¿Se habrán olvidado los yanquis de la Crisis de los Misiles?

En octubre de 1962 el mundo estuvo al borde una guerra nuclear, debido a que Estados Unidos, a través de su espionaje, detectó un base de misiles soviéticos en Cuba.

El escándalo que armaron puso en peligro la paz de la región y de Europa. Sin embargo, ocultaron que, desde enero de ese mismo año, el presidente J.F. Kennedy había aprobado la conformación de un Grupo Especial Ampliado del Consejo de Seguridad Nacional, para preparar una invasión a Cuba con el ejército yanqui, como desquite ante la aplastante derrota sufrida en su incursión mercenaria por la Bahía de Cochinos.

El final del episodio es conocido, los soviéticos aceptaron retirar los misiles y a cambio, Estados Unidos se comprometió a no invadir la Isla.

Medio siglo después Estados Unido tiene rodeada a Rusia con bases militares y armamento de todo tipo, sin aceptar reducir sus tropas en Europa, algo que no aceptan en America Latina si alguno de sus adversarios se le ocurre hacer algo semejante.

Meses atrás, el revuelo armado por Estados Unidos ante la presencia de asesores militares rusos en Venezuela, acaparó las noticias de televisoras y la prensa escrita, olvidándose de las docenas de bases militares que ellos poseen en la región, desde donde ejecutan acciones de espionaje electrónico y vuelos, con el fin de fotografiar y obtener información de lo que sucede en toda Centro y Sur América, a la que llaman su “patrio trasero”.

Como muestra de la prepotencia imperial de Estados Unidos y olvidándose de la mencionada Crisis de los Misiles en Cuba, acaban de acordar con el gobierno polaco la creación de seis bases yanquis en ese país europeo, país que posee una extensa frontera terrestre con Rusia.

Con esas bases, Estados Unidos ampliará notablemente la presencia de sus soldados muy cerca de Rusia, pues desde el año 2016 hay en Polonia 4 mil 500 soldados yanquis, a partir de un acuerdo de la OTAN, “justificado” por el regreso del territorio de Crimea a Rusia.

Ahora Estados Unidos aumentará mil soldados más en Polonia, los que serás trasladados desde Alemania, donde existen actualmente 52 mil efectivos yanquis, sin la menor justificación que no sea amenazar a Rusia, país que no tiene bases militares fuera de sus fronteras ni amenaza con guerras como ejecuta Estados Unidos.

El anuncio de las seis bases militares, lo hizo el pasado 30 de agosto 2019 en Varsovia, Mariusz Blaszak, ministro de Defensa polaco, posterior a la reunión sostenida con John Bolton, Consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump.

Si Cuba o Venezuela firmaran hoy un acuerdo con Rusia para abrir una sola base militar, el mundo estaría nuevamente al borde de la guerra, porque los yanquis no lo admitirían bajo el viejo y gastado argumento, que tales acuerdos “afectan su seguridad nacional”, convocarían con urgencia al Consejo de Seguridad de la ONU y paralelamente impondrían todas las sanciones posibles contra esos tres países, además de otras acciones militares.

Así actúan los imperialistas yanquis y encima de eso manipulan la opinión pública mundial con noticias falsas, para crear matrices de opinión satanizando a los que se opongan a sus mandatos.

Por eso acertado fue José Martí cuando sentenció:

“De ese pueblo del Norte hay mucho que temer, mucho que parece virtud no lo es y mucha forma de grandeza está hueca por dentro”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s