#2Jun COVID-19 e hipertensión arterial, consejos para la salud

Se calcula que alrededor de 1130 000 000 de personas en todo el mundo sufren de hipertensión arterial, un trastorno de la salud grave capaz de aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Los hipertensos también tienen el doble de riesgo de morir del coronavirus cuando se comparan con los pacientes que no sufrían de hipertensión. Y aquellos que no tomaban medicamentos para controlarla tenían un riesgo incluso más alto.

DATOS QUE CONFIRMAN

En un estudio, investigadores de China e Irlanda analizaron los datos de una serie de pacientes con la COVID-19. Alrededor de un 30 por ciento de esos pacientes tenían antecedentes de hipertensión. La investigación pudo comprobar que un 4 por ciento de los pacientes con hipertensión fallecieron, frente a un 1 por ciento de los demás pacientes, según resultados aparecidos en una revista médica europea. Y entre los que no tomaban medicamentos para su hipertensión, un 8 por ciento murieron en comparación con un 3 por ciento de los que sí tomaban antihipertensivos. Aunque este estudio solo encontró una asociación y no pudo probar causalidad, es importante que los pacientes con hipertensión arterial se den cuenta de que tienen un riesgo más alto de fallecer de COVID-19. Por eso deben cuidarse bien durante esta pandemia, pues además del riesgo para ellos, necesitarán más atención si se infectan del coronavirus.

UN REPASO NECESARIO EN ESTOS MOMENTOS

La COVID-19, a pesar de su incidencia, es una afección capaz de prevenirse. No obstante, es bueno volver a repasar cómo medir correctamente los niveles de presión arterial y qué factores se deben tener en cuenta para mantenerla bajo control.

¿QUÉ ES LA PRESIÓN ARTERIAL?

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Se mide en milímetros de mercurio (mmHg), teniendo en cuenta la actividad del corazón. Dicha actividad se expresa a través de dos cifras: el valor más elevado o la máxima corresponde a la presión sistólica, que refleja la cantidad de tensión dentro de las arterias cuando el corazón se contrae. El valor menor o la mínima indica la presión diastólica, que manifiesta la presión dentro de las arterias durante la fase de reposo entre latidos.

Para confirmar un diagnóstico de hipertensión arterial se deben tomar mediciones dos días distintos y en ambas lecturas el equipo tiene que indicar que las cifras se encuentran elevadas.

¿Y CÓMO SE DEBE MEDIR LA PRESIÓN ARTERIAL?

Para lograr lecturas precisas cuando controles tu presión arterial en casa debes tomar ciertas medidas como es sentarte cómodamente, erguido, con la espalda apoyada al respaldo del asiento, las piernas sin cruzar y los pies apoyados en el piso, manteniendo el antebrazo a la altura del corazón; si es necesario puedes apoyarlo en una almohada o cojín para nivelarlo. No debes realizar ejercicio, beber cafeína o fumar durante los 30 minutos previos a tomar la presión arterial.

Una vez colocado el brazalete se debe colocar entre el brazo y el brazalete el disco del estetoscopio y usar los auriculares del mismo orientados hacia adelante, sosteniendo el reloj medidor en la palma abierta de la mano que tiene el brazalete, para poder verlo bien.

Se comienza a bombear aire con la otra mano apretando la pera de goma conectada al tubo elástico hasta que el reloj indique que fue superado por 30 puntos la presión sistólica habitual. En ese momento se deja de apretar y se gira la perilla de la pera hacia detrás de forma tal que salga el aire lentamente del brazalete. Simultáneamente se observa el reloj, y cuando se escuche el primer latido indicará la presión sistólica y cuando se dejen de escuchar, indicará la presión diastólica.

LA IMPORTANCIA DE LOS VALORES DE LA PRESIÓN ARTERIAL

La mayoría de las personas tiene la llamada hipertensión esencial o primaria, es decir, que no tiene un diagnóstico reconocible. Aunque este tipo de hipertensión puede afectar ambos valores de medición, principalmente en adultos de la tercera edad, es más común que solo altere la presión sistólica.

Eso es debido a que, a medida que se envejece, las arterias tienden a volverse más rígidas y menos elásticas e incapaces de adaptarse al tránsito sanguíneo.

Sin embargo, muchos pacientes tiendan a prestar más atención a la presión sistólica, a pesar de ser muy importantes ambos valores.

Aunque la mayoría de las investigaciones indican que existe un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular relacionada con la presión sistólica cuando está elevada, también existen evidencias en estudios, que involucraron a millones de personas, que muestran que la presión diastólica al estar alta puede afectar la salud cardíaca, independientemente de la lectura sistólica.

Publicado el 02/06/2021 en Salud y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: