Validan en Cuba derechos de menores con síndrome de Down desde el arte

Por  Yenli Lemus Dominguez

La permanencia de Mariam Melisa Pedroso Betancourt en Por una sonrisa, proyecto comunitario de esta ciudad, reafirma el respeto a los derechos de los niños con síndrome de Down en Cuba, y valida a las artes como incentivo de la calidad de vida humana.

La infante de 11 años de edad -que nació con alteraciones cromosómicas- se incluye junto a su hermana menor María Carla entre las fundadoras del taller que a inicios del año 2013 surgió ante necesidades identificadas por instructores de arte de la Brigada José Martí, en el consejo popular Naranjal. Sigue leyendo