Cuba emplea células madre adultas en pacientes con secuelas de la COVID-19

El tratamiento en investigación tiene el propósito de eliminar o disminuir las lesiones inflamatorias intersticiales o fibróticas pulmonares posteriores a la infección y prevenir el avance de la enfermedad, mejorando la calidad de vida.

Estudios realizados en diferentes países han corroborado que una determinada cantidad de pacientes recuperados de la COVID-19, principalmente aquellos cuyo estado de gravedad los condujo a permanecer en unidades de cuidados intensivos, presentan algún tipo de secuela, en particular lesiones pulmonares.

Tomando en cuenta los reportes divulgados sobre el tema por prestigiosos centros científicos internacionales, Cuba también viene prestando especial atención al seguimiento médico evolutivo de los pacientes dados de alta, con la finalidad de detectar a tiempo cualquier daño que haya quedado en ese vital órgano, y evitar su progresión hacia una insuficiencia pulmonar irreversible.

Muestra de ello es el novedoso ensayo clínico iniciado recientemente en el Instituto Nacional de Hematología e Inmunología (IHI) del Ministerio de Salud Pública (Minsap), bajo la conducción de la doctora Consuelo Macías Abraham, directora de la referida institución, quien respondió a Granma el siguiente cuestionario.

– ¿En qué consiste el ensayo clínico que se ejecuta en el IHI?

–Se trata de emplear células madre adultas en el paciente convaleciente de la COVID-19 con lesiones pulmonares demostradas. Hemos podido incluir en el estudio a enfermos clasificados en su hospitalización como graves y críticos, que presentaron síntomas respiratorios agudos. En ellos ha podido apreciarse la permanencia de lesiones inflamatorias o fibróticas, secuelas de la infección por el nuevo coronavirus, detectadas mediante la Tomografía Axial Computadorizada (TAC), de alta resolución.

«El paciente es visitado en su hogar para explicarle en qué radica la investigación. Una vez obtenido su consentimiento es trasladado al ihi, donde se le hace una evaluación integral clínica y de laboratorio, que incluye pruebas funcionales respiratorias.

«Luego es enviado al Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología (INOR) para realizar la tac a fin de buscar si existe alguna lesión.

«Tras evaluar el caso de manera integral por un equipo multidisciplinario, conformado por inmunólogos, neumólogos e imagenólogos, se decide la aplicación del tratamiento con células madre».

–Qué tipo de células madre son empleadas?

–Cuando el paciente es incluido en el estudio, comienza el tratamiento mediante la inyección del Factor Estimulador de Colonias Granulocíticas, ior Leukocim, producto fabricado en el Centro de Inmunología Molecular, para lograr la movilización de las células madre desde la médula ósea a la sangre periférica.

«Este producto tiene seguridad y eficacia demostrada en su uso, con este mismo fin, para el trasplante hematopoyético. Posteriormente, se extrae la sangre del paciente y se separan y concentran las células mononucleares.

«Dentro de este pool celular figura la célula madre hematopoyética y otras no hematopoyéticas, también procedentes del estroma medular, que incluyen a las llamadas mesenquimales y otras muy pequeñas denominadas vsels, que tienen propiedades inmunorreguladoras y  favorecen la desaparición de las lesiones y la reconstitución del  tejido pulmonar.

«Las células son infundidas por vía endovenosa. Al paciente lo evaluamos al mes y luego, de nuevo, a los seis meses, para conocer la eficacia clínica de esta terapia celular».

–¿Qué resultados esperan obtener con el tratamiento?

–El propósito es eliminar o disminuir las lesiones inflamatorias intersticiales o fibróticas pulmonares posteriores a la infección y prevenir el avance  de la enfermedad, mejorando la calidad de vida. Con este tratamiento se beneficiarán todos los pacientes cubanos graves y críticos, que tengan lesiones pulmonares demostradas. Ya hemos tratado pacientes de La Habana y se comenzaron a captar de otras provincias.

–¿Cuál sería el significado de este aporte para la Salud Pública del país?

–Sin duda, representaría un nuevo logro de la ciencia cubana, al permitir extender este tratamiento a otras enfermedades pulmonares crónicas, como la Enfermedad Obstructiva Crónica y la Fibrosis Idiopática, entre otras.

«Asimismo,  se abrirían nuevos horizontes en la aplicación de la terapia celular en Cuba».

–¿Podría explicar qué significa el término Medicina Regenerativa y cuándo comenzó su desarrollo en nuestro país?

–La Medicina Regenerativa es una disciplina biológica, que sustituye o regenera células, tejidos u órganos con la finalidad de restaurar o establecer una función normal. Se desarrolla mediante la terapia celular, factores solubles bioactivos, el trasplante génico y la ingeniería de tejidos.

«Su desarrollo comenzó en el año 2004, al constituirse un grupo de trabajo  dirigido por el doctor en Ciencias Porfirio Hernández Ramírez, en el Instituto de Hematología e Inmunología. Posteriormente, se extendió a diferentes hospitales del país y especialidades para el tratamiento de diversas enfermedades crónicas no transmisibles, a fin de mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes con escasas opciones terapéuticas».

–¿Ha sido utilizada en el mundo la terapia celular contra la infección causada por el virus SARS-COV-2?   

–En China, durante la epidemia, varios pacientes se trataron con células obtenidas del cordón umbilical y se divulgó la evidencia científica de la mejoría de un paciente grave, que fue tratado con células madre mesenquimales.

«Otros países han divulgado su uso aún no publicado científicamente. Este enfoque terapéutico se basa en el creciente número de ensayos clínicos basados en el uso de células mesenquimales en patologías pulmonares.

«Hasta diciembre de 2019, casi el 60 % de los ensayos clínicos en enfermedades pulmonares se realizaron con células madre mesenquimales, obtenidas de la médula ósea, y el 40 % restante con células madre perinatales, según datos estadísticos internacionales.

«Debo destacar que en el caso de Cuba, el ensayo marca el inicio de la atención del paciente recuperado en el sistema nacional de Salud, incluido el nivel primario, con un estudio integral de primer nivel y la posibilidad de realizar interconsultas con otras especialidades.

«Igualmente, la infraestructura y la organización del Minsap hacen posible investigaciones aplicadas de innovación tecnológica, como la que hacemos a través del uso de las células madre adultas».

Publicado el 22/05/2020 en Variado. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: