El pasajero 74.

Nancy Uranga A la izquierda Nancy Uranga durante los Juegos Panamericanos de México en 1975.

Victor Manuel Blanco/Periódico Guerrillero

Los abuelos no pudieron conocerle, la madre tenerle en brazos o su padre malcriarle pues el odio le arrebató la vida aun cuando no sabía que la tenía. No pudo sentir tampoco bajo sus pies, el terreno angosto de la localidad de Cuatro Vientos, en Bahía Honda, corretear con sus primos o asistir a la escuela.

No tuvo ni siquiera nombre, pues era apenas un pequeño embrión cuando aquel 6 de octubre de 1976 en la costa de Barbados sobre el mar Caribe, el avión que transportaba a su progenitora, Nancy Uranga Romagoza y otros 72 pasajeros, estalló en pleno vuelo. Sigue leyendo