Conferencia por el Equilibrio del Mundo: Articular la solidaridad, la lucha y el pensamiento

 

Por Thalia Fuentes Puebla, Deny Extremera San Martín, Jorge Luis Sánchez Rivera

En su segunda jornada en el Palacio de Convenciones de La Habana, cientos de asistentes a la IV Conferencia Internacional para el Equilibrio del Mundo abordan este martes en comisiones, paneles y foros temas como la guerra simbólica, los impasses de la izquierda en América Latina, el pensamiento de Martí en el momento actual que vive en el continente, el desarrollo sostenible, el pluralismo cultural y el diálogo entre culturas, la necesidad de la información y la difusión de verdad ante fake news y campañas mediáticas contra gobiernos y líderes de izquierda.

Sesenta años de una filosofía: Compartir lo que tenemos (+ Infografía)

En el panel “La solidaridad hermana pueblos”, desarrollado en la comisión Solidaridad, de la IV Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, el subdirector general de Colaboración en la cancillería cubana, Rasiel Proenza, hizo un recorrido por la historia de la cooperación internacional cubana desde inicios de la década de 1960 y recordó los principios en que se ha sustentado esa política.

Comenzó, recordó, en el año 1960 cuando Chile fue golpeado por un terremoto, y luego continuó creciendo en Argelia. Tuvo hitos como el año 1998, cuando Centroamérica fue devastada por los hurcanes George y Mitch.

“No había médicos para atender a tantos heridos y damnificados. En aquel momento, Cuba, aunque no había relaciones políticas con algunos de esos países, acudió en su ayuda. Comenzamos con poco más de 400 médicos, que luego aumentaron a dos mil. Más tarde, la cifra se estabilizó en 900”.

La ayuda a Centroamérica y la convicción de que se necesitaba algo más fue la semillla de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en La Habana, en la que se han graduado hasta el presente 29 500 estudiantes.

Hasta el cierre de 2018, más de un millón de cooperantes cubanos han dado su aporte en 168 países.

Son cifras que hablan con claridad, pero Proenza recordó que “hay cosas que no se miden en números. El agradecimiento de esas comunidades más necesitadas a las que van los colaboradores cubanos. El agradecimiento cuando un joven de una familia pobre viene a la ELAM y regresa a su comunidad hecho médico. Eso no se mide en cifras”.

Aun así, vale la pena pasar revista a las cifras:

  • De los más de un millón de cubanos que han colaborado en otros países, el 3.3 por ciento lo ha hecho en el deporte, el 4.83 por ciento en la educación y el 3.52 por ciento. El 88.35 han sido colaboradores en el campo de la salud.
  • En el sector de la salud, en estos casi sesenta años de colaboración, se han realizado más de 13 millones de cirugías, se ha vacunado a más de 14 millones de personas, se han salvado seis millones de vidas.
  • En el caso de la Operación Milagro, 3 046 728 personas de 34 países fueron beneficiadas con cirugías oftalmológicas gratuitas.
  • Han sido alfabetizadas 10 604 151 personas de 30 países con el método cubano Yo sí puedo.
  • En Cuba se encuentran hoy 3 511 estudiantes extranjeros financiados por la Isla, la mayoría de ellos por el MINSAP.
  • Se han graduado en el país 72 512 estudiantes extranjeros. Más de 33 mil de ellos corresponden al MINSAP.

Proenza destacó que “todo se hizo bajo el principio expresado por Fidel de compartir no lo que nos sobra, y no lo que tenemos”, y subrayó que se ha hecho bajo preceptos como el de la colaboración sin condicionamientos y el de no utilizar la colaboración como instrumento de injerencia en los asuntos internos de los países.

Solidaridad cubana en la salud. Infografía: Thalía Fuentes/ Cubadebate.

Alicia Jrapko: “En Cuba hay Revolución para rato”

No existe un ejemplo mayor de respaldo y apoyo internacional que el caso de los “Cinco Héroes”, corroborado por Alicia Jropko, Coordinadora de la Red Nacional Norteamericana de Solidaridad con Cuba, durante la IV Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, que hasta el 31 de enero acoge la capital cubana.

Jropko comenzó su intervención agradeciendo la oportunidad de compartir en un mismo foro con René González, Fernándo González y Oscar López Rivera, luchadores latinoamericanos que sufrieron en carne propia prisión en los EE.UU., ejemplos de lucha y resistencia para el mundo.

Sobre este caso en particular, señaló la importancia del papel del pueblo cubano y de los familiares de los Cinco, así como la lucha y guía de Fidel y Raúl. Habló también de las jornadas “Cinco días por los cinco”, realizadas en Washington con representantes de diferentes partes del mundo y distintas aristas sociales. “Fue un ejemplo de lo que se puede lograr cuando los países se unen por una causa común”, sentenció.

“La solidaridad es un desafío en el seno de los Estados Unidos debido a las políticas implantadas por las administraciones de turno y por la creciente y feroz campaña difamatoria contra Cuba”, aseveró. Para contrarrestar estas acciones cincuenta organizaciones que integran la Red de Solidaridad con la mayor de las Antillas se encargan de divulgar la verdadera realidad cubana en su país.

En este sentido aseguró: “Hay mucha gente buena que dona su tiempo y empeño en defender la causa cubana y muchas otras en el mundo. Estamos aprobando resoluciones en los ayuntamientos de las ciudades de los EE.UU. -diez hasta ahora-, donde hay miles de personas que apoyan el cese del bloqueo económico y financiero impuesto a Cuba”.

“La política estadounidense contra la Isla ha sido la misma desde el enero de 1959, con excepción de la segunda etapa de gobierno de Barack Obama. La Casa Blanca jamás perdonará a Cuba por haber hecho una Revolución y convertirse en un ejemplo para el mundo. La actual administración no cambia sus métodos: Donald Trump quiere acabar con lo logrado por los gobiernos de izquierda en América Latina”.

En este contexto llamó a continuar la lucha contra el bloqueo, por la devolución del territorio que ocupa la Base Naval de Guantánamo, el fin de la política de cambio de régimen que pretende aplicar la administración de los Estados Unidos, así como la defensa del Gobierno Bolivariano de Venezuela contra los intentos de injerencia norteamericana.

“Estamos en un momento de crisis, y en ese escenario Cuba representa un ejemplo para el mundo. Hay que continuar luchando por la libertad de los presos políticos en el continente, como Lula en Brasil y otros tantos que permanecen en cárceles de los Estados Unidos”, afirmó.

También hizo referencia a su participación en la Marcha de las Antorchas de este 28 de enero, muestra de la unidad y continuidad del proyecto social cubano. “Aquí hay Revolución para rato”, concluyó.

Lula: La solidaridad internacional contra la judicialización y las fake news

Panel de Solidaridad en la Segunda jornada de la Conferencia Por el equilibrio del Mundo. Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera/ Cubadebate.

Presentada por René González, uno de los cinco cubanos que pasó años en cárceles de Estados Unidos, Mónica Valente, seretaria de Relaciones Internacionales del Partido de los Trabajadores y secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, comenzó su intervención afirmando: “Vengo desde Brasil a hablar de otro preso político, Luiz Inacio Lula da Silva”.

Al intervenir en la comision Solidaridad de la IV Conferencia por el Equilibrio del Mundo, Valente afirmó que Estados Unidos y la derecha latinoamericana han usado y están usando distintas herramientas “para detener los procesos revolucionarios que implican alternativas a la hegemonía imperial en el mundo”.

En ese sentido, apuntó que una de esas herramientasusadas contra el pueblo brasileño fue el golpe parlamentario y judicial contra la presidenta Dilma Rousseff en 2016, “cuando lograron su destitución sin comprobar un crimen de responsabilidad y con impulso de una fuerte campaña mediática”.

“Durante 2015, sufrimos una guerra mediática, parlamentaria y judicial”, subrayó.

“No se detuvo ahí el Imperio, tampoco la derecha”, porque no de detuvo la lucha de los partidos políticos y los movimientos sociales contra el gobierno golpista de Temer. “Logramos que fuera el político más rechazado en la historia de Brasil. Dejó el poder con menos del cinco por ciento de apoyo popular”.

En esa articulación de la derecha con Estados Unidos se inserta también el proceso contra Lula. “Bajo el impopular gobierno de Temer se mantenía la memoria del gobierno de Lula, la redistribución de la renta, las políticas sociales. Desde finales de 2017, Lula crecía en las encuestas hacia las presidenciales y era muy probable que venciera en las elecciones de 2018.

“Y entonces, a través del aparato judicial de Brasi, a través de medios de la derecha y lo que conocemos como fake news, armaron un proceso contra Lula tratando de que no llegara al poder, de destruir el legado de un legítimo representante del mundo”.

Valente recordó que ese mismo instrumento, la judicialización, lo que en inglés ha llegado a conocerse como lawfare (de las palabras law -ley- y warfare -guerra), es decir guerra jurídica, también se emplea contra Cristina Fernández y otros líderes y polítios de izquierda en el continente.

“A Lula lo han condenado por actos indeterminados de corrupción, algo que no existe en ninguna ley penal del mundo. Una acusación basada en fake news, forjada en los medios de comunicación y llevada por un hombre que hizo el trabajo sucio, el juez Sergio Moro, que hoy es ministro de Justicia de Jair Bolsonaro.

“Hicieron una auditoría fiscal, bancaria y telefónica de Lula y nunca encontraron irregularidad alguna de Lula o de otro miembro de su familia. Lula y su familia viven hace más de 30 años en el mismo apartamento de San Bernardo do Campo, excepto en el período de su presidencia, que pasaron a Brasilia. Intentan mantenerlo encarcelado para que no pueda hablar con la gente, para que no pueda continuar la lucha que empezamos hace años.

“Muchos juristas han escrito comprobando que Lula es inocente, que es un preso político y que tenemos que liberarlo. Este mismo mes dirigentes de movimientos sociales de 25 países lamaron desde La Habana a reforzar la campaña para liberarlo.

“Tengo la convicción de la inocencia de Lula. Sé que tenemos que hacer como hicimos en la lucha por los cinco héroes cubanos: difundir información, destruir las fake news, y el proceso contra Lula está lleno de mentiras”.

Antes de viajar a La Habana, Valente visitó a Lula en la prisión: “Encontré a un hombre lúcido, íntegro, indignado por la injusticia cometida. Ha enviado un fuerte abrazo a los cubanos”.

Tras agradecer a Cuba y ofrecer disculpas a los cubanos por los gestos y la política de Bolsonaro hacia ellos, concluyó: “Cuba es una isla gigante en solidaridad y fuerza. Con el involucramiento de todos los que hacen solidaridad en el mundo, coordinados por el pensamiento humanístico de Cuba, tengo la certeza de que vamos a liberar a Lula”.

(Tomado de Cubadebate)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s