las esferas de la aeronáutica, el sector espacial y el Homeland Security Department (DHS).

John Barsa ha sido un experto en servicios de consultoría y cabildeo dentro de los entornos de seguridad nacional y nacional mediante una firma creada por él y denominada Barsa Strategies. Cumpliendo encargos para este fin por parte del Congreso y la Casa Blanca. Ha sido un difusor de las políticas de seguridad nacional gringa a través de la Oficina de Oradores del DHS y mantiene vínculos con las agencias de inteligencia del país a muchas de las cuales asesora. A la vez, es miembro principal del Instituto de Políticas de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington. En 2011 fue el candidato republicano a la Cámara de Representantes por el distrito 44 del estado de Virginia.

Sus vínculos con Trump no son nuevos, ya que en 2016, siendo el magnate presidente electo, le nombró como parte de su equipo de transición, asignándolo al Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Todo hace esperar que el nombramiento de Barsa en la USAID y sus viejos vínculos con el ala de ultraderecha dentro del Congreso norteamericano lo hacen una ficha peligrosa para las políticas de guerra sucia contra Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

 

(Tomado de Descubriendo Verdades)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s