Controversia a solas Biden-Sanders

Sanders y Biden. Este duelo parece definitorio para las aspiraciones de ambos.

En Juventud Rebelde

Los precandidatos demócratas Joe Biden y Bernie Sanders enfrentarán el martes su primer desafío mano a mano en el primer «mini Super Martes» de las primarias del partido, tras la salida de escena de todos los candidatos, salvo la irrelevante Tulsi Gabbard.

La agencia de prensa ANSA reporta que para la fecha están llamados a las urnas seis estados de diferentes áreas: el medio oeste con Michigan, Missouri y Dakota del Norte, el noroeste con Idaho y Washington (donde se vota con la emergencia por el coronavirus) y el sur con Mississippi.

El exvicepresidente parte esta vez como favorito tras el triunfo sorpresivo en diez de los 14 estados en el Super Martes de la semana pasada, precedido y seguido por el apoyo de los principales candidatos que dejaron la carrera: Pete Buttigieg, Amy Klobuchar, Mike Bloomberg, Kamala Harris y por último el senador negro Cory Brooker.

La senadora liberal Elizabeth Warren, última en retirarse, no ha revelado su preferencia, pese al llamado lanzado por Sanders a la luz de sus plataformas muy semejantes: tardar más allá de hoy sería un golpe grave a las esperanzas del senador de remontar sumando el frente progresista.

Además, sería fatal si su apoyo fuera para Biden, hipótesis que no hay que descartar, como sugieren los primeros rumores para un eventual gobierno de Biden, donde Warren figura como vicepresidente o como ministra del Tesoro.

Biden está en una posición de fuerza, con todo el establishment del partido ya alineado con su candidatura. Los sondeos lo dan en ventaja casi por doquier y, según un sondeo de CNN, el 52 por ciento de los electores demócratas lo quiere como nominado, frente al 36 por ciento que prefiere a Sanders.

La diferencia es aún más fuerte en los sondeos en Michigan, que con sus 125 delegados es el estado más importante de la consulta. Biden captó apoyo también en Detroit, la capital del automóvil salvada por Barack Obama, de quien fue vicepresidente.

En 2016 Sanders le arrancó por poco ese estado a Hillary Clinton, y ahora no puede permitirse perderlo porque significaría ser menos competitivo que Biden, no solo en el sur —donde domina el electorado negro— sino también entre los obreros blancos del medio oeste, los que ayudaron a Donald Trump a ganar las elecciones.

El duelo en Michigan podría ser decisivo en las primarias, por eso ambos contendientes, que el domingo en Arizona se enfrentarán también en su primer desafío por televisión en vísperas del próximo mini Super Martes, concentraron allí sus últimos días de campaña.

 

Publicado el 10/03/2020 en EE.UU. y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: