The New York Times: Nueva crisis de la migración cubana.

Wiliam M. LeoGrande/The New York Time

El callejón sin salida creado en las últimas semanas, en la cual han quedado atrapados cientos de emigrantes cubanos en la frontera de Costa Rica con Nicaragua, mientras intentaban llegar a los Estados Unidos, es muestra fehaciente de que la política migratoria de Washington hacia Cuba ya no es sostenible.

De no cambiarse, podría generar una crisis similar a la del puente marítimo del Mariel en 1980 o la crisis de los balseros en 1994 —si es que ya no ha comenzado a producirse.

La actual política, basada en los acuerdos migratorios negociados con La Habana en 1994 y 1995, compromete a los Estados Unidos a admitir por lo menos a 20 000 inmigrantes legales cubanos cada año, y devolver a los emigrantes cubanos que sean interceptados en el mar en su intento por entrar ilegalmente a los Estados Unidos.

Sigue leyendo

!Qué país más raro!, los incidentes censurados de la embajada de Ecuador en Cuba.

Roberto Morejón/Visiones desde Cuba

La gente se concentra para reclamar, rodea una embajada, comienzan los gritos, las agencias internacionales y el periodismo independiente anuncian que cientos de cubanos protestan, la prensa nacional no dice nada.

Llega la policía, una patrulla primero, un camión después. Arriban más personas para reclamar, pero no hay gases lacrimógenos, ni escudos antimotines. El gobierno pone baños portátiles, garantiza agua y alimentos. La policía explica, pregunta si entendieron, los concentrados afirman, la policía les manda un abrazo grande. Sigue leyendo

¡Alerta Costa Rica! Planes en marcha para crear incidente en embajada cubana.

Percy Francisco Alvarado Godoy/Descubriendo Verdades

Fuentes confiables me han comunicado que representantes de grupos extremistas radicados en Miami se están trasladando hacia Costa Rica en las últimas horas con el objetivo de de estimular y crear desórdenes e incidentes contra la sede diplomática cubana en ese país, con vistas a aumentar las tensiones actuales con respecto a la crisis migratoria de los cubanos concentrados en ese país.

Son varios los involucrados en esta conspiración. Por un lado la Fundación Nacional Cubano Americana, el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, así como otros representantes de la mafia anticubana en el Congreso, están realizando gestiones tras bambalinas para manipular el tema de los migrantes cubanos en ese país, con vistas a crear incidentes diplomáticos entre varias naciones centroamericanas, así como afectar directamente el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los EEUU. Todo se resume a ganar visibilidad mediática y entorpecer las conversaciones sobre temas migratorios entre ambas naciones. Sigue leyendo

¿Qué tendrán que ver la droga y el terrorismo con los cubanos en Costa Rica?

ElSextoRicardo Estévez.

Resulta ser que ahora han comenzado a aparecer varios personajes de la fauna contrarrevolucionaria, jugando el papel de “salvadores humanitarios” de los más de 1000 cubanos que se encuentran, en estos momentos, en la frontera de Costa Rica con Nicaragua. Nada, que en su afán de atacar y desacreditar al gobierno cubano, manipulan todo cuanto esté a su alcance, es así como han acudido Costa Rica como escenario principal de sus provocaciones.

Claro que nada de esto es por inspiración propia, cada acción tomada o palabra dicha está claramente aprobada por el tinglado de las organizaciones extremistas de Miami, quienes mueven verdaderamente los hilos de estas marionetas, subvencionados por el Gobierno de los EE.UU. (máximo responsable de esta situación).

De tal manera estas acciones responden a intereses superiores, lo demuestra cómo se han articulado todos los actores de la contrarrevolución, residentes en el exterior y en Cuba, en función de esta campaña mediática. Sigue leyendo

La FNCA y los cubanos en Costa Rica.

Juana Carrasco Martí/Juventud Rebelde

El oportunismo ha llevado a una vieja agrupación contrarrevolucionaria, la Fundación Nacional Cubano-Americana, a meter baza en el asunto. Salido de las sombras, Jorge Mas Santos, —el delfín de Mas Canosa, el hombre de la CIA—, dice desde Miami que trabaja con el Gobierno de Estados Unidos para elaborar una estrategia que le permita llevar a los cubanos —que andan ahora como ilegales por Sudamérica y Centroamérica— a Estados Unidos.

Una vez más se darían la mano para estimular las salidas ilegales hacia un país donde la visa, gracias a la política de pies-secos pies-mojados y a la Ley de Ajuste de noviembre de 1966, dejó de ser un trámite necesario para ser recibidos los de la Isla. Solo hacía falta la afirmación de que estaban contra la Revolución o contra el socialismo, el comunismo, o que eran perseguidos políticos, lo que hizo en su momento que desapareciera del vocabulario la categoría de «emigrantes» para designar a los ciudadanos cubanos, y fueran calificados de «exiliados». Sigue leyendo

Migrantes cubanos: una mentalidad se desvanece.

René Vázquez Díaz/La Pupila Insomne

Como un punzón afilado por la Historia, el caso de los migrantes cubanos agrupados en Costa Rica desinfló, de un trágico pinchazo, el globo de la excepcionalidad de los cubanos que emigran de su país. Empujados por el temor (fundado) de que el diálogo de igual a igual que sostienen Cuba y Estados Unidos entraña un formidable desafío a Ley de Ajuste Cubano, unos 4000 compatriotas se lanzaron a atravesar Centroamérica para llegar a tiempo a Estados Unidos. En este momento, cuando Ecuador decide exigir visas a los cubanos, se puede constatar lo siguiente: Sigue leyendo

Cubanos en Costa Rica: el telón de fondo (Parte I)

52794-caricaturas-m
Aymara Vigil/Razones de Cuba

La situación de los cubanos que desde hace más de 15 días se encuentran en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua como tránsito hacia Estados Unidos, acapara la atención internacional. Pero, ¿qué hay realmente detrás de toda esta situación?

Para nadie es un secreto que estos cubanos salieron legalmente de Cuba hacia otros países de Latinoamérica, cumpliendo las regulaciones migratorias vigentes. Sin embargo, para Washington y los grandes medios de la prensa internacional, todo el que decide realizar su proyecto de vida fuera de la Isla no es un emigrado, sino que, por el simple hecho de vivir en un país socialista, se convierte automáticamente en un perseguido por sus ideas políticas. Mientras, parecen omitir deliberadamente que, con la promulgación de la Ley de Ajuste Cubano en otro intento por desestabilizar a nuestra nación, Estados Unidos confirió un trato privilegiado a todos los que abandonaran Cuba y pisaran suelo estadounidense.

Cubanos-en-Costa-Rica.-Foto-tomada-de-La-Nacion-de-Costa-Rica.
La Ley de Ajuste Cubano estimula a abandonar el país de forma ilegal poniendo en peligro sus vidas bajo la ilusión del sueño americano.

Esta Ley de 1966, creada por el Congreso, amparaba a los supuestos refugiados cubanos que llegaban, con el propósito de facilitar la legalización de quienes decían ser perseguidos políticos. Casi 50 años después, ya derrumbado el muro de Berlín y desintegrada la URSS, nada cambió. Los cubanos pueden ingresar a Estados Unidos sin visas ni verificaciones de antecedentes penales; son el único grupo de migrantes en el mundo que al arribar a ese país son considerados refugiados políticos elegibles para asistencia social y otro tipo de ayudas; son los únicos que luego de un año y un día pueden obtener la residencia permanente y, sin comprometer su estatus migratorio, pueden regresar a Cuba antes de convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Para colmo de males, en medio de una escalada contra Cuba, cuando el tema migratorio bilateral parecía ordenarse tras los acuerdos de 1994, apenas un año después, el Gobierno estadounidense implementó la política de “pies secos, pies mojados” que establecía que los cubanos capturados en el mar fueran devueltos a Cuba, pero quien tocara tierra sería acogido bajo la protección del status de refugiados políticos. Se trata de un estímulo a la emigración ilegal, privilegios que no disfrutaban, ni disfrutan, los emigrados de ninguna otra nacionalidad.

Una experta en temas vinculados a Cuba, Vicki Huddleston, excoordinadora de Asuntos Cubanos en el Departamento de Estado entre 1989 y 1993 durante la Administración del republicano George H. Bush y exjefa de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana entre 1999 y 2002, durante la Administración del demócrata William Clinton, se pronunció al respecto en The New York Times: “Bajo una política informal conocida como “pies mojados, pies secos”, los cubanos capturados en las aguas entre Cuba y los Estados Unidos son enviados a casa o a un tercer país, mientras que los cubanos que llegan a las costas de Estados Unidos se les permite quedarse. Esta política tiene que ser rescindida —una acción que puede ocurrir a través de una orden ejecutiva— para fomentar la migración segura y ordenada y para salvar vidas”.

VICKI

En su reciente artículo “De ninguna manera debe favorecerse el tráfico ilegal de personas”, el intelectual cubano Rolando López del Amo, escribió una frase elocuente sobre este fenómeno: “Las contradicciones de la política de los Estados Unidos hacia Cuba hacen que un ciudadano cubano al que el gobierno de los Estados Unidos le ha negado visa de entrada por las vías normales, sea aceptado como residente en ese país si ingresa a él clandestinamente. El resto de los latinoamericanos que arriben ilegalmente, son apresados y expulsados del país. Si los Estados Unidos adoptaran una ley de ajuste latinoamericana, los territorios arrebatados a México en el siglo XIX se repoblarían de los descendientes de sus ancestros”.

Si estos beneficios que se confieren solo a los cubanos fueran ofrecidos a emigrantes de otras nacionalidades, el territorio norteamericano sería ocupado en cuestiones de días por una avalancha; sin embargo, aun cuando se empeñan en vender la imagen de que los de la Isla huyen despavoridos hacia suelo estadounidense, estadísticas del Centro de Investigaciones Pew, con sede en Washington, muestran que en el 2010 el mayor por ciento de emigrantes los aportaban México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y República Dominicana. Estos países, contradictoriamente, no cuentan con una Ley de Ajuste.

México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y República Dominicana son los países que aportan el mayor por ciento de emigrantes a Estados Unidos.

Datos del último censo realizado en Estados Unidos evidencian otra verdad innegable: los mayores procedentes de titulares de la green card son, en este orden: mexicanos, chinos, indios, filipinos y dominicanos.

Lugar de los países

El contraste entre las facilidades otorgadas a los cubanos se hace cada vez más evidente. En entrevista con la Agencia Cubana de Noticias, el abogado norteamericano y especialista en temas migratorios, José Pertierra, aseguró que mientras el resto de los emigrantes que llegan a Estados Unidos son perseguidos —al punto de que el Departamento de Seguridad contrata prisiones privadas para encarcelarlos, lo que incluye a mujeres y niños—, los cubanos son medidos con reglas diferentes. De ahí que se cree una notable desigualdad en el trato.

jospertierraFotoBillHackwell

José Pertierra. Abogado y experto en inmigración. Tiene su bufete en Washington DC.

A tono con los intereses subversivos de la política norteamericana hacia Cuba, a los nacidos en la mayor de las Antillas se les concede la famosa green card; pero para el resto de los emigrantes la frontera con México constituye una barrera que cada vez se torna más infranqueable. Según declaraciones de Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en los últimos tres años la cantidad de emigrantes capturados en el límite fronterizo de Estados Unidos, asciende a 1 224 000.

emigrantes detenidos

Los propios congresistas estadounidenses de origen cubano reconocen que los presupuestos fundamentales para refugiar a exiliados políticos cubanos se debilitan día tras día. Un artículo de El Nuevo Herald de Miami, el 7 de enero de 2015, recoge la opinión del senador Marcos Rubio, aspirante a la presidencia por el Partido Republicano y exponente de la ultraderecha de Miami:

Print screen Marcos Rubio

Otros como Mario Díaz-Balart, reconocen que en el Congreso federal muchos se preguntan sobre el verdadero espíritu de la Ley de Ajuste Cubano, pues si en la Isla se persigue y reprime a las personas y, por tal razón, se les permite ingresar a Estados Unidos en carácter de refugiados políticos, entonces, cómo es qué regresan a Cuba varias veces al año sin que les suceda nada.

Un cable de Associated Press publicado en The Washington Post, el pasado 23 de noviembre, afirma que, irónicamente, el Gobierno cubano comparte la tesis de un creciente número de legisladores cubanoamericanos que consideran que la Ley de Ajuste Cubano, propia de la Guerra Fría, está siendo abusada por los inmigrantes económicos de Cuba, en lugar de ser concebida para los refugiados políticos como originalmente estaba prevista.

La prensa anticubana calla, con toda intención, que en las últimas décadas solo una ínfima parte de los cubanos que emigraron hacia Estados Unidos califica para la condición de refugiados políticos planteada por la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de la ONU y son, esencialmente, personas que anhelan el regreso de Cuba al capitalismo y trabajaban dentro de nuestro territorio nacional al servicio de un gobierno extranjero, en este caso del propio Estados Unidos, para el que servían como asalariados en un contexto de Guerra Fría.

onu1

El propio Departamento de Estado norteamericano y el Immigration and Naturalization Service atribuyen el asilo político cuando “haya persecución personal por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo determinado o bando político”. En caso de ser así, deben ser presentadas las pruebas que evidencien su categoría de personas perseguidas o en peligro de serlo en determinado momento por las razones anteriormente expuestas. Además, reconocen que la insatisfacción política per se, no justifica el otorgamiento de la condición de refugiado político.

Continuará…

“Cuba reitera su compromiso con una emigración legal, ordenada y segura”

Se mantiene el derecho a viajar establecido en Ley Migratoria vigente. Se adoptarán desde el 7 de diciembre regulaciones para los médicos especialistas.

Bandera cubanaDesde principios del mes de noviembre, se ha creado una compleja situación como resultado del arribo a Costa Rica, en números crecientes, de ciudadanos cubanos, procedentes de varios países latino­ame­ri­canos, con la intención de emigrar a los Estados Unidos.

Varios miles de cubanos que salieron le­galmente de Cuba y entraron de igual for­ma a un primer país de destino, desde donde iniciaron su recorrido irregular, se encuentran en estos momentos en una si­tuación ilegal en Centro y Sudamérica, con destino a la frontera de México con los Estados Unidos.

Esta emigración irregular se articula a través de redes de tráfico de personas que operan en la región, responsables de actos de violencia, extorsión, vejaciones y otros delitos de que son víctimas los cubanos en su intento por llegar a los Estados Unidos, después de un peligroso recorrido de no menos de 7 700 kilómetros y de cruzar ilegalmente ocho fronteras. Sigue leyendo

Cubanos en Costa Rica: Cinco preguntas.

Ramón Bernal Godoy

No pierden oportunidad los medios de derecha y un grupo de hipócritas resentidos para aprovechar cualquier situación –independientemente de lo humanitaria o corriente que sea- para cargar sus improperios contra el gobierno cubano y proponer soluciones que politizan y dañen la imagen de la emigración y la nación cubana.

Mucho se ha escrito al respecto, grandes personalidades como Silvio Rodríguez y otros periodistas y escritores han puesto al relieve un grupo imprescindibles de argumentos, sin embargo, me tomo el derecho de hacer un grupo de preguntas cuyas posibles respuestas por sí solas hablarán por mí. Sigue leyendo

Cuba: Estar en el lugar equivocado.

Cuba

Néstor García Iturbe/Radio Miami

En el día de hoy, 27 de noviembre,  recibí un despacho de la Associated Press enviado por José Pertierra, el que me permitió conocer la divulgación que dicha agencia de prensa está dándole a un incidente que sucedió en la Habana, frente a la Embajada de Ecuador, mediante un artículo titulado, Hundreds Gather in Cuba in Frustration at Ecuador Visa Rule. ( Cientos de personas frustradas se reúnen en Cuba como consecuencia de la disposición tomada con las visas)

Este incidente,  según la Associated Press, fue protagonizado por cientos de personas que mostraban su  descontento y frustración debido a la disposición tomada por Ecuador de que los cubanos, a partir del primero de Diciembre necesitaran visa para viajar a dicho país. Sigue leyendo