El aceite de almendras dulces, aliado de la belleza

El aceite de almendras dulces, aliado de la belleza

Hola amiga y amigo de Parada con Estilo. Estoy transitando por una periodo bastante dinámico y cargado, por eso tengo un montón de mensajes y preguntas por responder, espero las cosas vayan acomodándose y el ritmo de mi vida diaria recupere su normalidad. Mientras eso sucede sigo sin poder consultar los comentarios dejados por ustedes en los artículos y, por tanto, sigo pidiendo disculpas por ese inconveniente.

Con frecuencia vemos en las etiquetas de productos cosméticos que contienen aceite de almendras dulces. Incluso, la mayoría de ellos utilizan algún tipo de imagen relacionada a ese maravilloso regalo de la naturaleza. Pero, ¿qué sabemos realmente sobre las almendras dulces, sus propiedades y potencialidades en el campo de la estética? ¿Estamos listos para aprovechar al máximo sus bendiciones naturales? Sea cual sea su respuesta, le propongo transitar un tanto por el espléndido mundo de las almendras dulces que, adelanto desde ya, ofrecen una gran variedad de sustancias nutritivas a nuestro organismo..

Lo primero a saber es que, como casi todo lo natural, su uso para beneficio humano se remonta a la antigüedad. Estamos hablando específicamente de Asia, pues es de esa región de donde procede el almendro que, dicho sea de paso, es a su el árbol responsable de producir tan codiciado fruto.

Nadie se atrevería a negar las ya muy probadas propiedades nutritivas, suavizantes e hidratantes de las almendras dulces, y son precisamente tales propiedades las que hacen de las almendras dulces candidatas especiales a usar en la composición de cremas, geles y champús.

Ya sea para reparar la piel del rostro o del cuerpo en sentido general o para provocar un efecto calmante o para suavizar el cabello o para aprovechar cualquier otra de sus virtudes, lo innegable es que el aceite de almendras dulces es uno de los productos activos más utilizados en la empresa cosmética y uno de los que mayores ventajas reportan.

Si echamos un rápido vistazo a los componentes del aceite de almendras dulces encontraremos que entre ellos se destacan vitaminas como la B, la A y la E. Encontraremos también la presencia de omega 3 y omega 6. Al listado se le suman algunos minerales que contribuyen en el reforzamiento de la piel y el organismo en general como, por ejemplo, el cinc.

Son precisamente las propiedades calmante e hidratantes de este aceite las que lo hacen elegible para ser aplicado sobre la piel de los más pequeñuelos de casa, nuestros adorados bebitos. Resulta además una elección inteligente en el caso de las personas que presentan una piel sensible.

El aceite de almendras dulces es, por otra parte, genial para prevenir el envejecimiento prematuro ya que es muy virtuoso en la lucha contra las arrugas además de incentivar a una renovación natural de  la epidermis. Pero no sólo la piel se puede beneficiar con las almendras dulces y su aceite pues el cabello y hasta las uñas también pueden aprovechar de sus cualidades.

No crea usted que nos detenemos aquí, claro que no, aún queda más de que hablar. Este producto natural también es muy utilizado en los caso de ojeras y bolsas debajo de los ojos. Se emplea además para tratar la psoriasis y la dermatitis y ayuda a aliviar en casos de irritación. Ayuda en casos de acné así como también en la prevención o enfrentamiento de los puntos negros. Ah, no puedo olvidar mencionar su empleo en productos limpiadores para el rostro o productos desmaquillantes.

El aceite de almendras dulces suele también ser uno de los preferidos para dar un masaje corporal y esto se debe a varias razones, entre ellas, relaja, calma, deja la piel suave y como nueva. A lo anterior se le suma la peculiaridad que no es absorbido con rapidez.

Otro de sus usos está vinculado al tratamiento de la resequedad en talones y codos. Con la aplicación del aceite, estas zonas tienden a hidratares rápidamente desapareciendo las condiciones antes mencionadas. Suele emplearse también con mucha frecuencia en la elaboración de cremas para las manos.

La prevención y tratamiento de las estrías también cuenta entre las posibilidades del aceite de almendras dulces. Esto hace que sea perfecto en ciertas etapas de la vida femenina como, por ejemplo, el embarazo ya que, debemos recordar, es una condición que suele favorecer la futura aparición de estrías en el abdomen.

Y aún restan muchas virtudes por mencionar, pero el espacio no nos permite extendernos pero tampoco nos impide la posibilidad de que en cierto momento retomemos el tema. Mientras tanto ya tiene usted un poco más de información y conocimiento sobre el aceite de almendras dulces y parte de su empleo como sustancia activa en muchos productos cosméticos.

Ya me despido y quiero recordarle, sin parecer reiterativo, que cada semana nos estamos encontrando en una Parada con Estilo para intercambiar sobre belleza y bienestar, basados siempre en el buen conocimiento. Hasta entonces chao y suerte.

Por CubaHora

Publicado el 02/09/2019 en Salud y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: