Archivo del sitio

EE.UU. entrena becarios para guerra suave en Cuba.

FNCA + becas

La Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) vuelve a las andadas. En realidad nunca se ha apartado de la industria de la contrarrevolución. Si hay dinero para financiar actividades subversivas contra Cuba, Jorge Mas Santos se anota. En la coyuntura no se trata de planes de magnicidio, sabotajes o acciones terroristas en la isla, como las que la FNCA protagonizó en el pasado. Su actuación ahora es menos letal: capacitar y formar jóvenes cubanos como líderes opositores mediante las técnicas de la llamada “guerra suave”. Lee el resto de esta entrada

Senadores buitres fabricando títeres para Cuba.

 

senadores buitre

Tomado de La Santa Mambisa

Por: Percy Francisco Alvarado Godoy

El intensivo curso de seis meses para fabricar presuntos “nuevos líderes” para Cuba ha culminado, como resultado de una beca promovida por la Fundación de los Derechos Humanos en Cuba –tapadera de la FNCA-, así como el Miami Dade College, en un programa denominado “Somos un solo pueblo”.

Luego de haber recibido diversas materias, que no excluyeron las más novedosas técnicas sobre subversión y guerra sucia, los pupilos de la contrarrevolución visitaron Washington D.C. para entrevistarse con dos de los máximos representantes de la ultraderecha anticubana en el Congreso: Bob Menéndez y Marco Rubio. Lee el resto de esta entrada

Contrarrevolución y transparencia: Aceite y agua

Por: María Carla González 

Los continuos y crecientes escándalos de corrupción que rodean a la “disidencia cubana”, han contribuido a iniciar la práctica de reportar en informes públicos la distribución y los gastos de las organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en Cuba y sus patrocinadores en el exterior.

El primero en rendir cuentas ha sido La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), filial de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). En su Informe de 20 páginas, la FHRC reporta las “actividades” realizadas en Cuba, las organizaciones involucradas en las mismas y los gastos incurridos. ¡Tremenda transparencia! …O más bien ¿cinismo y desconfianza? Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: