El guarimbero y calumniador Carlos Alberto Montaner

Por Agustín Palermo

Me entero por la Internet que el periódico La Nación de Costa Rica, tiene entre sus filas como publicista a Carlos Alberto Montaner, agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos que, un domingo sí y otro también, derrama bilis contra Cuba y Venezuela. Ignoro si en el pasado ese diario tuvo algún prestigio que no sea el comercial, pero lo que es el presente, no solo es vergonzoso sino patético; Montaner es el columnista calumniador.

Algunos datos de su pasado siniestro ayudan a identificar sus deseos públicos: miembro de una familia batistiana, fue detenido un 26 de diciembre de 1960, en Miramar, en su condición de terrorista, miembro del Frente Revolucionario Democrático (FRD), junto con Néstor Manuel Piñango Pérez y Alfredo Carrión Obeso. En 1962 él mismo confirmará en una entrevista con el periodista Ángel de Jesús Piñera de la revista Avance, que pertenecía a Rescate Estudiantil, a la sección “Acción y Sabotaje”. Desde joven la CIA lo reclutó para desarrollar acciones terroristas contra la entonces naciente Revolución; una vez fuera de Cuba se convirtió en un “activo de prensa” de la CIA hasta la fecha.

En el artículo intitulado “Cuba es culpable”, el autor -que se presenta en muchos lugares como defensor de la democracia, la libertad y los derechos humanos-, hace oda a la violencia, el terror, la mentira y la calumnia. Por eso la pregunta: ¿ese diario de Costa Rica presume tener así algún prestigio?

El susodicho se frota las manos de alegría por las recientes medidas adoptadas por su amo Donald Trump contra Cuba, al firmar el Artículo III de la Ley Helms-Burton, que permitiría utilizar los tribunales de los Estados Unidos para que los ciudadanos estadounidenses afectados por las confiscaciones de los primeros años de la revolución, demanden a las empresas que tienen esas propiedades. El agente se deleita en pensar que la aplicación de esa medida -violadora del derecho internacional y de todos los derechos humanos-, estrangularía al pueblo cubano.

Él, sigue la línea trazada por la CIA: Venezuela no cae porque tiene el apoyo de Cuba. El agente, sin ninguna prueba, calumnia al afirmar que, jóvenes cubanos en servicio militar son llevados a Venezuela para realizar tareas que las fuerzas armadas de Venezuela no quieren hacer. O sea, ¡la Revolución Bolivariana la sostienen esos jovencitos cubanos! Grandes méritos para esos muchachos. Con total desparpajo y otra vez contra toda evidencia escupe: “Raúl Castro cuando, desde la jefatura del Ejército, manejaba el narcotráfico en los años ochenta”.

Si existiera un tribunal penal internacional responsable de velar porque nadie se ampare en una supuesta libertad de expresión para calumniar e irrespetar la honorabilidad de las personas, Carlos Alberto Montaner se pudriría en una cárcel por más dorada que ésta sea.

¿Cómo un medio de prensa puede prestarse para que este agente de la CIA se pavonee escribiendo infamias? A Montaner solo le falta decir que la información secreta que comparte (puras mentiras) se las dio alguien que se convirtió en caracol de mar para no ser detenido por la policía cubana.

No es ningún secreto que entre Cuba y Venezuela existen estrechas relaciones de colaboración; él como agente de la CIA sabe los detalles y por eso no duerme tranquilo; desde 1999 ambos gobiernos han suscrito más de 60 acuerdos de cooperación en áreas de la salud, el deporte, la educación, la cultura y la colaboración científica. El agente sabe eso, pero prefiere mentir, porque para eso le pagan; por eso, en cada uno de sus escritos, eructa: ¡El apoyo de Cuba a Venezuela es militar! La CIA sabe que Venezuela no ocupa apoyo militar, porque Hugo Chávez invirtió mucho tiempo en la preparación no sólo militar, sino también política de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. El imperio también sabe que en la  tierra de Bolívar no se encontrarán con señoritos, sino con patriotas revolucionarios, que no luchan por dinero ni prebenda como el ejército yanqui; se encontrarán con hombres y mujeres patriotas, soberanos, dignos e independientes.

Como puede verse, los guarimberos, personas indigentes, que son usados a cambio de dinero, para quemar llantas y colocar barricadas e impedir el tránsito, lanzar bombas molotov contra un asilo de ancianos, incendiar hospitales o escuelas, no solo están en las calles de Venezuela, se encuentran también deambulando en los diarios de las oligarquías latinoamericanas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s