Los yanquis inventan noticias falsas para desviar la atención.

                                               Mauricio Claver-Clarone, Marco Rubio y Mario Díaz-Balart

Por Arthur González

Creyéndose que en este mundo todos son analfabetos e ignorantes, el asesor principal de Donald Trump para América Latina y encargado en el Consejo Nacional de Seguridad del Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone, nacido en Florida de ascendencia cubana, mintió una vez más al asegurar en conferencia de prensa el 28 de febrero 2019: “la presencia militar que mantiene el Gobierno cubano en Venezuela no tiene otro nombre que apoyo al terrorismo”.

Con el propósito de crear una matriz negativa contra Cuba en Estados Unidos, afirmó: “los cubanos están invirtiendo capital humano, cometiendo crímenes y creando sistemas de inteligencia en Venezuela que permitan a Nicolás Maduro torturar con sus grupos de colectivos y de asesinar”.

¿Tendrá Mauricio Claver su memoria perdida, o pensará que se puede engañar fácilmente a millones de personas respetables?

Cuba no tiene una sola base militar fuera de su archipiélago, a diferencia de Estados Unidos que en América Latina posee 76, todas con fines injerencistas para apoyar golpes militares, como el ejecutado contra el presidente Manuel Celaya, en Honduras.

Solamente en Colombia la presencia militar yanqui está en las 9 bases que poseen en ese país, donde asesoran a los militares colombianos en métodos de interrogatorios y torturas, al estilo del que emplean en su base naval en Guantánamo, Cuba, donde violan sistemáticamente los derechos humanos de los detenidos.

Además, Estados Unidos tiene bases militares en Aruba, Belice, Costa Rica, Curazao, Chile, Salvador, Guadalupe, Honduras y tropas en Haití desde el 2004.

México, a partir de la llamada Iniciativa Mérida, firmada en 2008 entre los presidentes Bush y Calderón, permite el entrenamiento de las fuerzas militares mexicanas por instructores estadounidenses. En mayo de 2011 se anunció la creación de dos bases militares en la frontera con Guatemala por recomendación de la DEA, sumados a catorce mil militares ya existentes en Chiapas.

En Panamá existen doce bases aeronavales, y también poseen bases militares en Paraguay y Perú.

Tal parece que el miembro de la mafia terrorista anticubana de Miami y asesor principal de Trump para América Latina, desconoce que su gobierno mantiene cerca de 800 bases militares a lo largo del mundo, como parte de su sistema de dominación global, a un altísimo costo que bien podría servir para instaurar en Estados Unidos un sistema de salud gratuito, similar al que poseen Cuba y Venezuela.

¿Habrá olvidado el señor asesor de Trump la tristemente célebre Escuela de las Américas en Panamá, donde durante varias décadas formaron a militares latinoamericanos para torturar y asesinar a quienes tuvieran una ideología diferente a la de ellos?

Mientras Estados Unidos se apodera de miles de hectáreas de tierra en Latinoamérica para imponer sus bases militares, Cuba solo lleva salud, conocimientos y cultura a sus hermanos de la región, como hace en decenas de países del mundo, sin robarse un solo palmo de terreno ni de recursos naturales, como hacen los yanquis que solo buscan apoderarse del petróleo y otros recursos naturales de todos los estados que han invadido.

¿Quiénes fabricaron a los terroristas que actuaron contra la Revolución Cuba desde 1960, causando cientos de muertos, heridos y la destrucción de industrias importantes y después les dieron refugio político en Estados Unidos?

Lo que les duele a los yanquis es que no han podido doblegar al ejercito de Venezuela, por mantenerse firme y apoyar a su Presidente constitucional, elegido por la mayoría de su pueblo, por eso ahora amenazan a los fieles jefes, oficiales y soldados de la Venezuela bolivariana, como hacen Marco Rubio y el viejo convicto Elliott Abrams.

Con Cuba llevan 60 años de fracasos sin aprender las lecciones de la historia y a pesar de los cientos de planes terroristas de todo tipo, como el ejecutado el 4 de marzo de 1960 contra el buque francés La Coubre y la voladura del avión civil de Cubana de Aviación en 1976, donde asesinaron a 73 civiles inocentes, solo han podido recoger el polvo de la derrota.

Preciso fue José Martí al decir:

“Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas”

(Publicado en El Heraldo Cubano)

Un pensamiento en “Los yanquis inventan noticias falsas para desviar la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s