¿Cómo le fue al turismo en #Cuba en 2018? (+Infografías)

Por Haroldo Miguel Luis Castro/ Alejandro Besada Basabe

El turismo, uno de los sectores estratégicos de la economía cubana, cierra este 2018 con resultados alentadores. Aun cuando el Barómetro del Turismo Mundial indica, al finalizar el mes de noviembre, un notable decrecimiento de turistas para la región de Las Américas de un 8.3 % y para Centroamérica de 1.5 % con respecto al pasado año, los indicadores nacionales muestran números favorables en medio de tan complejo contexto. No obstante, no estuvimos exentos de dificultades.

De acuerdo con información difundida en conferencia de prensa por el Ministerio del Turismo (Mintur), el país experimentó durante los cuatro primeros meses del año un importante descenso en el flujo de visitantes debido, fundamentalmente, al paso de fenómenos naturales y a las políticas ejecutadas por la administración del mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump, que afectan de manera directa el desarrollo nacional. La recuperación llegó a partir del período estival, temporada que de manera histórica se caracteriza por la llegada masiva de turistas de todo el mundo.

Así, se espera que al concluir diciembre, a Cuba hayan arribado unas 4 millones 750 mil personas, cifra que representa un aumento de 1.3 % con respecto al 2017. Sin embargo, la ambiciosa meta de superar por primera vez los 5 millones fue imposible de alcanzar y se mantiene como la principal prioridad  para el ya cercano 2019.

El director comercial del Mintur, Michel Bernal Quicutis, en declaraciones exclusivas para Cubahora, explicó que los principales factores que impidieron el cumplimiento de este objetivo fueron la puesta en vigor por parte de EE.UU. de medidas que restringen a sus ciudadanos la posibilidad de viajar a la Mayor de las Antillas, pero, sobre todo, la incidencia de los ciclones tropicales en la zona del Caribe.

“En el momento en el que los clientes, la mayoría procedentes de Europa, compran sus boletos y deciden el destino para pasar las vacaciones, por Cuba había pasado el huracán Irma y María ya había hecho sus estragos por Puerto Rico. Todo eso cambió de manera drástica el panorama de la región como destino turístico, porque la información que se manejaba en aquel momento era que estábamos devastados”, señaló el funcionario.

Asimismo, Bernal expresó que aun cuando la política hostil de Trump y el bloqueo económico, comercial y financiero impactan de manera directa en el crecimiento de este renglón de la economía, no son determinantes para superar los 5 millones. “El plan lo tenemos sustentado sobre una estrategia comercial amplia para todos los mercados. Nosotros no aventuramos una apertura diferente con EE.UU., pretendemos mantener el mismo trabajo a través de los cruceros y el ligero crecimiento que tenemos por otras vías, pero no representan el soporte de nuestras aspiraciones para el próximo año”.

Para el venidero período, las autoridades cubanas aspiran, tal y como sucedió en 2016, a atraer al país líderes de opinión con un alto impacto mediático que permita, entre otras cosas, recuperar el mercado perdido, específicamente, el llamado bloque de las cinco naciones europeas (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia), que, pese a su todavía marcada presencia en el área, han disminuido su impacto en Cuba entre un 10 y un 15 %.

 

LA HABANA, UNA CIUDAD PARA VISITAR

Las celebraciones por el 500 aniversario de la fundación de la villa de San Cristóbal de la Habana será la justificación para que en el 2019 la capital se vea envuelta en importantes planes para fortalecer la imagen y posición de la capital cubana desde miradas foráneas.

El director general de desarrollo e inversiones del Ministerio de Turismo, José Daniel Alonso, informó que las festividades se utilizarán como incentivo para la venta de Cuba como un destino seguro y rentable.

También el directivo señaló que al cierre de este año La Habana cuenta con un total de 12 mil 488 habitaciones, de las cuales muchas se encuentran inhabilitadas. Además de la inauguración de centros hoteleros semejantes al recién construido Hotel Iberostar Packard, complejo cinco estrellas de alto estándar para mercados con mayor poder adquisitivo, se prevé la reconstrucción de obras emblemáticas como el Hotel Riviera o el Hotel Habana Libre, los cuales contarán para ello con financiamiento de firmas extranjeras.

“En el caso del Riviera ya hemos pactado con la cadena Iberostar un aporte de 35 millones de euros que están en estos momentos en fase de preparación, aunque desde hace algún tiempo se vienen realizando mejoras a la instalación. También la cadena Meliá ha comprometido 25 millones de dólares como parte de un contrato de administración para la remodelación del Habana Libre”, manifestó Alonso.

El turismo está llamado a ser no solo una importante fuente de ingresos a nuestra economía, sino también el mejor de los motivos para garantizar el cuidado y embellecimiento de las ciudades y áreas naturales. Por eso, la planificación y el trabajo sobre este pilar del desarrollo cubano deberá basarse irremediablemente en el eterno compromiso de la excelencia.

(Tomado de Cubahora)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s