Ileana Ros Lehtinen: contra todas las banderas

Ileana Ros

Por Ramón Bernal Godoy.

En el habitual y mañanero vicio de consultar informaciones, chismes y mensajes que me aproximen al mundo en que vivo y al día en que amanezco, pensé imposible encontrar nuevos o peores absurdos de esas personas que caracterizadas por un ideal conservador y de derecha –cual no es un delito, sino un modo de pensar- pasaron desde hace mucho el límite de lo legal para mentir, manipular, desinformar y difamar sobre Cuba.

Pero nada es absoluto y debo reconocer que me apresuré, debí saber que cuando se trata de congresistas republicanos de origen cubano como Ileana Ros o ultraconservadores como Bob Goodlatte cualquier cosa es posible, incluido ir contra la esencia del ordenamiento jurídico y constitucional de la nación norteamericana para desacreditar o poner en problemas a su propio Gobierno.

Sigue leyendo

Nació Gema!!! (+ Fotos)

Arleen Rodríguez Derivet/Cubadebate

Fue Adriana quien respondió el teléfono. Su voz, medio ronca, medio cortada, a pesar del notable entusiasmo, no me parecía posible. Miré el reloj y marcaba exactamente las doce del día, del mismo día 6 que la tradición nombró de Reyes y al que ella despertó muy temprano, lista para la cesárea que a las 8 y 30 de la mañana trajo al mundo a su hija Gema, de 7,7 libras. Pero era ella, serena, suave y firme, declarándose “bien, bien”, a pesar de las pocas horas transcurridas desde la cirugía. No hay la mínima tensión. La alegría se puede tocar a través del teléfono.

Ella ríe cuando habla él. Siempre fue así, pero ahora parece tan natural como inevitable. La felicidad humana no tiene mejor modo de expresarse. Gerardo es un cascabel. Y se declara “contentísimo, super emcionado…nunca imaginé una felicidad así”. No hace falta estar en la habitación para saber que mira a Adriana y a Gema con la misma ternura que le ganó la admiración de toda Cuba, cuando tomó con sus dos manos el hermoso rostro de su muchacha, en el regreso a la Patria. Ahora, conmovido, comenta que “ella está un poco adolorida y hoy no tendremos visita para que descanse. Pero ya verán las imágenes.” Él estuvo todo el tiempo y sí, tomó las primeras fotos de su hija. Mientras nos llegan, es lo que puedo contarles. Sigue leyendo